dissabte, 15 de febrer de 2014

Memorias de un niño evacuado a Rusia en la guerra civil

El nacionalismo asfixiante de Antonio Elorza y otros nacionalistas españolistas


15-02-2014


El nacionalismo asfixiante de Antonio Elorza 
y otros nacionalistas españolistas

El Plural



Antonio Elorza, Catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, y columnista de El País, raramente escribe un artículo sobre lo que él llama “nacionalismos” sin que los insulte. Elorza utiliza dicho término, nacionalismos, para definir a los partidos catalanes que consideran que Catalunya es una nación, partidos que (la mayoría) han derivado hacia el soberanismo, es decir, hacia el reconocimiento de que la soberanía en Catalunya debería proceder de la población catalana. Elorza, en un artículo reciente (“El péndulo catalán”, El País 20.12.13), considera que estos partidos CDC, UDC, ERC, IVC-EUiA y CUP (en su presentación de la consulta soberanista y de las preguntas de donde se intenta averiguar qué es lo que la población que vive en Catalunya desea) han mostrado unos comportamientos que democráticamente son “impresentables” (la expresión que él utiliza).

Que sean o no impresentables no es el objeto de mi atención en este artículo. Ni tampoco es mi intención defender o criticar aquel proceso (he escrito críticamente y extensamente sobre varios de los componentes del proceso). Pero sí que es mi intención presentar la enorme incoherencia democrática de Elorza que, por desgracia, considero bastante representativa del establishment españolista, basado en Madrid, que, desde la atalaya que cree le otorga estar asentado en la capital del Reino, insulta y da lecciones de democracia a todos aquellos que tienen otra visión de España distinta a la suya. Es precisamente a esta actitud que el dirigente del partido independentista ERC, el Sr. Oriol Junqueras, daba las gracias por ser una gran aliada del independentismo catalán, estimulando el rechazo en Catalunya hacia la intolerancia y la actitud antidemocrática expresada en su comportamiento.

En primer lugar, hay que aclarar que Elorza es profundamente nacionalista, con una visión excluyente de otras naciones que no sean la nación española, por lo visto, la única existente en España. Y ha expresado tal interpretación en muchos artículos en El País. Defiende una visión uninacional de España, nunca aceptando su plurinacionalidad. Este nacionalismo, transmitido y reforzado por cuarenta años de dictadura fascista, es el más fuerte y dominante en el Estado español, y su prepotencia en este Estado y en los medios de información de mayor difusión es considerado, con razón, como asfixiante por los movimientos que él llama nacionalistas, que son los nacionalismos periféricos
En segundo lugar, Elorza ha sido uno de los autores que, como Santos Juliá y Fernando Savater (incluyendo también en el pasado Javier Pradera y Javier Tusell), ha promovido más la visión de la Transición de la dictadura a la democracia como “modélica”, habiendo sido El País uno de los rotativos que más ha hecho bandera de esta visión. Y, en tercer lugar, Elorza ha sido también uno de los autores que (junto con Santos Juliá, Fernando Savater, Javier Pradera y Javier Tusell) más ha defendido en El País el marco constitucional existente hoy en España, presentado la Constitución como el resultado de un consenso entre todas las fuerzas políticas, tanto de derechas como de izquierdas, responsable de la paz democrática y bienestar de los que ha gozado España durante el periodo democrático 1978-2013.

Elorza todavía presenta hoy estos hechos como incuestionables, fruto de la madurez política del país. Por regla general, a su antinacionalismo periférico añade siempre una crítica condescendiente hacia las izquierdas que están a la izquierda del PSOE, crítica que alcanza niveles de mala leche y que parece denotar un deseo oportunista de lavar su pasado, habiendo pertenecido al Partido Comunista en una época anterior de su vida, una mala leche que intenta borrar el pasajero sarampión izquierdista que tuvo en su juventud, una situación muy generalizada entre ex comunistas en España.

La evidencia acumulada durante todos estos años, sin embargo, no avala todas estas posturas. Veamos los datos:
  1. La Transición dejó mucho de ser modélica, como señalé en mi libro Bienestar insuficiente, democracia incompleta. De lo que no se habla en nuestro país. Se hizo en términos sumamente desiguales, muy favorables a las ultraderechas que controlaban los aparatos del Estado y los mayores medios de información, difusión y persuasión del país. Las izquierdas (que habían liderado las fuerzas democráticas), sin embargo, acababan de salir de la clandestinidad. Hablar de que la Constitución era el resultado de un consenso, entre iguales, es una enorme frivolidad.
  1. La Monarquía y el Ejército condicionaron en gran medida dicha Transición, dictando componentes claves de la Constitución, tales como la declaración del Estado español como uninacional o la de asignar al Ejército (heredero del Ejército golpista de 1936) la misión de garantizar tal visión de España, sin respetar su plurinacionalidad.
  1. Todas las izquierdas españolas (tanto las socialistas como las comunistas y la mayoría de anarcosindicalistas), incluyendo las catalanas, tenían en su ADN el reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado español, y el derecho a decidir (que se llamaba autodeterminación) de cada nación dentro de España. Los documentos están ahí para el que los quiera leer. Veamos algunos de ellos. Tan recientemente como en el Congreso de Octubre de 1974 de Suresnes, el PSOE subrayaba que “la definitiva solución del problema de las nacionalidades y regiones que integran el Estado español parte indefectiblemente del pleno reconocimiento del derecho de autodeterminación de las mismas, que comporta la facultad de que cada nacionalidad y región pueda determinar libremente las relaciones que va a mantener con el resto de los pueblos que integran el Estado español” (Resolución sobre nacionalidades y regiones). Y más tarde, en el 27 Congreso del PSOE en diciembre de 1976, se aprobó que “el Partido Socialista propugnará el ejercicio libre del derecho a la autodeterminación por la totalidad de las nacionalidades y regionalidades que compondrán en pie de igualdad el Estado federal que preconizamos… La Constitución garantizará el derecho de autodeterminación”, manteniendo que “el análisis histórico nos dice que en la actual coyuntura la lucha por la liberación de las nacionalidades… no es opuesta, sino complementaria con el internacionalismo de la clase trabajadora”.
  1. Las izquierdas españolas (aunque no las catalanas) renunciaron a su ADN debido a la presión durante la Transición inmodélica del monarca y del Ejército (y de la Iglesia), máximos valedores de la España uninacional. Esto lo han reconocido varios protagonistas de aquel proceso de Transición, incluyendo el Catedrático Solé Tura.
  1. Todos los intentos que han habido hasta ahora de flexibilizar la lectura de la Constitución para reconocer dicha plurinacionalidad y el derecho a decidir de cada nación han fracasado. Como también han reconocido (en privado) varios protagonistas de aquella Transición, el Estado de las Autonomías (estableciendo el “café para todos”) era precisamente la manera de evitar tal reconocimiento.
  1. El repentino descubrimiento del federalismo por parte de las izquierdas españolas se debe única y exclusivamente al hartazgo entre grandes sectores de la población catalana hacia la insensibilidad del Estado español y sus establishments políticos y mediáticos basados en Madrid hacia el reconocimiento de que España es plurinacional. Fruto de este hartazgo es el gran crecimiento del independentismo, que ha despertado súbitamente el interés en el federalismo. El fenómeno más llamativo existente hoy en Catalunya es el elevado número de catalanes que se consideran españoles y que son de izquierdas, y que rechazan al Estado español y votarían a favor de la independencia.
  1. Si bien es cierto que treinta y cinco años de democracia en España han permitido un avance que no habían permitido periodos anteriores (la democracia es un sistema político poco conocido y experimentado en la historia de España), también los es que los datos muestran que el Estado español todavía hoy tiene enormes limitaciones, tanto en su Estado del Bienestar como en su sistema democrático. Treinta y cinco años de democracia y España continúa a la cola de la Europa social (España todavía tiene uno de los gastos públicos sociales por habitante más bajos de la UE-15, el grupo de países de semejante nivel de desarrollo al español, como documento en mi libro El subdesarrollo social de España. Causas y consecuencias) y también permanece a la cola de la Europa democrática (en 2013 la ciudadanía española fue de las que se sintieron menos representadas por las instituciones del Estado en la UE-15).
  1. Sería de esperar que, por mera coherencia democrática, las personas en España con clara sensibilidad democrática no aceptaran las limitaciones que la Monarquía y el Ejército impusieron a la Constitución española, y exigieran su cambio. Es sorprendente el silencio ensordecedor que el establishment españolista y sus portavoces (incluyendo Antonio Elorza) han mantenido durante todos estos años, en los que han estado acusando a los partidos que ellos llaman nacionalistas catalanes de “egoístas”, “insolidarios”, “victimistas” y otras definiciones insultantes que individuos como Elorza han promovido desde fórums donde se excluyen visiones críticas con su nacionalismo españolista.
Antonio Elorza tiene todo el derecho a sostener las teorías que desee y expresarlas en El País, siempre y cuando no insulte y abuse de su enorme privilegio (el de escribir en un fórum como El País), desde donde insulta a muchos a los que se niega la oportunidad de responderle. Él sabe que un artículo como este que yo firmo, no se publicaría en el mismo fórum desde donde él insulta. En realidad, y mostrando las enormes limitaciones de la democracia en España, este artículo sería vetado en los mayores medios de información existentes hoy en España. Y a esto le llaman democracia.

Vicenç Navarro. Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Compartir esta noticia:       

Recuperación, la nueva promesa de Rajoy



                
                 Recuperación, la nueva promesa de Rajoy



Periódico En lucha / Diari En lluita



“Hemos dejado atrás la recesión” afirmó el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, tras el último Consejo de Ministros de 2013, para acto seguido pronosticar: “2014 será el año del inicio de la recuperación económica”.

El 2014 también es un año de elecciones, europeas, de modo que el PP ya ha entrado en campaña electoral apelando a la idea de recuperación para ocultar todas sus políticas antisociales (reforma laboral, aborto, pensiones, IVA, etc.). Esta idea alude a la esperanza de gran parte de la población de recuperar la situación anterior a la crisis.

Sin embargo, los datos son más bien contradictorios y muestran que el pronóstico de Rajoy es más bien un espejismo, que una realidad.

¿Adiós a la recesión?
Uno de los últimos argumentos del PP es el crecimiento positivo del PIB, 0,3% en el último trimestre de 2013, que sumado al 0,1% del tercer trimestre parece que confirman su hipótesis. Técnicamente, la recesión se caracteriza por el encadenamiento de dos trimestres consecutivos de caída del PIB.
No obstante, romper la dinámica recesiva no significa que la economía haya salido de una de las mayores crisis de la historia del capitalismo, ni que vaya a recuperar los niveles previos a ella. La crisis de 1929, la crisis de 1973 o la crisis japonesa de los 90, que todavía arrastra hoy el país nipón, tuvieron una evolución clínica similar: combinaban periodos de altibajos en el crecimiento del PIB (gráfico en forma de ‘w’) con periodos de estancamiento (gráfico en forma de ‘L’).

Además, el crecimiento económico del Estado español se basó sobre todo en el sector de la construcción. Tras el hundimiento de este sector, no ha surgido ningún otro que haga de locomotora para reactivar las inversiones, la demanda y el empleo en el conjunto de la economía.

El PP sostiene que uno de los sectores claves para la recuperación serán las manufacturas orientadas a la exportación. Hace pocos meses, el gobierno apuntaló esta tesis mostrando el superávit de la balanza de pagos (relación entre exportaciones e importaciones). Aunque es cierto que las exportaciones están creciendo, la mayor parte del saldo positivo se debe a la caída en picado de las importaciones, que se han reducido en un 60% desde el inicio de la crisis. Por otra parte, se trata de un sector muy sensible a los vaivenes del mercado internacional. Por ejemplo, cuando el ritmo de crecimiento de las economías emergentes se enfría, la demanda baja y las exportaciones caen, como pasó el pasado noviembre, cuando las ventas se redujeron en un 2,2%, según el Ministerio de Economía.

El otro argumento del gobierno es la reducción del desempleo registrado. En diciembre de 2013 107.000 personas dejaron de estar en las listas de demandantes de empleo. Este dato no significa que todas estas personas hayan encontrado trabajo. Pueden haber desistido o marchado fuera del país. De hecho, los datos de ocupación, de gente que tiene trabajo, desmiente esta aparente reducción del paro. Según el INE, durante el último trimestre de 2013 se perdieron 65.000 puestos de trabajo, para un total anual de 198.900 empleos menos. Además, la población activa ha disminuido en 267.000 a lo largo del año.

La tendencia durante el gobierno del PP no apunta a la recuperación de los niveles de empleo anteriores a la crisis, más bien todo lo contrario. Entre diciembre de 2011 y diciembre de 2013 hay 1.134.000 personas ocupadas menos. El número de hogares donde nadie tiene trabajo asciende ya a 1.832.300, con un aumento en el último trimestre de 24.600.

Desigualdad y pobreza
Mariano Rajoy no fue el único en iniciar 2014 con vaticinios más que arriesgados. En su carta de año nuevo, Bill Gates, como filántropo, hacía un pronóstico: “Para 2035 ya no habrán casi países pobres”. Como empresario, Gates cerró el 2013 como la persona más rica del planeta.

Pocos días después, un informe de Intermón Oxfam señalaba que las 85 personas más ricas del mundo atesoraban una fortuna equivalente a la que posee la mitad más pobre. Si el plan de Gates y sus amigos es compartir todo su dinero con toda la humanidad, quizás se cumpla su afirmación.

El mismo informe, explicaba que en el Estado español, las 20 personas más ricas tenían un patrimonio equivalente a los ingresos del 20% más pobre de la población. Como explica en un artículo el periódico Diagonal, el 20% más rico ha pasado de ganar 5,7 veces más que el 20% más pobre en 2007 a 8,1 veces en 2012. El Estado español es el segundo país más desigual de la UE, solo superado por Letonia. La desigualdad, medida con el índice Gini, ha aumentado un 9,7% desde 2008.

Unos pocos ganan y muchos pierden. El conjunto de los bancos del Estado español se apuntaron en 2013 unos beneficios de 9.000 millones de euros, tras un 2012 en el que perdieron 17.000 millones. En este caso sí se puede hablar de una cierta recuperación, pero a costa de la mayoría de la población.

Entre 2010 y 2012 los salarios cayeron un 12%, según la fundación FEDEA. Dentro de los salarios también hay desigualdades. El sueldo de los directivos aumentó en un 7% durante 2013, mientras que el de la mayoría de trabajadores y trabajadoras se redujo en un 0,47%, según un estudio de la consultora ICSA.

La población que vive por debajo del umbral de la pobreza en el Estado español ha aumentado en un 29% desde 2007. En cifras absolutas, 2.079.000 para un total de 9.200.000 personas que sobreviven en la pobreza, según el Sindicato de Técnicos de Hacienda.

De los 6 millones de personas paradas hay 2,2 millones que no cuentan con ningún tipo de prestación. Además, conseguir trabajo no es ninguna garantía para evitar la pobreza. Un informe de la Comisión Europea señala que solo un 35% de las personas que encuentran trabajo logran salir de la pobreza. No es extraño cuando el umbral de la pobreza se sitúa en unos ingresos de 7.355 euros al año (el 60% del sueldo medio), mientras que el salario mínimo asciende a 8.460 euros al año, que serviría para salir técnicamente de la pobreza únicamente a quienes no tienen a nadie a su cargo.

Además, la pobreza tiene un componente generacional y de género, es decir, afecta más a las personas jóvenes y a las mujeres. Por ejemplo, de los 200.000 puestos de trabajo que perdió el sector público en 2012, más de 130.000 los ocupaban mujeres.

La mano visible del PP
Las consecuencias de las crisis cíclicas del capitalismo son dramáticas, pero la mano invisible del mercado no es la única responsable de esta situación. Las políticas del PP han agravado la crisis y, sobre todo, han echado todo el peso sobre las espaldas de las clases populares.

Un ejemplo, la reforma laboral ha conseguido aumentar de forma vertiginosa los despidos. En 2012, 82.800 personas perdieron su trabajo a causa de un ERE, más de un 30% respecto a 2009. Desde la entrada en vigor de la reforma del PP hasta noviembre de 2013 (21 meses) 45.000 empresas realizaron EREs, una cifra equivalente al acumulado durante los cuatro años anteriores.

Del mismo modo, las subidas del IVA, la reforma de las pensiones, los recortes en el sector público, la congelación de los salarios, etc., van en la misma dirección: recuperar los beneficios del 1% a costa del 99%.

La recuperación de la mayoría de la población pasará, primero, por recuperar las luchas y los movimientos masivos que ya echaron una vez al PP del gobierno.

Luis Zhu (@irene_grau) es militante de En lluita / En lucha



Compartir esta noticia:       

divendres, 14 de febrer de 2014

Discurs al Parlament letó en defensa de Catalunya





Subject: FW: Discurs al Parlament letó en defensa de Catalunya.

Date: Mon, 10 Feb 2014 15:16:37 +0000




  
Discurs al Parlament letó en defensa de Catalunya

Publicat: 28 gener 2014 10:39 PST

Honorable Ministre,
Benvolguts col·legues!
Hi ha un altre aspecte important que m'agradaria cridar la seva atenció en el debat d'avui sobre la política exterior.

La política exterior del nostre país ha de reflectir i respectar el principi més important de la democràcia. És el principi que ens ha permès establir el nostre propi estat de Letònia, és el principi de l'autodeterminació de les nacions. És la base jurídica fonamental, la imparcialitat inherent que va determinar que l'estat creat pels letons serà independent i lliure.

Avui, a l'Europa del segle 21, hi ha una nació que durant centenars d'anys ha confirmat la seva nacionalitat per les seves profundes arrels històriques i culturals, el seu propi llenguatge i una identitat única. Igual que les nacions bàltiques el 1989, el setembre passat aquesta nació es van donar la mà al nom d'un noble i bell somni - el seu propi estat independent. 1,6 milions de persones van formar una cadena viva de gairebé 500 quilòmetres per anunciar al món: "Volem fer realitat el nostre dret bàsic - dret a la lliure determinació de la nostra nació." Fins i tot a l'Europa del segle 21 hi ha persones que dubten d'aquests drets.

Estic parlant dels catalans, el parlament elegit democràticament ha anunciat un referèndum sobre la independència el 9 de novembre d'aquest any. La Universitat de Georgetown altament estimat ha nomenat aquest un dels esdeveniments de política exterior més importants de 2014.
Espero que tots els meus companys de feina al Saeima han rebut el llibre titulat Catalunya Calling: El món ha de saber.

És important per a nosaltres saber que l'idioma català no és un dialecte de l'espanyol, sinó que és tan diferent de l'espanyol com l'italià o el francès és. És la llengua europea més parlada novè, i la llengua materna de més de 7 milions de catalans. Els països bàltics són els més ben qualificats per simpatitzar amb l'experiència català. De la mateixa manera que hem patit sota els règims de Stalin i altres dirigents comunistes, durant el regnat del dictador espanyol Franco molts catalans van ser empresonats, executats, prohibit usar la seva llengua materna, i els seus intel·lectuals més brillants van ser forçats a l'exili.

Per tant, Letònia ha de donar suport el principi de la nació català, que espera que Europa entengui i respecti la seva voluntat democràtica per determinar el futur de la seva nació a si mateixos. Així com era crucial per a nosaltres, els letons, per saber en aquest llavors que teníem amics al món que han donat suport els nostres esforços, és igualment important avui en dia per als catalans saber que ells també tenen amics - l'estat de Letònia.

Nosaltres no els estem dient com votar, perquè això serà una de la seva elecció i només d'ells. No obstant això, hem de defensar de manera convincent el dret dels catalans a escollir.
Si voten a favor de tenir el seu propi país independent, llavors Letònia ha de reconèixer immediatament. No podem ser tan covard com molts superpotències que, lamentablement, dubtaven a reconèixer Letònia el 1991. Letònia ha de ser tan valent com Islàndia, que va ser el primer a reconèixer l'estat restaurat de Letònia. És la nostra obligació moral i la responsabilitat. El dret a la lliure determinació de les nacions va ser la base sobre la qual vam fundar Letònia, i hem d'estar al costat de la nació català sobre aquesta qüestió, fent honor a la nostra pròpia història i els pares fundadors del nostre estat.
Insto el ministre d'Afers Exteriors de Letònia a adherir estrictament a aquesta posició en la representació del nostre país a l'estranger.

Gràcies!

Imants Parādnieks

Discurs davant el Parlament de Letònia, 23 gener 2014

Elegit MP letó: Associació Nacional "Tots per Letònia" - "Per la Pàtria i la Llibertat / LNNK"
@ Paradnieks




Petició de firmes


Subject: Fwd: PETICION FIRMAS CONTRA EXPO SOBRE CRIMINAL YAGUE



---------- Mensaje reenviado ----------




  HOLA LLUM, A VER SI HAY MÁS SUERTE EN ESTA OCASIÓN.
  UN ABRAZO.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: foroporlamemoriaguadalajara foroporlamemoriaguadalajara <foroporlamemoriaguadalajara@gmail.com>
Fecha: 23 de enero de 2014, 9:45
Asunto: Fwd: PETICION FIRMAS CONTRA EXPO SOBRE CRIMINAL YAGUE
Para: 



 PETICION FIRMAS CONTRA EXPO SOBRE CRIMINAL YAGUE


ESTIMADOS COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS
OS ROGAMOS FIRMEIS Y LE DEIS MÁXIMA DIFUSIÓN A ESTA RECOGIDA DE FIRMAS



Cancele el homenaje al General franquista Juan Yagüe en un recinto municipal
El próximo 22 de abril está prevista la inauguración de la exposición 'Un hombre y el resurgir de Burgos. Yagüe' en el monasterio de San Juan, propiedad del Ayuntamiento de Burgos. La exposición busca ensalzar la figura del general franquista, uno de los mayores asesinos de la España reciente.
Desde la Federación Estatal de Foros por la Memoria y el Foro por la Memoria de Castilla y León consideramos que semejante acto de exaltación del franquismo no debe quedar sin una respuesta ciudadana democrática contundente.
El general Yagüe participó en la sublevación militar que culminó en la guerra civil española y dio paso a 40 años de dictadura.
Ha sido considerado responsable de la masacre de Badajoz, en la que fueron asesinadas unas 4.000 personas, y por la que recibió el apodo de El carnicero de Badajoz.
Pide al alcalde de Burgos, Javier Lacalle, que, por respeto a todas las víctimas del franquismo, cancele este acto de exaltación al general Yagüe en un recinto municipal. Por favor, envía tu firma ahora mismo, y ayúdanos a conseguir más firmas entre tus contactos.



-- 





-- 







-- 
------------------------------------------------------------------------------------------------------

dimecres, 12 de febrer de 2014

Una de las dos Españas hiela el corazón; la otra vive, lucha y recuerda


12-02-2014







Para E. Mayals, que se llama Elna

“Ya hay un español que quiere/ vivir y a vivir empieza,/ entre una España que muere/ y otra España que bosteza./ Españolito que vienes al mundo te guarde Dios./ una de las dos Españas/ ha de helarte el corazón”. Los versos que todos hemos cantado alguna vez del “Españolito” de Campos de Castilla, del poeta republicano socialista don Antonio Machado.

La primera España machadiana tiene muchos representantes, siempre los ha tenido. Uno que está estos días en la mente de todos: doña Cristina Federica Victoria Antonia de la Santísima Trinidad de Borbón y de Grecia, la hija de la primera autoridad del Estado borbónico. “No sé, no recuerdo, no le puedo decir nada, confiaba ciegamente en mi marido, pensaba que era una actuación dentro de la nueva economía emprendedora, tal vez sí pero no estoy segura, he firmado sin saber exactamente lo que firmaba, desconocía el origen de buena parte de nuestros ingresos, no se puede estar en todo, el amor, ay el amor,…”.

Y no sólo es ella por supuesto. Forman parte también de esa España sus abogados-entrenadores defensores, un catedrático de la Pompeu Fabra, por ejemplo, que jamás defendería a una joven del 15M o a una familia desahuciada y empobrecida de las PAH; el bufete de alto standing de don Miquel Roca i Junyent, alguien que estuvo de joven, al lado de Serra y Maragall, en los “Felipes”, tertulianos serviciales que ríen todos los malos chites borbónicos y desvían y maleducan la opinión y atención públicas,….

Son muchos y muchas. No sólo Barcelona sino también ellos tienen poder, mucho poder.
Pero hay también otra España, la que quiere vivir, la que no hiela el corazón. Rafael Guerrero [1] ha recordado a una persona que representa muy dignamente a esa Sefarad fraternal, afable, admirable, a veces olvidada, solidaria, sólida, esforzada, obrera, la España de María García Torrecillas.
María ha muerto a sus 97 años, el pasado lunes 3 de febrero, “después de haberse entregado a los demás allí donde estuvo”. En 2007 regresó a España, a Andalucía, tras “medio siglo en el exilio mexicano para recibir no sólo el cariño de sus paisanos del pueblecito almeriense de Albanchez, sino también el reconocimiento oficial del Gobierno andaluz”. Se la distinguió con la Medalla de Andalucía. Sus méritos fueron más que sobrados. En la Maternidad de Elna, en el sur de Francia, su incansable trabajo como enfermera voluntaria sirvió para salvar la vida “a cientos de niños y a sus madres, entre refugiadas republicanas españolas y mujeres judías que a duras penas podían huir del implacable acoso de los nazis”.

María partió a Barcelona a comienzos de 1936 donde estaba establecido otro hermano mayor. Hasta que se produjo el golpe militar. “De trabajar en el textil, María tuvo que adaptarse a trabajar en una fábrica de armamento para la defensa de la República. Entonces aprendió a convivir y a sortear los bombardeos de la aviación italiana, hasta que el cerco sobre la Ciudad Condal se estrechó y Barcelona cayó”. Y con la caída, la huida a Francia, los campos de concentración en las playas,… María comenta: "Eran lo peor que se puede imaginar. Allí no teníamos nada: arena, agua y alambre. Teníamos triple alambrada de púas y los gendarmes, allí parados riéndose cuando te echaban un caballo encima. Eso era el campo de concentración. Mucha miseria, mucha hambre, mucho frío y muchos parásitos que ya no sabías cómo quitártelos".

Quedó embarazada. No era aquel un escenario ideal para dar luz. Elizabeth Eidenbenz, una enfermera suiza, se lanzó a buscar recursos para montar un hospital maternal. Lo consiguió, en una antigua mansión en Elna, cerca de Perpignan. Francisco Fernández Buey nos acompañó hace años, en un viaje organizado por la Unitat Cívica de la República: Benjamin-Machado-Elna. También estuvieron, entre otros amigos y amigas, Jordi Mir, Miquel Casado y Olvido García Valdés.

De paciente, María se convirtió en activa enfermera y mano derecha de Eidenbenz. Tras el nacimiento de Felipe, su hijo, comenzó a trabajar cuidando recién nacidos y animando a las madres. "Allí no había horas. A las seis de la mañana yo ya estaba en las cunas, preparando los pañales para que a las siete las mamás empezaran a darles de comer".

Apunta RG que Elizabeth dirigía la maternidad de Elna con pulso firme y que “se apoyaba en María como su mano derecha, convertida en cómplice para jugársela engañando muchas veces a la Gestapo que perseguía sin piedad todo rastro de judías y también de rojas”. Dos años y medio estuvo María en Elna. Allí nacieron en condiciones higiénicas aceptables, casi milagrosas, alrededor de 600 niños y niñas, muchos de ellos de familias republicanas. De Cataluña y del resto de España, unidos fraternalmente.

Viajó María a México con su hijo tiempo después. Allí trabajó como enfermera en una maternidad, “donde volvería a asistir a cientos de madres españolas, y sería felicitada por la introducción de métodos de gestión ágiles y efectivos aprendidos en Francia y desconocidos en México”. Entretanto, su hijo Felipe fue escolarizado, “como un ejemplo más de la excelente acogida que el Gobierno mexicano de Cárdenas ofreció a los españoles que habían huido de la represión franquista”.

María estabilizó su vida en la capital federal. Especial mención merece, comenta RG, “el reencuentro con su hermano Juan, que había sido condenado a muerte por luchar en el Ejército republicano y que con la pena conmutada y tras haber pasado bastantes años entre rejas, recibió una autorización especial de las autoridades franquistas para cumplir una promesa y visitar el Santuario de Lourdes”. Lo aprovechó “para liarse la manta a la cabeza con su mujer y viajar a París, desde donde volaría poco después rumbo a México”.

María lamentó siempre no haber podido acompañar a sus padres en su vejez vivida “en su pueblo natal almeriense de Albanchez, ni haberlos podido abrazar antes de su muerte”. La última vez que los vio fue “cuando se despidió de ellos para irse a Barcelona con 20 años, en enero de 1936”.
¿Hay alguna calle en Barcelona, en la millor botiga del món, esa que ahora arregla el céntrico y más que sofisticado Paseo de Gracia con un presupuesto de 7,5 millones de euros, hay alguna calle, decía, que lleve su nombre?

María García Torrecillas publicó en México en 2006, a sus 90 años, un libro de memorias: Mi Exilio. “Descanse en paz este longevo ejemplo de mujer luchadora y solitaria”, concluye Rafael Guerrero. ¡Descanse en paz!

Mas otra España nace, apuntó Machado, la España del cincel y de la maza, con esa eterna juventud que se hace del pasado macizo de la tradición ilustrada y cultivada (de la “raza” escribió él en un sentido en absoluto racista). Una España redentora que no ha de ser implacable, una España que alborea sin hachas vengadoras en la mano, una España razonablemente enrabietada y con firmes, sólidas y sentidas ideas de justicia, equidad, libertad y solidaridad. La que tan dignamente representó (y alimentó) María García Torrecillas… y tan admirablemente representa el juez Castro, un servidor público que puede actuar y actúa con independencia.

¿No es posible entre todas y todos abonar y cuidar el demos de esa España republicana, federal, afable con todos, especialmente con los más desfavorecidos y vulnerables, una España sin exclusiones ni opresiones nacionales que como la otra de los años 30 renunciaría a la guerra como procedimiento de política exterior en sus relaciones con los otros pueblos de Europa, de una Europa no sojuzgada por el poder del capital y por las finalidades insaciables y antiobreras de un neoliberalismo impío y antidemocrático?

Nota:

Salvador López Arnal es nieto del obrero cenetista asesinado en el Camp de Bota de Barcelona en mayo de 1939 –delito: “rebelión”- José Arnal Cerezuela.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Compartir esta noticia:       

Infantas y progenitores



Infantas y progenitores




La Cristina me caía a mí mejor que la otra, es decir, que la… Bueno, eso, dejémoslo ahí. En su día los medios la vendieron como una joven hacendosa con su puesto de trabajo allí, en La Caixa. Pensé que podría ser como una de esas princesas noruegas que salen a hacer la compra en bicicleta, sin escolta. Pero todo era imagen. Por su despacho solo ha debido pasar para hacerse fotos y a día de hoy hasta el ratón de su ordenador es un completo desconocido para ella.

¿Y qué decir de él, de ese chavalote que despide salud y aparenta no haber roto nunca un plato, de ese noble deportista para quien lo importante no es ganar, sino competir? También parecía mejorar al otro, al Madrichalar, si bien eso tampoco quería decir mucho. Cuando se casó, el diario Egin dio la noticia en un recuadro de dos centímetros por dos reseñando: “El deportista vasco Urdangarín se casa”. Ni pío sobre su señora o su suegro. ¡Qué poca consideración! Los medios vendieron una imagen de parejita modosa y sencilla y muchos picamos. No escarmentamos ni a tiros.

La siguiente decepción me la llevé con la directora de cine Pilar Miró. La Casa Real le propuso hacerse cargo de la transmisión de la ceremonia de la boda y ella aceptó. Aquello fue algo en plan inauguración de Juegos Olímpicos y visita del Papa, todo a la vez. Sencillamente vomitivo. En mi ranking particular la pasé de la casilla “a” de personas admiradas a la de la “p” de pesebreras. Me parecía imposible que quien había dirigido “El crimen de Cuenca” se prestara ahora a estas horteras fastuosidades. La vida te da sorpresas.

Pues bien, lo de ahora está superando a lo de la boda. Hemos estado quince días en los que la noticia sobre si la infanta iba a bajar andando o en coche la rampa que conduce a los Juzgados de Palma ha sido primera noticia en editoriales, noticieros y tertulias. Ni siquiera el último tramo del paseo de María Antonieta y Luis XVI antes de ser guillotinados despertó tanta expectación en los telediarios de la época. Basura informativa, vamos.

Pero volvamos al juicio de la infanta. Para exculparla de los turbios negocios compartidos con su marido, dice su defensa que desconocía todo sobre ellos por razón de su “fe en el matrimonio” y el “amor que sentía por él”. Ella firmaba todo lo que su amantísimo Iñaki le ponía delante sin enterarse de nada, pues su amor era ciego y esa ceguera le afectaba también a la hora de rellenar la declaración del IRPF. Y al decir eso, la infanta ni siquiera se ha ruborizado, pues para eso hay que tener la sangre roja y la suya es azul.

Hace poco más de un año el prestigioso diario The New York Times (¿por qué se utiliza el adjetivo “prestigioso” para hablar de la prensa extranjera y no de la de aquí?) calculaba el patrimonio del rey Juan Carlos en unos 1.800 millones de euros, afirmando que se trataba de una “fortuna opaca”. Lo decía, más que nada, porque cuando fue nombrado sucesor de Franco, accedió al cargo con poco más que una mano por delante y otra por detrás, ya que la paga que le daba su padre no le daba para ahorrar mucho.

Para el diario, era “un secreto cómo ha amasado su considerable riqueza personal” hasta situarse en la lista mundial Forbes, de millonarios, entre las primeras fortunas reales europeas. Porque, claro está, con los escasos 8 millones de presupuesto para toda la Casa Real, llegar a los 1.800 actuales exige tener unas muy altas habilidades en el terreno de los negocios.

Como es lógico, las explicaciones que, caso de darlas, pudiera dar el propio rey para aclarar lo anterior (según la ley no está obligado a dar cuenta alguna de su patrimonio) no pueden tener mucha credibilidad. Quien en su día juró ante Dios y los Santos Evangelios “lealtad a su excelencia el Jefe del Estado –es decir, el genocida Franco- y fidelidad a los principios del Movimiento Nacional y demás Leyes Fundamentales del Reino” y después se ha autoaireado como paladín de la democracia, no resulta muy de fiar.

¿Y qué decir de quien desde 1968 ha sido presidente de honor de la ONG WWF, protectora de los animales, y no ha tenido empacho alguno en pluriociosear su cargo con la participación en safaris, en Bostwana, abatiendo elefantes africanos en peligro de extinción a 30.000 euros la pieza? Luego, claro está, como le pillaron en fuera de juego, soltó entre pucheritos aquella trabajada frase que tanto nos conmovió: “Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir”. Los de la ONG no le creyeron y le botaron de la presidencia. No era para menos.

Por primera vez en la historia de la familia real se anuncia el desglose de los ingresos públicos (sueldos más gastos) asignados a cada uno de ellos: el rey Juan Carlos, 292.752 euros; la reina Sofía, 131.739 euros; el príncipe Felipe, 146.376 euros y la princesa Letizia, 102.464 euros. Claro está, al margen de lo que se piense de estos sueldos, es evidente que con ellos no da ni de coña para que el patrimonio de uno alcance los 1.800 millones de euros. La explicación habrá que buscarla pues en las cordiales relaciones –llamémoslas así- que el monarca ha mantenido desde siempre con los grandes prebostes de la Banca española y las satrapías petroleras del Golfo Pérsico.

Tras la declaración de la infanta ante el juez Castro me he hartado de leer y oír en todo tipo de medios que su respuesta a las seis horas de interrogatorios se han resumido en una sola idea: ella tenía plena confianza en su marido y desconocía todo lo que éste hacía. En cualquier caso, si mal no lo he aprendido en la carrera de Derecho, la confianza plena en el pichurri conyugal no es eximente penal alguna. Pero igual cuela, ¡vaya vd. a saber!

De todas maneras, visto lo visto, hay una pregunta que queda en el aire. Caso de que la infanta sea declarada responsable y condenada por los delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales, ¿cuál puede ser la explicación de su conducta, el amor ciego que profesaba a su consorte o la cosa era más bien genética y le venía de casa? La respuesta está en el viento, que diría Dylan.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Compartir esta noticia:       

El documental "4F: ni oblit ni perdó"


12-02-2014

El documental "4F: ni oblit ni perdó" denuncia las detenciones irregulares del 4 de febrero de 2006 en Barcelona
Un "montaje" policial-judicial impune




Concluso y en periodo de exhibición el documental "4F: Ni oblit ni perdó", ocho años después de los sucesos, Rodrigo Lanza continúa denunciando que el 4 de febrero de 2006 fue una de las víctimas de un "montaje" policial en toda regla. "Que la verdad salga a flote, que realmente se sepa lo que ocurrió". Es lo que le mueve a presentar el documental por ateneos y centros sociales de todo el estado (esta semana en el Ateneu Llibertari de El Cabanyal, en Valencia). Según los productores del vídeo de 110 minutos, la Comisión Audiovisual del 15-M de Barcelona y la productora Metromuster, con la colaboración del semanario la Directa, el 4 de febrero de 2006 se desencadenó "uno de los casos de corrupción policial, judicial y gubernamental más grave que ha vivido la ciudad de Barcelona en los últimos años".

Ese día se celebraba una fiesta nocturna en un antiguo teatro okupado propiedad del Ayuntamiento, en la calle Sant Pere Més Baix de Barcelona. La guardia urbana controlaba los accesos al edificio. El documental relata cómo se produce, en un momento dado, una pelea entre jóvenes que accedían a la fiesta y agentes de la policía local. Desde lo alto del edificio empiezan a arrojarse objetos contra los agentes. Una gran maceta impacta en el cráneo de uno ellos (que no portaba casco), y que resultó herido de gravedad. En la calle se producen cargas y varias detenciones (a pesar de que el tiesto se lanza desde lo alto de la finca).

Juan Daniel Pintos, Álex Cisternas y Rodrigo Lanza, los tres de origen suramericano, niegan cualquier implicación en los incidentes, pero tuvieron que pechar con los cargos de atentado contra agentes de la autoridad e intento de homicidio (Rodrigo Lanza afirma que únicamente preguntó a un agente si podría cruzar la calle para tomar el metro; de inmediato, un segundo policía le golpeó en la cabeza y las costillas; Juan Daniel Pintos y Álex Cisternas fueron detenidos cuando escapaban de la carga policial).

El informe de Amnistía Internacional "Sal en la herida" (Noviembre de 2007) recoge la versión de los tres jóvenes: "Junto con otros detenidos, los llevaron a la comisaría de la policía local del distrito de Ciutat Vella. Durante el trayecto, los agentes que los custodiaban en la furgoneta los amenazaron e insultaron, y les dijeron que los matarían si algo le sucedía al agente herido. Al llegar a la comisaría, metieron a los detenidos en celdas separadas, solos. Un agente golpeó en repetidas ocasiones a Álex Cisterna en la cadera mientras le preguntaba: "¿Te duele?". Un agente de la policía local propinó a Rodrigo Lanza tres puñetazos en la cara, que le causaron lesiones en la nariz y le hicieron caer al suelo (...). El mismo agente lo golpeó con su porra en las piernas, los brazos y la espalda, le escupió y le retorció un brazo". Bofetones, golpes y comentarios de este estilo: "como te veamos por la calle te vamos a matar, sudaka". Los tres denunciaron los malos tratos policiales en el juzgado de instrucción número 18 de Barcelona.

En el Hospital del Mar, narra el documental, resultó detenida Patricia Heras, quien llevaba sólo cinco meses en Barcelona y salió ese día con un amigo (Alfredo Pestana) a conocer la ciudad en bicicleta. Después de un accidente, la ambulancia los condujo al centro hospitario. Allí fueron detenidos, únicamente "por la pinta y la estética antisistema", aseguran quienes denuncian lo ocurrido el 4F. Condenada a tres años de cárcel, Patricia era una joven estudiante de literatura que también escribía poesía. En la prisión llegó a impartir clases y se encargaba de la biblioteca. Antes, servía copas en un bar del Raval. Pasó tres meses en prisión hasta que no aguantó más. Se suicidó durante un permiso el 26 de abril de 2011. "Hay gente tan noble y tan buena que no puede vivir esta vida; crecer significa hacerte insensible; mantenerte siendo una niña como ella es digno de admirar", opina Rodrigo Lanza. (En junio de 2013 cerca de 800 personas ocuparon un cine abandonado -el "Cinema Patrícia Heras"- del centro de Barcelona, para proyectar por primera vez "4F: Ni oblit ni perdó").

Los inculpados cuestionaron desde el primer día la imparcialidad de la titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Barcelona, Carmen García Martínez, que se ocupaba tanto de los cargos contra los tres jóvenes como de las denuncias por torturas. Los ritmos y tiempos con que se han investigado ambos casos presenta grandes diferencias, sostiene la defensa de los jóvenes. Además, afirman que la juez informó a sus abogados de que consideraría sospechosas (en relación con el guardia herido) a todas las personas que se hallaban en el lugar de los hechos y no fueran agentes de policía. "A mí no me importa lo que te hayan hecho en la comisaría", cuenta Rodrigo Lanza que le espetó la jueza. O "Aunque vengan mil como tú, yo ya tengo la versión de los agentes". "¿Mató usted al policía?", preguntó a uno de sus compañeros la jueza García Martínez, que finalmente archivó las denuncias por torturas.

En enero de 2008 la Audiencia Provincial de Barcelona dictó sentencia. Condenó a tres años y tres meses de prisión a Juan Daniel Pintos y Álex Cisternas, a tres años a Patricia Heras, a tres años y tres meses a Alfredo Pestana, y a cuatro años y seis meses de cárcel, además de un millón de euros en indemnizaciones, a Rodrigo Lanza. La Audiencia Provincial de Barcelona condenó a penas inferiores (un año de prisión) a Heike Bigge, Jordi Martín Gaya, Alejandro Carrillo de Rueda y Sivia Ruedas Osuna. Finalmente el Tribunal Supremo, en una sentencia de junio de 2009, aumentó la pena de prisión a Rodrigo Lanza de cuatro a cinco años. Según el abogado Gonzalo Boyé, dos grandes vectores marcaron el proceso: "el resultado del juicio estaba preconcebido; y, por parte de políticos, policías y jueces, unos prejuicios muy fuertes contra el movimiento Okupa". "El error ha sido confiar tanto en la justicia; no pensaba que fueran tan cínicos", se lamenta Mariana Huidobro, madre de Rodrigo.

Una de las claves de lo acaecido esa noche reside en el objeto que hirió de gravedad al policía. El Ayuntamiento de Barcelona, la guardia urbana y las diferentes instancias judiciales sostuvieron que fue una piedra lanzada desde la calle. Mantuvieron, así, la coherencia argumental, dado que las detenciones se produjeron en la vía pública. Por el contrario, los procesados manifestaron siempre que la maceta se arrojó desde lo alto de la finca, lo que automáticamente los exculparía. En este punto adquiere suma relevancia el testimonio de Joan Clos, alcalde de Barcelona el 4 de febrero de 2006, quien mantuvo dos versiones diferentes sobre lo sucedido.

En unas declaraciones a Catalunya Ràdio, tras visitar al agente hospitalizado, Clos (PSC) reconoció que la tetraplejía y las heridas del agente se debieron al impacto del tiesto. Sin embargo, se desdijo de estas afirmaciones en una entrevista con la periodista Mònica Terribas, un día antes del juicio. Defendió esta vez la versión de la piedra como elemento desencadenante, y justificó su interpretación anterior por el contenido de unos informes policiales. Tras abandonar la alcaldía en 2006, Joan Clos ocupó dos años el cargo de Ministro de Industria, Comercio y Turismo. Actualmente es director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat)

Los peritos médicos de la defensa, por otra parte, destacaron como hipótesis más probable que las lesiones del agente las causara un objeto de gran masa y lanzado desde una altura considerable (la hipótesis de la maceta). Sobre las dificultades para la obtención de pruebas, el documental aporta un argumento utilizado también en su día por la abogacía de los presos: la imposibilidad de que la policía científica pudiera realizar una inspección del lugar de los hechos, ya que -como reconoció un informe de la Direcció General de Seguretat de la Generalitat de Catalunya fechado el 5 de febrero de 2006- "cuando la policía científica llegó al lugar, pudo comprobar que la zona había sido limpiada por los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Barcelona".

De todos estos impedimentos se hizo eco, en un informe de diciembre de 2006, la Comissió de Defensa dels Drets de la Persona del Col.legi d'Advocats de Barcelona. Se constata en el escrito "la denegación por parte del juzgado de instrucción y, en el momento de la admisión de pruebas, por parte del Tribunal, de la práctica totalidad de pruebas relevantes propuestas por la defensa". Por ejemplo, la negativa a tomar declaración como testigo al Joan Clos, a solicitar la aportación del informe policial al que exalcalde hizo referencia, o averiguar quién había dado la orden de limpieza del lugar de los hechos.

El 4F podía haber experimentado un vuelco cuando los agentes de la guardia urbana de Barcelona, Víctor Bayona y Bakari Samyang, fueron condenados en 2011 por la Audiencia Provincial de Barcelona (condena ratificada después por el Tribunal Supremo) a inhabilitación y más de dos años de cárcel, por un delito de torturas graves. Pudo dar un giro, que finalmente no se dio, porque "la sentencia también pone de manifiesto que los agentes simularon delito y falsearon el atestado, lo que cuestiona sobradamente la credibilidad de sus declaraciones como testigos del cargo en el caso 4F", apunta el colectivo "Desmontaje 4F". Los dos policías fueron testigos clave, según la misma fuente, para condenar a los inculpados por los hechos del 4 de febrero de 2006.

"Poxo", miembro de la Comisión Audiovisual del 15-M de Barcelona y uno de los productores del documental, ha explicado en el Ateneu Llibertari de El Cabanyal que estas denuncias "son habituales en Barcelona; hoy lo que aparece en el audiovisual continúa ocurriendo; inmigrantes, prostitutas y gente con pocos recursos, entre otros colectivos que se sabe que no van a denunciar, son las víctimas; es habitual que la guardia urbana se pasee por el Raval deteniendo a gente y torturando". Sobre el audiovisual presentado, sostiene que en Cataluña "está prohibido hablar de la cuestión". Mientras, Rodrigo Lanza se ha marchado a vivir a Zaragoza; Juan Daniel Pintos volvió a Argentina en 2012; y Álex Cisternas a Chile. Entre el silencio mediático, flota la impunidad.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Compartir esta noticia:       

La Globalización


Cronopiando
La Globalización




Temprano comenzó a sangrar el rojo. A borbotones secos suicidó sus fulgores, gota a gota, pincelada a pincelada, ante la desolación de los demás colores incapaces de evitar tanta descolorida desgracia.

El verde presenció la roja desventura y, herida de muerte la esperanza, eligió la sombra más lejana, a resguardo de cualquier remordimiento, para dejarse caer desde su altura.

El amarillo, mudo testigo de la calamidad que convocaba a todos los colores, fue incapaz de asistir impasible al verde derrame y al rojo desangrarse, vertiendo inanimado sus destellos hasta expiar la culpa de su lustre.

Tampoco el naranja logró quedarse al margen del general desplome y, enfermo de nostalgia, desanimó su brillo, apagó sus relieves y se arrojó en los brazos del olvido.

El azul, que en sus pupilas retenía la tristeza de tanto desconsuelo, no pudo preservar el derecho a su propia identidad y, entre desconcertado y afligido, clausuró sus matices y tonos para siempre.

Entonces, el violeta comenzó a llorar lágrimas rojas que velaran la sangre; lágrimas verdes que evocaran la historia; amarillas que aliviaran la noche y naranjas que anunciaran el día hasta teñir de azul pesares y lamentos. Después se despidió de pájaros y flores hundiendo su violácea condición en el silencio.

Absolutamente solo y desesperado, el añil buscó a su alrededor aquellos otros modos de ser el Arco Iris, aquellas otras gratas compañías con las que tantas lluvias y soles compartiera, y fue languideciendo al no advertirlas hasta decolorarse y extinguirse.

Así fue como el Arco Iris quedó globalizado. 

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Compartir esta noticia:       

Moriscos y Sefardíes





Moriscos y Sefardíes


judiosantisionistasenespanya.blogspot.com.es



1492 señala el final de la “Reconquista”, con la caída del último reino “moro” de Granada. Es también el final de la diversidad religiosa y cultural de la península ibérica, con la unificación de España por los Reyes Católicos, que imponen su hegemonía. En 1492 los judíos son forzados a la conversión o al exilio y los musulmanes sufren la misma suerte, con su expulsión definitiva en 1609. Pero además, 1492 es la fecha del llamado descubrimiento de América, por el cual el modelo hegemónico imperial será exportado al Nuevo Mundo, con consecuencias históricas de inmenso calado.

Para España misma, las consecuencias del modelo “una nación, una religión” se hacen sentir hasta la época contemporánea, con la referencia clara en la guerra contra la república llevada a cabo por Francisco Franco y hasta la actualidad, en la actitud hacia la diversidad de pueblos y lenguas presentes en el Estado español por parte del gobierno central.

Ahora, el gobierno del PP mediante Gallardón pretende otorgar la nacionalidad española a los sefardíes, descendientes supuestos de aquellos judíos expulsados -dondequiera que se encuentren-, tal como lo viene haciendo para filipinos y otros sujetos del otrora imperio, hijos de la Madre Patria.

¿Se trata de un gesto de reparación para con los judíos expulsados y despojados de sus bienes hace cinco siglos? ¿Es el tan esperado reconocimiento de la diversidad religiosa, cultural y étnica de la España medieval, y de sus raíces judías?

Si este es el caso, entonces ¿por qué no extender la misma medida a los descendiente de aquellos que compartieron el mismo espacio-tiempo, los musulmanes de Al-Andalus, a veces convertidos al catolicismo pero que acabaron también siendo expulsados en 1609, y que hoy se encuentran dispersos desde Siria hasta Malí, conservando algunos rasgos culturales propios, como lo es la música arabo-andalusí?

Si así fuera, sería la señal del nacimiento de una sociedad verdaderamente plural y abierta que ha superado los prejuicios contra sus minorías religiosas (fruto de cinco siglos de propaganda de la Iglesia católica) y ha decidido otorgar los mismos derechos a todos sus ciudadanos. Sería reconocer la diversidad de los pueblos que conforman el mosaico ibérico y que hoy reivindican su personalidad histórica. 

Sin embargo, sospechamos que se trata puramente de intereses económicos, y que a través del reconocimiento del hecho sefardí, es decir, siendo “amigo de los judíos”, el gobierno del PP solo quiere granjearse los favores de Israel –pues para él Israel y los judíos son una misma cosa. El trato del gobierno hacia Adelson y el proyecto “Eurovegas” son una buena ilustración de esta servil actitud.

Efectivamente, como lo saben los ciudadanos de este país, cuando la crisis azota todas las oportunidades de negocio son buenas, aunque sean negocios poco transparentes; incluso manchados de sangre, como el negocio de las armas.

Por otra parte, Israel es un país cada vez más aislado a nivel internacional, que necesita abrir mercado para su industria armamentística y de seguridad –que podría representar hasta 20% de su PIB- y necesita sobre todo recuperar su dañada legitimidad estrechando vínculos comerciales, académicos, científicos y de seguridad con la Unión Europea, y en particular con el Estado español, que le puede servir de puente para exportar a América latina. Lo que explica la ofensiva de seducción lanzada por Israel no sólo hacia el gobierno central, pero también hacia Cataluña, plasmada en la visita de Artur Mas a Israel y la firma de numerosos acuerdos bilaterales.

Al Partido Popular, heredero del franquismo, poco le importa la diversidad religiosa o de otra índole, ni los tiempos de la época dorada de Al-Andalus; más bien lo contrario: durante la guerra de Irak ha mostrado claramente su postura y sus alianzas internacionales.

Por esta razón, IJAN (Red Judía Antisionista Internacional) y sus integrantes en el Estado español, algunos de los cuales somos descendientes de aquellos judíos expulsados,

- insistimos en que no se nos identifique con el Estado de Israel, un Estado nacido de una ideología racista, colonialista y excluyente: el sionismo, que ha dado la espalda a los valores de tolerancia y humanismo que fueron los del pasado andalusí en sus momentos de máximo esplendor.

- instamos al Gobierno de España a que rompa sus relaciones con Israel hasta que éste reconozca plenamente los derechos del pueblo palestino y acate las resoluciones de Naciones Unidas sobre ese territorio, implementando las medidas adecuadas en el terreno.

Pedimos que se equiparen los derechos de los Moriscos con los Sefardíes, para el reconocimiento pleno de la diversidad del Estado español, en un gesto de reparación simbólica por los daños sufridos en el pasado.

Así se enviará un mensaje claro y fuerte hacia Europa, y hacia la orilla sur del Mediterráneo, para derribar los muros de la discriminación, del racismo y de la desigualdad, dando así el Estado español un ejemplo digno de la brillante herencia de Al-Ándalus. 




La hipocresía de Human Rights Watch



La hipocresía de Human Rights Watch




Durante más de un decenio, el ascenso de la izquierda en los gobiernos latinoamericanos ha llevado a cabo logros notables en la reducción de la pobreza, de la integración regional y a una reafirmación de la soberanía y de la independencia. Los Estados Unidos se ha mostrado hostil hacia los nuevos gobiernos de izquierda y, al mismo tiempo, ha seguido una política exterior bélica, en muchos casos abiertamente desdeñoso del derecho internacional.

Entonces, ¿por qué Human Rights Watch (HRW), a pesar de proclamarse a sí misma como “una de las principales organizaciones independientes del mundo” respecto a los derechos humanos, ha mantenido tan sistemáticamente posturas y políticas semejantes a las de los Estados Unidos? Esta compatibilidad con la agenda del gobierno de EE.UU. no se limita a Latinoamérica. En el verano de 2013, por ejemplo, cuando surgía amenazadoramente la posibilidad de un ataque unilateral con misiles de los EE.UU. a Siria (una evidente violación de la Carta de la O.N.U.), Kenneth Roth, director ejecutivo de HRW, especuló en cuanto a si sería suficiente un bombardeo meramente “simbólico”. “Si Obama decide atacar a Siria, ¿se conformará con el simbolismo o hará algo que ayudará a proteger a la población civil?”, preguntó por Twitter. John Tirman, director ejecutivo del Centro de estudios internacionales de la universidad Massachusetts Institute of Technology, con presteza denunció el “trino” como “probablemente la declaración más ignorante e irresponsable jamás dada por un importante defensor de los derechos humanos”.1

La adaptación de HRW a la política de los EE.UU. se ha extendido también a las extradiciones secretas (la práctica ilícita de secuestrar y transportar a sospechosos de todas partes del mundo para que sean interrogados y a menudo torturados en países aliados). A principios de 2009, cuando se informó que la recién electa administración de Obama iba a dejar intacto este programa, Tom Malinowski, director de cabildeo de HRW en Washington en aquel entonces, sostuvo que “en determinadas circunstancias hay un papel legítimo” de las extradiciones secretas y recomendaba paciencia: “quieren diseñar un sistema que no traiga como consecuencia el envío de personas a calabozos extranjeros para torturarlas”, dijo; “sin embargo, el diseño de ese sistema va a tomar un tiempo”.2

No extendió HRW la misma consideración a Venezuela, el enemigo de facto de los Estados Unidos, cuando en 2012, José Miguel Vivanco, director de HRW Americas, y Peggy Hicks, directora de defensa mundial de derechos, escribieron una carta al presidente Hugo Chávez alegando que su país no cumplía con los requisitos para participar en el Consejo de Derechos Humanos de la O.N.U. Sostenían que los miembros del Consejo deben mantener los más altos criterios para el fomento y protección de los derechos humanos, pero que, desgraciadamente, “Venezuela actualmente está muy por debajo de los estándares aceptables”.3 Teniendo en cuenta el silencio que guardó HRW respecto a la afiliación de los EE.UU. al mismo Consejo, uno se pregunta cuáles son exactamente los estándares aceptables de HRW.

Uno de los factores subyacentes de la conformidad general de HRW con la política de los Estados Unidos quedó en claro el 8 de julio de 2013, cuando Roth utilizó Twitter para felicitar a su colega Malinowski por su postulación al cargo de subsecretario de Estado para la democracia, los derechos humanos y el trabajo (DRL, por sus siglas en inglés). Malinowski estaba preparado para avanzar los derechos humanos en su calidad de funcionario de política exterior de alto nivel para una administración que convoca semanalmente reuniones conocidas con el nombre de “Martes del terrorismo”. En estas reuniones, Obama y los miembros de su cuerpo administrativo deliberan sobre la ejecución de asesinatos extrajudiciales alrededor del planeta mediante el uso de aviones telecomandados, aparentemente utilizando una “lista de asesinatos” secreta que ha incluido a varios ciudadanos estadounidenses, así como a una jovencita de 17 años de edad.4

El ingreso de Malinowski al gobierno fue, en realidad, un reingreso. Antes de HRW, se había desempeñado como redactor de discursos para la secretaria de Estado Madeline Albright y para el Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca. También se había desempeñado como asistente especial del presidente Bill Clinton, cargos todos que incluyó con orgullo en su biografía en HRW. Durante su vista de confirmación ante el Senado el 24 de septiembre, Malinowski prometió “profundizar el consenso bipartidista respecto a la defensa de la libertad que los Estados Unidos lleva a cabo en todo el mundo” y prometió a la Comisión de Relaciones Exteriores que sin importar adónde condujera el debate en los Estados Unidos sobre Siria, “el mero hecho de que ahora lo tenemos muestra lo excepcional que es nuestro país”.5

Ese mismo día, Obama se paró frente a la Asamblea General de la O.N.U. y declaró: “es posible que algunos no estén de acuerdo, pero yo creo que Estados Unidos es excepcional”. Suponiendo que por “excepcional” Obama quiso decir excepcionalmente benévolo, una de los que estuvieron en desacuerdo fue la presidenta brasileña Dilma Rousseff, quien había iniciado su intervención en el mismo estrado vilipendiando la “red mundial de espionaje electrónico” de Obama, la que ella consideraba como una “falta de respeto a la soberanía nacional” y como una “grave violación de los derechos humanos y civiles”. Rousseff contrastó el comportamiento desvergonzado de Washington con su caracterización del Brasil como un país que ha “vivido en paz con nuestros vecinos por más de 140 años”. El Brasil y sus vecinos, sostuvo, han sido “democráticos, pacíficos y respetuosos del derecho internacional”.6 El discurso de Rousseff materializó la amplia oposición de Latinoamérica al excepcionalismo de los EE.UU. y, por lo tanto, clarificó la relación mutuamente antagónica de la izquierda con HRW.


La trayectoria de Malinowski es sólo un ejemplo de un panorama mayor. La cultura institucional de HRW está condicionada por los estrechos vínculos que mantienen sus dirigentes con varias ramas del gobierno de los EE.UU. En su biografía en HRW, Susan Manilow, vicepresidenta de la Junta Directiva de HRW, se describe a sí misma como “una vieja amiga de Bill Clinton” que ayudó a administrar las finanzas de su campaña. (HRW una vez firmó una carta a Clinton que abogaba por el enjuiciamiento del presidente yugoslavo Slobodan Milošević por crímenes de guerra; HRW no hizo el intento por responsabilizar a Clinton de los bombardeos de la OTAN que causaron la muerte de civiles, pese haber llegado a la conclusión de que habían constituido “violaciones del derecho internacional humanitario”.)7 Bruce Rabb, asimismo miembro de la Junta Directiva de Human Rights Watch, anuncia en su biografía que “se desempeñó como asistente del personal del presidente Richard Nixon” de 1969 a 1970: el período en que esa administración arrasó con bombas, secreta e ilegalmente, a Camboya y Laos.8

El Comité Asesor para la división de HRW Americas se ha jactado incluso de la presencia de Miguel Díaz, un ex funcionario de la Agencia Central de Inteligencia. Según su biografía en la Secretaría de Estado, Díaz se desempeñó como analista de la CIA y también brindó “supervisión de las actividades de información secreta de los EE.UU. en Latinoamérica” para la Comisión especial permanente sobre información secreta de la Cámara de Representantes.9 A partir de 2012, Díaz se concentró, al igual que lo había hecho una vez para la CIA, en Centroamérica para el DRL de la Secretaría de Estado, el mismo organismo que ahora será supervisado por Malinowski.

Otros afiliados a HRW tienen similares antecedentes cuestionables: Myles Frechette, miembro actual del Comité Asesor de la División para las Américas, se desempeñó como representante comercial asistente de EE.UU. para Latinoamérica y el Caribe de 1990 a 1993 y, luego, como embajador de los EE.UU. en Colombia de 1994 a 1997. Posteriormente, Frechette se desempeñó como director ejecutivo de un grupo “sin fines de lucro” conocido con el nombre de North American-Peruvian Business Council [Consejo empresarial peruano-norteamericano] y defendió los intereses de sus financistas ante el Congreso. Su organización recibió financiación de corporaciones como Newmont Mining, Barrick Gold, Caterpillar, Continental Airlines, J.P. Morgan, ExxonMobil, Patton Boggs y Texaco.10
Michael Shifter, quien también es miembro en la actualidad del Comité Asesor de HRW Americas, dirigió el programa de Latinoamérica y el Caribe para la National Endowment for Democracy (NED), una entidad semigubernamental cuyo ex presidente interino, Allen Weinstein, dijo al diario The Washington Post en 1991 que “mucho de lo que hoy hacemos lo hacía la CIA en secreto hace 25 años”.11 Shifter, en su calidad de actual presidente de un centro de políticas conocido con el nombre de Inter-American Dialogue, supervisa cuatro millones de dólares anuales en programación, financiado en parte mediante contribuciones de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), de las embajadas del Canadá, Alemania, Guatemala, México y España, así como de empresas tales como Chevron, ExxonMobil, J.P. Morgan, Microsoft, Coca-Cola, Boeing y Western Union.

Desde luego, no todos los dirigentes de la organización han estado tan involucrados en actividades políticas sospechosas. Muchos miembros de la Junta Directiva de HRW son sencillamente banqueros inversionistas, como los son los copresidentes de la Junta Directiva Joel Motley, de Public Capital Advisors, LLC, y Hassan Elmasry, de Independent Franchise Partners, LLP. John Studzinski, vicepresidente de la Junta, es director de alta gerencia del grupo Blackstone, una firma de valores privados fundada por Peter G. Peterson, el multimillonario que con saña ha intentado destruir la Seguridad Social y el Medicare. Y aunque Julien J. Studley, el vicepresidente del Comité Asesor para las Américas, una vez perteneció a la Unidad de guerra psicológica del ejército de los EE.UU., hoy en día es sencillamente otro magnate de bienes raíces en Nueva York.

No hay duda que las actividades de HRW reflejen su carácter institucional. De hecho, un análisis de sus posturas respecto a Latinoamérica demuestra la avenencia general y previsible del grupo con los intereses de EE.UU. Tomemos en consideración, por ejemplo, la reacción de HRW ante el fallecimiento de Hugo Chávez. A pocas horas de su muerte el 5 de marzo de 2013, HRW publicó una visión de conjunto: “Venezuela. El legado autoritario de Chávez”, que generó una reacción tremenda por Internet. Conformándose a la terminología engañosa de su titular, HRW nunca mencionó las credenciales democráticas de Chávez: desde 1998, había resultado vencedor en 14 de las 15 elecciones o referendos, los cuales fueron considerados en su totalidad libres y justos por parte de observadores internacionales. La más reciente reelección de Chávez se jactaba de una tasa de participación del 81%; el ex presidente Jimmy Carter describió el proceso electoral como “el mejor del mundo”.12 El artículo no mencionó ni un aspecto positivo del mandato de Chávez, bajo el cual la pobreza se redujo a la mitad y la mortalidad infantil a un tercio.

En contraposición, el pronunciamiento de HRW el 21 de agosto de 2012 en relación con la muerte del dirigente etíope Meles Zenawi fue decididamente más discreto: “Etiopía: la transición debería apoyar una reforma de los derechos humanos”, se leía en el titular. Leslie Lefkow, subdirectora de HRW en África, instó a la nueva dirección del país a “asegurar a los etíopes edificando sobre el legado positivo de Meles al tanto que se revoquen las políticas más perniciosas de su gobierno”. Con respecto a un dirigente cuya hegemonía de veinte años no tenía nada de la legitimidad democrática de Chávez (la misma HRW documentó las elecciones represivas e injustas de Etiopía, tanto en 2005 como en 2010), la organización sólo alegó que “Meles deja un legado mixto respecto a los derechos humanos”.13 Al tiempo que HRW omitía cualquier mención de las mejoras sociales de la era de Chávez, escribió: “Bajo la dirección [de Meles], el país experimentó un desarrollo económico y un progreso importantes, aunque desiguales”.

La explicación para esta discrepancia es evidente: como informó el New York Times en una nota necrológica, Meles fue “uno de los más cercanos aliados africanos del gobierno de los Estados Unidos”. Aunque “ampliamente considerado como uno de los gobiernos más represivos de África”, escribió el Times, Etiopía “continúa recibiendo anualmente más de 800 millones de dólares de ayuda financiera de los EE.UU. Funcionarios de los EE.UU. han dicho que los servicios militares y de seguridad etíopes están entre los socios preferidos de la Agencia Central de Inteligencia”.14
*
HRW ha llevado su doble rasero a extremos caricaturescos a lo largo y ancho de Latinoamérica. Durante una mesa redonda para otorgar el Premio Democracia de la NED en 2009, José Miguel Vivanco describió a Cuba (no a los Estados Unidos) como “uno de nuestros países del hemisferio que tal vez tenga en la actualidad el peor historial de derechos humanos en la región”. A manera de prueba, enumeró las “detenciones a largo y corto plazo” de Cuba “sin el debido procesamiento, y abuso físico [y] vigilancia”, como si éstas no fueran prácticas habituales de los EE.UU., incluso (irónicamente) en la Bahía de Guantánamo.15 Vivanco fue también citado a finales de 2013, afirmando durante una actividad del Inter-American Dialogue que “los retrocesos más graves en América Latina en materia de libertad de asociación y expresión se han producido en Ecuador”, no en Colombia, el país más peligroso del mundo para dirigentes sindicales, ni en Honduras, el país más mortífero de la región para periodistas (ambos, por cierto, aliados de EE.UU.).16

Los eruditos sobre Latinoamérica están dando la alarma: Greg Grandin, catedrático de historia de New York University, recientemente describió a HRW como un “adjunto de Washington” en la revista The Nation.17 Y cuando Vivanco declaró públicamente que “hicimos [nuestro] informe [de 2008] porque queríamos mostrarle al mundo que Venezuela no es un modelo para nadie”, más de 100 profesores universitarios escribieron a los directores de HRW, lamentando la “gran pérdida para la sociedad civil cuando ya no podemos confiar en que una fuente como Human Rights Watch realice una investigación imparcial y saque conclusiones con base en hechos comprobables”.18

Los profundos vínculos que mantiene HRW con los sectores empresariales y gubernamentales de los EE.UU. deberían inhabilitar a la institución de cualquier presunción pública de independencia. Tal aseveración es efectivamente insostenible dado el estatus de la organización, con sede en los EE.UU., como una puerta giratoria para burócratas gubernamentales de alto nivel. Si se despojara a sí misma de la etiqueta “independiente” permitiría que las conclusiones y defensa de derechos de HRW fueran evaluadas más acertadamente y que sus predilecciones fueran más claramente reconocidas.

En Latinoamérica existe un reconocimiento generalizado de la capacidad de Washington para desviar cualquier intento externo por restringir su prerrogativa a utilizar violencia y a quebrantar el derecho internacional. Sólo en los últimos tres decenios se han visto invasiones militares de EE.UU. a las islas de Granada y Panamá, una campaña de terrorismo internacional contra Nicaragua, y apoyo a gobiernos golpistas en países como Venezuela, Haití, Honduras y Guatemala. Si HRW pretende mantener su credibilidad en la región, debe comenzar a distanciarse de las esferas élites de la toma de decisiones de los Estados Unidos y abandonar su internalización institucional del excepcionalismo estadounidense.

 Un primer paso importante sería introducir una prohibición clara a contratar empleados y asesores que hayan elaborado o ejecutado la política exterior de los EE.UU. Como mínimo, HRW puede instituir períodos prolongados de “enfriamiento” (digamos, de cinco años de duración) antes y después de que sus miembros se trasladen entre la organización y el gobierno.

Después de todo, Malinowski de HRW estará directamente subordinado al secretario de Estado John Kerry, quien dio a conocer la actitud de EE.UU. hacia Latinoamérica de la forma en que sólo podría hacerlo un administrador de una superpotencia. En una vista de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes el 17 de abril de 2013, un congresista le preguntó a Kerry si los Estados Unidos debería dar prioridad a “toda la región, en vez de concentrarse en un solo país, ya que al parecer los paises están tratando de trabajar hombro a hombro más que nunca antes lo habían hecho”. Kerry le tranquilizó, asegurándole de la visión global de la administración. “Mire”, dijo. “El hemisferio occidental es nuestro patio trasero. Es crucial para nosotros.”19

Una versión de este artículo aparecío en inglés en la revista NACLA Report on the Americas. Keane Bhatt es un activista político y escritor, basado en Washington, D.C. Se puede comunicar con él en Twitter: @KeaneBhatt

Notas

1. Kenneth Roth, seguido de la respuesta de John Tirman, Twitter, 25 de agosto de 3013, http:// twitter.com/KenRoth/status/371797912210407424.

2. Greg Miller, “Obama preserves renditions as counter-terrorism tool” [Obama mantiene las extradiciones secretas como herramienta de lucha contra el terrorismo], Los Angeles Times, 1o de febrero de 2009.

3. José Miguel Vivanco y Peggy Hicks, “Carta al presidente Chávez sobre la candidatura de Venezuela al Consejo de Derechos Humanos de la O.N.U.”, Human Rights Watch, 9 de noviembre de 2012.

4. Jo Becker y Scott Shane, “Secret ‘Kill List’ Proves a Test of Obama’s Principles and Will” [“Lista secreta de asesinatos” demuestra ser una prueba de los principios y voluntad de Obama], The New York Times, 29 de mayo de 2012.

5. Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, “Declaración de Tom Malinowski para que conste en las actas”, 24 de septiembre de 2013.

6. “Texto del discurso de Obama en la O.N.U.”, The New York Times, 24 de septiembre de 2013. Declaración de S.E. Dilma Rousseff, Naciones Unidas, 24 de septiembre de 2013.

7. Human Rights Watch, “Major Rights Groups Oppose Immunity for Milosevic” [Principales grupos de derechos se oponen a inmunidad para Milošević], 6 de octubre de 2000. HRW, “New Figures on Civilian Deaths in Kosovo War” [Nuevas estadísticas sobre muertes de civiles en la guerra de Kosovo], 8 de febrero de 2000.

8. Human Rights Watch, “Junta Directiva”, www.hrw.org, accedido el 16 de noviembre de 2013.

9. Secretaría de Relaciones Exteriores de los EE.UU., “Franklin Fellows Alumni” [Ex alumnos del programa de becas Franklin], 8 de septiembre de 2011, http://careers.state.gov/ff/meet-the-fellows/franklin-fellows/miguel-diaz , accedido el 16 de noviembre de 2013.

10. Comisión de recursos y medios, “Declaración de Myles Frechette, the North American Peruvian Business Council” [el Consejo empresarial peruano-norteamericano], Cámara de Representantes, 8 de mayo de 2001.

11. David Ignatius, “Innocence Abroad: The New World of Spyless Coups” [Inocencia en el extranjero: el nuevo mundo de los golpes de estado sin espías] The Washington Post, 22 de septiembre de 1991.

12. Keane Bhatt, “A Hall of Shame for Venezuelan Elections Coverage” [Un salón de la vergüenza para la cobertura de las elecciones venezolanas], Manufacturing Contempt [Fabricando desprecio] (blog), nacla.org, 8 de octubre de 2012.

13. Human Rights Watch, “Ethiopia: Government Repression Undermines Poll” [Etiopía: represión gubernamental subvierte las elecciones], 24 de mayo de 2010.

14. Jeffrey Gettleman, “Meles Zenawi, Prime Minister of Ethiopia, Dies at 57” [Meles Zenawi, Primer Ministro de Etiopía, fallece a los 57 años de edad], The New York Times, 22 de agosto de 2012.

15. National Endowment for Democracy, “José Miguel Vivanco: 2009 NED Democracy Award Roundtable” [Mesa redonda para otorgar el Premio Democracia de la NED en 2009], Youtube.com, 29 de junio de 2009.

16. Eva Saiz, “Indígenas de Ecuador denuncian en EEUU la norma de libre asociación de Correa”, El País, 28 de octubre de 2013.

17. Greg Grandin, “The Winner of Venezuela’s Election to Succeed Hugo Chávez Is Hugo Chávez” [El triunfador de las elecciones en Venezuela que sucederá a Hugo Chávez es Hugo Chávez], The Nation, 16 de abril de 2013.

18. Venezuelanalysis.com, “More Than 100 Latin America Experts Question Human Rights Watch’s Venezuela Report” [Más de 100 expertos latinoamericanos ponen en tela de juicio el informe sobre Venezuela de Human Rights Watch], 17 de diciembre de 2008.

19. Comisión de Relaciones Exteriores, Cámara de Representantes, “Hearing: Securing U.S. Interests Abroad: The FY 2014 Foreign Affairs Budget” [Vista: protegiendo los intereses de los EE.UU. en el extranjero: presupuesto de asuntos extranjeros para el año fiscal 2014], 17 de abril de 2013.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Compartir esta noticia:       

El Campamento Dignidad salva la televisión por unos minutos


La renta básica irrumpe en los informativos territoriales de RTVE Extremadura
El Campamento Dignidad salva la televisión por unos minutos




Ya era hora de que alguien se ocupara de llevar un poquito de verdad a la televisión y salvarla de sí misma por un rato. El Campamento Dignidad de Mérida se ocupa últimamente de hacer muchas cosas urgentes e irrumpió ayer en el parte propagandístico regional de las dos de la tarde para leer un manifiesto en directo y que todo el mundo viera a la gente que lucha. Han hecho visible por un instante, a pesar de los lamentos hipócritas de los profesionales del engaño, la disociación enfermiza entre el discurso triunfalista de la emisión catódica de cada día y la realidad de una Extremadura martirizada, con una tasa de paro de escándalo, donde el hambre llama a la puerta de millares de familias. Un trastorno disociativo que afecta directamente al gobierno regional, que aprueba leyes que prometen un poco de dinero para las familias en situación de extrema necesidad y luego inventa todo tipo de subterfugios burocráticos para impedir que la gente cobre. Los activistas del Campamento Dignidad han tomado pacíficamente la tele para decir que los parados no pueden alimentarse de titulares. Ahora, los periodistas que viven de lamer todos los días el culo del poder van diciendo que se ha interrumpido un servicio público esencial y se ha escuchado la correspondiente retahíla de condenas

¡Por Dios, ya era hora de que alguien pusiera las cosas en su sitio para impedir que acaben volviéndonos locos a nosotros también! 

Noticia relacionada: Detienen a 19 personas por interrumpir el informativo de TVE en Extremadura http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/38731-detienen-a-19-personas-por-interrumpir-el-informativo-de-tve-en-extremadura
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Compartir esta noticia: