dissabte, 9 de febrer de 2013






El artículo de Miguel Ángel Aguilar borrado de El País
de Jean Larser, el miércoles, 6 de febrero de 2013 a la(s) 10:42 ·

Ayer desapareció un artículo de M.A. Aguilar en el País, en el que se hablaba de los ingresos de Rajoy. Se ha escrito al defensor del lector del diario. Hoy ya ha desaparecido también de la caché de google, donde podía leerse hasta hace unas horas. (Aquí el contenido íntegro del artículo)--------

Rajoy debería contestar a algunas cuestiones relevantes que permitirían confirmar su desprendimiento y su entrega sacrificada a la políticaMiguel Ángel Aguilar 5 FEB 2013 - 00:03 CET

La intervención del presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ante el comité ejecutivo nacional de su partido el pasado sábado, 2 de febrero, ha agravado la situación en que se encuentra el caso Gürtel-Bárcenas. Primero, por el formato elegido de máximo blindaje y mínima credibilidad. “Quiero”, dijo el presidente, “que en este asunto operemos con la máxima transparencia, el máximo rigor y la máxima diligencia”. Pero a continuación las maneras venían a desmentirle. Porque de las ruedas de prensa sin preguntas, lo que Esteban González Pons, vicesecretario del PP, llamaba notas de prensa audiovisuales, se ha pasado a un escalón superior. 

Ahora, los periodistas han dejado de ser testigos, ni siquiera comparten lugar con el compareciente. Recluidos en otra sala, solo les llega una señal de televisión realizada por los servicios del partido. Una cámara fija ofrece el plano único del presidente Rajoy, que lee en un atril. Pero nadie ajeno al comité ejecutivo nacional pudo dar fe de cómo sucedió.

Segundo, porque si Rajoy proclama nada tener que ocultar, no temer a la verdad, no haber venido a la política ni a ganar dinero ni a engañar a Hacienda; ser a los 23 años, en 1978, Registrador de la Propiedad con una plaza; ganarse muy bien la vida; ingresar más dinero en su profesión que como político; haber venido a la política perdiendo dinero porque para él, el dinero no es lo más importante en esta vida; todas estas protestas nos obligan a reclamar que se muestre "con máxima transparencia, máximo rigor y máxima diligencia" toda su trayectoria como Registrador. Por eso, queremos saber, por ejemplo:

1.- Si es cierto que siguió disfrutando de los beneficios del Registro de Villafranca, provincia de León, y de Padrón, provincia de la Coruña, cuando fue elegido diputado al Parlamento de Galicia en 1981, director general de Relaciones Institucionales de la Xunta en 1982. .

2.- Si al concursar voluntariamente y obtener en 1982 el registro de Berga en el Pirineo catalán, contraviniendo entre otras la obligación de residir en la localidad donde tiene su sede el Registro, continuó obteniendo ingresos de esa plaza, que se encuentra a más de mil kilómetros de Pontevedra, ciudad donde seguía teniendo su residencia efectiva y sus responsabilidades políticas como concejal del Ayuntamiento, presidente de la Diputación y Diputado al Congreso desde 1986 y vicepresidente de la Xunta en 1987. Porque si Rajoy como político concursaba buscando mejores plazas y figuraba como registrador en activo, debemos saber cuánto cobraba de sus cargos políticos y cuánto recibía de los registros.

3.- Si es cierto que nunca solicitó la declaración de compatibilidad del Ministerio de la Presidencia, a que estaba obligado por la Ley de Incompatibilidades de los funcionarios públicos, porque en ese caso alardear de ser persona escrupulosa con el cumplimiento de la legalidad resultaría excesivo.

4.- Si los registros de Elche y Santa Pola, que solicitó y le fueron adjudicados en sucesivos concursos, los atendió alguna vez personalmente, cuánto cobró hasta 1990 y si simultaneaba esa tarea con otras responsabilidades políticas.

5.- Si, cuando a partir de marzo 1990 pide que se le declare en servicios especiales y su plaza en Santa Pola, queda encomendada a su buen amigo Francisco Riquelme, titular del Registro de Elche, esa designación a título de "sustituto accidental permanente", era la que correspondía según el cuadro legal de sustituciones de la Dirección de Registros y del Notariado.

6.- Si a partir de ese momento y siguiendo ejemplos acreditados se repartía al 50% los beneficios del Registro de Santa Pola con el sustituto que le hacía el trabajo.

7.- Si después 1998 a partir de algunos cambios legales, aprobados en el Consejo de Ministros donde él se sentaba, los beneficios del Registro de Santa Pola se han partido entre el amigo Riquelme y el Colegio de Registradores al 50%.

Son cuestiones relevantes porque permitirían confirmar cuanto es el dinero perdido de Mariano Rajoy y evaluar su desprendimiento y su entrega sacrificada a la política, sin atender a las pérdidas que ese afán de servicio le acarreaba. Se impone despejar de manera indiscutida la incógnita y los malos pensamientos de quienes sostienen que en el caso de Rajoy mas que renuncia hubo pluriempleo. De momento, en la Declaración de Actividades presentada en el Congreso de los Diputados el 1 de diciembre de 2011 el punto segundo "Ejercicio de la función pública o de cualquier puesto al servicio de una Administración Pública" figura en blanco y tampoco especifica la Administración para la que presta sus servicios, ni si ha solicitado el pase a la situación de servicios especiales o equivalente

M.A. AguilarACTUALIZACIÓN: RESPUESTA DEL DEFENSOR DEL LECTOR DE EL PAÍS:
Respuesta del Defensor:Buenos días

He consultado con el responsable de Opinión lo sucedido. El lunes por la noche se llamó al autor del artículo planteando la retirada del mismo por considerar los responsables de Opinión que en el mismo se trataban supuestas conductas del presidente el Gobierno alguna pendiente de dilucidar en demanda administrativa no resuelta. Decisión que acató el articulista. La redacción procedió a la retirada del artículo que no se publicó en la edición impresa sin advertir que no se hizo lo propio en la edición digital donde permaneció publicado unas horas hasta su retirada por el motivo comentado.

Un saludo

Tomàs Delclós




divendres, 8 de febrer de 2013

El estado libre de Andalucía





Papeles de invierno. El Estado Libre de Andalucía.





Mi nacionalismo, antes que andaluz, es humano.
Creo que, por nacimiento, la naturaleza señala a los
soldados de la Vida el lugar donde han de luchar por ella.
Yo quiero trabajar por la Causa del espíritu en Andalucía.
Si en otra parte me encontrare, me esforzaría por esta causa
Con igual fervor.


Blas Infante Pérez


Un gran amigo con el que comparto parte del alma, con el que igual iría a emborracharme a las tabernas que a quemar las puertas del infierno si estas fueran de madera, me decía que a Blas Infante Pérez, Padre de la Patria andaluza, la gente lo mira con las tripas.


Sobre la Mar,
las gaviotas combaten al Águila Real
Sobre la Mar.


Durante años lo vi en el hueco de las escaleras del parlamento por el que él lucho. Alguien debió decirle a alguien después de décadas que era antiestético tener al Padre en el lugar donde caen las colillas y se orinan los perros.Tal vez sepan ustedes que aún hoy al Padre de nuestra Matria lo siguen asesinando día tras día en las escuelas, universidades, medios de comunicación, en las calles, enterrándole en el olvido.


Lo mataron los golpistas españoles, era lógico, el fascismo funciona así, elimina físicamentea a sus principales enemigos. ¿Cómo iban a dejar vivo al hombre de la reforma agraria, a la persona que proponía la expropiación de los latifundios?, ¿cómo iban a dejar libre al hombre que decía:


"¡Andaluces, levantaos, pedid tierra y libertad!"? ¿Cómo iban a dejar que siguiera manando de esa fuente el agua que combatía al imperio europeo y a una república hecha de gachupines y politicastros electoreros? ¿Cómo iban a dejar libre al hombre que teorizaba, organizaba y hablaba a los jornaleros, a los intelectuales, a los comerciantes... de la dignidad, planteando un estado libre para Andalucía?


La muerte tiene mil mascaras
y sobre la Mar las gaviotas vacían
las cuencas de los ojos del Águila Real
Sobre la Mar.


Blas Infante Pérez de Vargas, natural de Casares, Málaga, Andaluz. ¿Qué harías tú, hermano, para recibir tanto odio de aquellos patrioteros españoles, seudointelectuales paniaguados de los señoritos y monaguillos del nacional-catolicismo? ¿Qué harías tú para seguir hoy siendo un proscrito, culpable y ajusticiado con una sentencia emitida cuatro años después por un tribunal golpista? Y hoy, a setenta y dos años de tu crimen, la sentencia de aquél sigue firme sin que tu parlamento la haya quemado. ¿Cómo lo van a hacer si estos son aquellos que pactaron el silencio con el régimen de los asesinos?


Blas, hermano, tú eres tan peligroso vivo como muerto, por eso se empeñan con todos sus medios y fuerzas para que tu obra, la intelectual y la humana, no la conozca tu pueblo. Todo lo contrario, trabajan para que los andaluces te miren desde las tripas. La historia les juzgará y les condenará, no por jacobinos sino por miserables y esa sentencia sí que será firme y justa.


Sobre la tierra,
las blancas gaviotas desentierran a los demócratas asesinados,
Sobre la tierra, envuelto en la verde y blanca entre anillos de flores, una nube
de golondrinas, palomas, alondras... surca Sevilla y de testigo el Gran Río para
dejar los restos mutilados del Padre de la Matria Andaluza en su casa Dar al-Farah,                                                                                     
Sobre una colina viendo como pasan las aguas del Guadalquivir.


¡Andaluces, levantaos, que os reclama la Historia!


En Andalucía, invierno de 2013


Marcos G. Sedano 

dimecres, 6 de febrer de 2013

En manos de ladrones







                           En manos de ladrones



Público.es




Estamos en manos de ladrones
No hay duda. Estamos en manos de ladrones. El caso Bárcenas, Pallerols, Crespo, Nóos, Mercurio, sumados al caso Gürtel, Millet, Campeón, Pretoria y un largo etcétera, demuestran que aquellos que nos han venido dando lecciones de austeridad, no sólo benefician a banqueros y empresarios sino que, cuando no les enfocan las cámaras, corren a llenarse los bolsillos para vivir en la opulencia y el derroche. Y, encima, a costa nuestra.

Alcaldes, ministros, dirigentes autonómicos, senadores, concejales, diputados... y hasta un total de más de 300 políticos están siendo investigados por casos de corrupción. En todos los niveles de la administración pública cuecen habas. Y no sólo. La corrupción asoma, también, en el Consejo General del Poder Judicial, entre los gobernadores del Banco de España o en la mismísima familia real. Aquí, no se salva nadie. Y sólo conocemos la punta del iceberg.

El País Valencià y las Baleares tienen el triste honor de encabezar el ranking de la corrupción y el amiguismo, aunque territorios como Catalunya, Galicia, Madrid, Andalucía... les siguen de cerca. En el País Valencià, nuevo diputados del Partido Popular están formalmente imputados, así como antiguos altos cargos del gobierno de Francisco Camps, a quién, incluso, el periódico The New York Times llegó a comparar con Silvio Berlusconi. En Baleares, son ya casi un centenar los imputados, entre cargos y exaltos cargos, la mayoría de la última legislatura del popular Jaume Matas, quien, por cierto, acumula un total de unas doce causas por financiación irregular, entre otras.

En Catalunya, la corrupción salpica de lleno tanto a Convergència como a Unió. Convergència, con su sede embargada para cubrir la fianza de 3,2 millones de euros por el desvío de fondos del Palau de la Música y con la trama de las ITV acechando a su secretario general, Oriol Pujol. Más el caso del Institut Català de la Salut, que obligó a la dimisión de su presidente Josep Prat, o ahora el caso de Xavier Crespo, diputado de CDC en el Parlament, vinculado, presuntamente, a una trama de blanqueo de capitales procedentes de la mafia rusa. El "muy honorable" Jordi Pujol parece que no se ha enterado y promueve desde su Centre d'Estudis un "código ético para profesionales de la política", basado en la honradez y la transparencia. En fin, otra broma de mal gusto.

Por no hablar de Unió, condenada por financiamiento irregular al beneficiarse con fondos públicos destinados, para más inri, a la formación de parados. El conocido como caso Pallerols. Y que culminó, ojo al dato, con un acuerdo entre fiscalía, acusación y defensa para evitar el juicio, y la no declaración, entre otros, del presidente de la formación Durán y Lleida, y una rebaja de las penas de prisión a menos dos años (¡inicialmente la Audiencia de Barcelona pedía once!) evitando, así, la cárcel. ¿Justicia?

No hay que olvidar tampoco la trama de los ERE (Expedientes de Regulación de Empleo) falsos de la Junta de Andalucía, presidida por el PSOE, con cerca de 70 imputados, entre ellos, exconsejeros, exdirectores generales y exviceconsejeros. Muchos, parece ser, fueron los beneficiarios, a lo largo de al menos diez años, del dinero de los ERE andaluces. Un escándalo que sigue la estela de una largo historial de corrupción en las filas socialistas desde la época de Juan Guerra y Luís Roldán.

Aunque la mayor parte de los casos de corrupción se dan a nivel local. Hoy unos 80 alcaldes y exalcaldes más varias decenas de concejales están siendo investigados por causas relacionadas con la adjudicación de obras y urbanismo. Muchos de ellos están imputados por delitos de malversación de fondos, prevaricación, tráfico de influencias y/o fraude. El caso Pretoria en Santa Coloma de Gramenet y el, más reciente, caso Mercurio en Sabadell son todo un ejemplo.

Los partidos políticos mayoritarios, principalmente, han hecho y deshecho a su antojo con los fondos públicos, han utilizado instrumentos de financiación ilegal y han gestionado los asuntos colectivos como si se tratara de su patio privado. No es sorprendente, pues, que en el último Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), en diciembre del 2012, los políticos y los partidos fueran considerados el tercer problema más importante que existe en el Estado español, seguido de la corrupción y el fraude. De hecho, en el informe Percepción de la Corrupción 2012, elaborado por Transparencia Internacional, el Estado español ocupaba el puesto número 30 de la clasificación, empatando, casualmente, o no tanto, con Botsuana.

Y, ¿qué suerte corren aquellos que se atreven a denunciar dicha corrupción? Hoy el caso más emblemático es el de CafèambLlet, una revista local que, con muy pocos medios, denunció, a principios del 2102, con un vídeo casero, que en pocos días llegó a las más de cien mil visitas en Yotube, como el dinero de la sanidad pública catalana estaba siendo robado por empresarios y políticos de CiU y del PSC. Meses después, CafèambLlet era denunciado por Josep Maria Vía, citado en dicho vídeo, por atentar contra su honorabilidad y, en un juicio inusitadamente rápido y donde ni siquiera pudieron hablar, fueron declarados culpables y condenados a pagar una multa de diez mil euros. Pero, tomen nota, otro de los principales escándalos que destapó CafèambLlet fue el Informe Crespo, en relación a Xavier Crespo, quien en su momento amenazó de querellarse contra la revista y a quien en estos momentos la Fiscalía Anticorrupción pide que sea investigado por prevaricación y cohecho. ¿Alguién indemnizará a CafèambLlet por las amenazas recibidas por este personaje?

La corrupción hoy no es percibida igual que ayer. Ahora se la considera como parte intrínseca de la crisis. La impunidad de la que gozaban los políticos con la corrupción parece se acaba. En un momento donde se tambalean los pilares del sistema construido en la Transición, y donde la pérdida de legitimidad de las instituciones y representantes políticos avanza a marchas forzadas por su servilismo al poder financiero, es probable que el impacto de la corrupción en la opinión pública y en el comportamiento electoral sea más severo. Y es que en la medida en que aumenta el paro, la pobreza y la precariedad, el enriquecimiento ilícito de unas elites a costa de la mayoría social se convierte en otra vuelca de tuerca insoportable. La crisis no se aprecia ya como resultado del "despilfarro" de los de abajo sino como "robo" y "estafa" de los de arriba.

Ha llegado, pues, el momento de movilizarse, decir basta y tomar medidas: exigir mecanismos de control de los cargos públicos, revocabilidad de mandatos, desprofesionalización de la práctica política, no acumulación de cargos, límite en los sueldos, transparencia en las cuentas. Ayer miles de personas se concentraron frente a las sedes del Partido Popular en Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza y A Coruña. ¿Un primer paso para un nuevo repunte de la voz de la calle? El caso Bárcenas es la gota que colma el vaso. Ya va siendo hora que nos devuelvan todo lo que nos han robado.

*Artículo publicado en Público, 01/02/2013. 


Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia

Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

dilluns, 4 de febrer de 2013

¿España se desintegra?






¿España se desintegra?




La Jornada                                                              En recuerdo de Blas Infante  

España se desintegra sin haber digerido la historia del franquismo y con un monarca borbónico que se comporta como tal. No hemos sabido construir un Estado federal o confederal. El franquismo descerebró a varias generaciones de españoles con la gloriosa consigna de España, una, grande y libre. España se desintegra por efecto de la crisis económica y de la cerrazón, no ya de la derecha patriótica posfranquista del PP, sino de los socialistas.

Cuando en Cataluña, en la transición (tras la muerte de Franco en 1975), se reclamaba un estatuto de autonomía, se añadía siempre la siguiente cláusula (aceptada entonces por socialistas y comunistas): Como paso al libre ejercicio del derecho de autodeterminación. Los partidos comunista y socialista apoyaban los estatutos de autonomía y también, en teoría, el derecho de autodeterminación, pero reinaba la ambigüedad sobre quién se autodeterminaría. La izquierda española no sabía (como dejé escrito en Cuadernos de ruedo ibérico) si la autodeterminación la ejercería cada región autónoma por sí misma (Euskadi, por ejemplo) o si se precisaba el acuerdo del conjunto de los españoles. Y en la Constitución de 1978 cayó fuera el derecho de autodeterminación. Expulsado, que no se hable. Ni derecho de autodeterminación ni sólo una constitución federal. Eso fue decisión de la derecha, pero también del PSOE de Felipe González.

Tres ciudadanos ibéricos confederalistas de cierto peso habían sido Anselmo Carretero (pensador de León y Castilla, largos años exiliado en México, militante del PSOE, con una visión de España comonación de naciones); Blas Infante, el notario andalucista asesinado por los franquistas en 1936, autor del hermoso himno andaluz (Andaluces levantaos, pedid tierra y libertad); el republicano y nacionalista gallego Castelao, muerto en el exilio en Buenos Aires en 1950. Los tres recibieron elogios, Carretero en vida, los otros dos ya póstumos, pero su influencia no logró que la izquierda española propugnara una constitución distinta en 1978, una constitución que no hable tanto de la indisoluble unidad de la patria española y que no amenace a las autonomías rebeldes con los militares, como en el actual artículo ocho.

Ni Anselmo Carretero ni Blas Infante ni Castelao eran catalanes o vascos. Tenían seguidores, había una tradición federal y hasta confederal en toda España. Una vez muerto Franco, había posibilidades, contando también con el valencianismo republicano federalista, de haber ido hacia una constitución confederal que pudiera acomodar a vascos y catalanes para siempre. El PSOE y también el Partido Comunista de Santiago Carrillo prefirieron la reconciliación con los posfranquistas, incluyendo el monarca, que es una herencia franquista.

Tiene Andalucía monumentos muy merecidos a Blas Infante como padre de la patria andaluza, un muerto más de 1936, arrojado a la cuneta por la represión franquista, como García Lorca y tantísimos otros. El PSOE, que ha gobernado Andalucía desde las primeras elecciones, le ha honrado solemnemente, ha tomado su Himno de Andalucía como himno oficial (aunque olvidó hacer una reforma agraria por mucho que cantando pidan tierra y libertad).

El PSOE celebra a Blas Infante, pero no ha entrado en la defensa de una confederación hispánica ni del derecho de autodeterminación, ni va a entrar mientras tenga a Rubalcaba al frente. Vean lo que escribía Blas Infante en 1919, y cuán oportuno es: “¡Qué tristeza! ¡Y aún hay andaluces españolistas! ¡Andaluces que ante las ansias libertadoras del pueblo catalán gritan con inconsciencia imbécil: La unidad de la patria! Nos dirigimos a vosotros, andaluces de verdad; andaluces de verdad, porque es este título expresivo de agobiadores sufrimientos…”.

De ahí que el Parlamento catalán, en 2013, proclame una vez más que el pueblo catalán es soberano para ejercer su derecho de autodeterminación y anuncie un referéndum o consulta para 2014 o cuando se pueda. No se sabe aún la pregunta. Seguramente será si los catalanes quieren constituirse como un Estado más de la Unión Europea o si prefieren quedarse en España como están o tal vez si desean una hipotética España federal o confederal. Imagínense las respuestas. Y como en Madrid se las imaginan también, veremos qué harán para impedir la consulta o referendo.

A esta España que se desintegra por suerte la va a recoger en sus diversos pedazos la Unión Europea. Una Europa que nació de la derrota de los fascismos en 1945 y de la vergüenza de tanta barbarie entre europeos.

Hay quien pregunta harto de política: y si Cataluña se separa, ¿en qué liga jugará el Barça? Pues en la Liga de la Federación Futbolística Ibérica, contra el Bemfica, el Porto, el Bibao, el Valencia, el Sevilla y, por supuesto, el Madrid.

Joan Martínez Alier. Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona, coordinador del proyecto EJOLT. Autor de El ecologismo de los pobres: conflictos ambientales y lenguajes de valoración.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2013/02/02/opinion/024a1mun


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

diumenge, 3 de febrer de 2013

Papeles de invierno con Fermín Salvochea








            Papeles de Invierno. Con Fermín Salvochea.



            de Marcos González Sedano




Lo simbólico es tan importante como lo real, podía haberles explicado Juan de Mairena a sus discípulos en una de sus clases de retórica. Continuando. Así el pelícano picándose el pecho da de comer a sus pollos o don Carnal, con el dios Baco, alimentan de papelillos, vino y viandas a las chirigotas, comparsas, cuartetos, coros, ninfas... a la espera de que el cesante de levitón negro fenezca en la orgía del carnaval

Dejando a un lado a nuestro Don Antonio Machado he de decirles que yo esta mañana vengo buscando al hombre, al hombre o al compañero, Fermín Salvochea, y le reclamo aquí bajo este ficus centenario de la Alameda Apodaca, junto a la casa donde le vimos partir por última vez.

Compañero Fermín, sentémonos a la luz de este árbol a conversar mientras las olas de la Mar golpean las murallas de esta ciudad tres veces milenaria. En este viaje hasta ti me han traído las dudas, vengo buscando respuestas como aprendiz de artesano.

Dime, compañero Fermín, tú que estuviste allí desde el principio, ¿cuántas mujeres y hombres fueron necesarios para redactar el primer llamamiento al Cantón Libre de Cádiz?, ¿cuántos años llevabais organizados y cuantos obreros, empresarios, campesinos acudieron a la primera reunión?, ¿cuántas escisiones hubo antes y después de elaborar el programa?, ¿cuántos de vosotros tuvisteis que ir a la cárcel y sufrir persecuciones antes de que el pendón de la libertad ondeara en el balcón del ayuntamiento?, ¿a cuántos de los vuestros tuvisteis que esperar para decidir el cómo y el cuándo? ¿Y en qué tabernas tomabais el vino?

Cuántas noches debisteis estar, compañero Salvochea, borrachos de euforia y melancólicos por la espera
Pero volviendo a las preguntas, mientras los barcos salen del puerto: ¿cómo os coordinasteis con las mujeres y hombres por la libertad de San Fernando, El Puerto, Jerez, Sanlúcar, Trebujena, Arcos, Algeciras...? Dime tú, compañero Fermín, ¿quién pagaba los viajes de los activistas, los panfletos en la imprenta o los bocadillos para matar el hambre?

Y dime, compañero Salvochea, cuando después de tantos años de luchas, de caerse y levantarse, de irse dejando el aliento en el camino, ¿cómo fue aquel día de 1873 cuando en Madrid se proclamó la República Federal? ¿Y cómo preparasteis el pleno del ayuntamiento donde decidisteis ejercer vuestro derecho al autogobierno, declarando el Cantón Libre e Independiente de Cádiz?

Dime, compañero Fermín, ¿cómo se dio la batalla contra la Iglesia y el estado?, ¿qué contenían vuestros primeros decretos?, ¿qué se discutía en las asambleas de barrios y talleres cuando los buques de guerra de potencias extranjeras tomaban en la bahía posiciones de combate?

Y después llegó la resistencia, los enfrentamientos, los muertos y la derrota.

Dime tú, compañero Salvochea, ¿cómo vivisteis la derrota? Acaso sabíais que perder en aquél momento podía ser una victoria de futuro.

Demasiadas preguntas para una sola mañana, compañero. Y con ellas aumentan mis dudas. Y me pregunto también: ¿en qué momento de la historia nos encontramos nosotros hoy?, ¿en cuántos pueblos y ciudades de nuestra tierra debe ondear la bandera de la libertad para que Andalucía sea soberana de su propio destino?En todo caso, que los dioses de los ateos repartan suerte. El resto lo haremos nosotros.


En Andalucía, invierno de 2013.

Marcos G. Sedano