dissabte, 26 d’octubre de 2013

Diaris de ficció


divendres, 30 setembre 1994



El més important que s'aprèn a escola és que les coses importants no s'aprenen a escola.


Haruki Murakami, escriptor japonès (1949)




Per això escric ara, divendres a dos quarts de tres de la matinada, perquè he de col·locar serenament les coses al seu lloc. Sol ser més aïna escèptica amb les meues reaccions. I per fi he arribat a discernir les meues carències dels sentiment dels altres. Amb tot sóc conscient de que existeix en mi certa inestabilitat emocional. Per això he de apaivagar eixes tensions que es produeixen a dintre meu. Ja no sóc una adolescent. I no em puc permetre perdre els papers, ni molt menys implicar a algú amb un joc que pot ser força perillós. Tem que les meues rauxes sentimentals no només em facem mal a mi. Per bé que barretjar seduccions y treball no és gens recomanable, crec jo. Ara, al sí de la nit, sent una lucidesa que la llum del dia em nega. No val jugar amb la gent, algú pot eixir ben mal parat.

L'existencia ha de ser molt més fluida. No es pot agafar l'aztar per la solapa i dir-li: Paga'm el que em deus!. És innútil llançar pilotes fora, a la fi, amb un rampell de sinceritat una s'adona de que no és la vida la que té un compte pendent amb ella, si no que és ella la que s'ha obert aquest compte, en virtut de les seues eleccions.

El pitjor és que ara em costarà retrobar-me. De moment no suporte ser a casa. Aquest buit estrany a dintre meu, l'abatiment que no m'abandona ni quan dorm...No he de permetre que em succeixquen aquestes oscilacions de l'ànim. Al cap i a la fi jo sóc aqui, analitzant una situació que he provocat jo mateix i per consegüent he de ser qui la pagué. Irrebatible. Doncs ja s'han acabat les reflexions per avui. Ara mateix em done un bany mentre escolte música. I si vull, plore.

No, no sé si faig bé de plantejar-m'ho en aquest termes. Potser dramatitze... Ostres, quina merda! el temps s'ha detingut, el temps sol passar tan rápit quan hi som aprop. I mentrestant he de seguir vivint amb aquesta enyorança!

Comprenc que no té massa sentit. Tanmateix és el que sent i contra els sentiments no es pot lluitar. S'hi experimente tota aquesta onada de desig potser em volatilitze i dilluns no podré anar al cole. A veure com he de recobrar la meua sensateza. Ho sé, ho sé, podria estar escrint fins al dia del judici final.Tem, però, que no aclariré res. Bo, no volia enamorar-me? doncs ja ho tinc. Crec que no té sentit seguir nedant en un mar d'incerteses, amb tot i això. Entesos, tia, no hi ha qui t'interprete. Vols, però no vols voler. Et lliuraries només que ell et fera sonat els dits. Per més que si ell et digués que sent el mateix per tu segur que agafaves el primer avió i te'n aniries a Honolulu. I no em digues de desvarie. Això és com jo t'ho dic i tu saps que és de veres i no pots negar-ho. Em sents?. No, si no em pose nerviosa només que em refot que sigues tan teatral. Teatral?. Teatral o prefereixes que et diga........
No, no, ja m'has dit prou. Doncs això, pren-te una til·la doble i deixa't viure, que pel camí que vas et veig lliurant-t'hi als vicis. Als vicis?. Si mal no recorde ¿qui era la que fumava i bebia no fa tant, santa Joana d'Arc?. Dona, raonablement però. Raonablement! quan dilluns havies d'alçar-te a les sis per passar un parell d'hores al bany entregada al noble quefer de la reconstrucció física i mental per poder ser-hi a les nou a la feina?

És clar que la meua veu interior esgrimia uns arguments irrebatibles. Ara, va i resulta que damunt tot és culpa meua. Bo, s'acabat la ganduleria. Aprofitaré les últimes hores de dissabte per enllestir el pis. No pense entrar de nou amb aquesta espiral de frenesí, que després no hi ha qui la deture. Collins, la feina que encara em queda per fer, i a més la correcció. 





divendres, 25 d’octubre de 2013

Vargas Llosa, José María Aznar y el nacionalismo españolista



24-10-2023    


 Vargas Llosa, José María Aznar
 y el nacionalismo españolista

El Plural


"Madrid, Catalunya os ama" Pr. Lluis Companys.
El escritor y Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, ha escrito un artículo en El País (“El derecho a decidir”. 22.09.13) en el que critica el movimiento popular que existe en Catalunya a favor del derecho a decidir, indicando que las raíces de dicho movimiento están basadas en el nacionalismo catalán que, “como todo nacionalismo, está basado en un racismo y xenofobia”. Indica así el escritor Vargas Llosa que este movimiento es un movimiento que “como todos los nacionalismos, puede llevar al país al subdesarrollo y al oscurantismo…., como puede ocurrir aquí en España si se permite el florecimiento de este nacionalismo catalán”. De ahí que concluya que “hay que combatirlo sin complejos”.

Puesto que esta visión de lo que se llama el nacionalismo catalán está bastante extendida en los círculos conservadores y liberales del establishment español basados en Madrid, que continuamente se refieren a las sensibilidades políticas en España que exigen que se reconozca su identidad nacional (en Catalunya, en el País Vasco y en Galicia) como los “nacionalistas”, se requiere una aclaración y respuesta. En primer lugar, la manera de dividir y catalogar los partidos o sensibilidades políticas existentes en España entre partidos españoles versus partidos nacionalistas es ya en sí profundamente nacionalista, pues impone el criterio del nacionalismo españolista a todos los demás. Implica una visión de España (característica de este nacionalismo), que niega la posibilidad de otra visión de España en la que quepan varias naciones dentro del Estado español. Esta visión excluyente se impuso por la fuerza por los grupos golpistas del 1937 que se autodefinieron como “los nacionales”, es decir, los que defendían la nación española frente a “los separatistas”, ignorando que la mayoría de sus oponentes no pedían la secesión, sino que tenían otra visión de España, considerándola como un país con distintos pueblos y naciones que querían vivir en fraternidad.

Esta última visión no se aceptó y venció –con la ayuda de Hitler y Mussolini- la visión excluyente que ha dominado la historia de España. Y es este nacionalismo el que es más dominante y oprimente en España (ver mi artículo “El nacionalismo españolista” publicado en Público 22.07.13, y en El Plural 05.08.13), heredero del imperialismo castellano (de ahí que el idioma español oficial sea el castellano, y que en América Latina sea también el castellano), que tuvo y continúa teniendo una base explícitamente racista. Durante muchos años, el Día Nacional, es decir, el día de la Hispanidad (12 de octubre) se llamaba el Día de la Raza, en el cual se celebraba el exterminio de la población nativa e indígena del continente Latinoamericano, nacionalismo que el Sr. Vargas Llosa nunca ha criticado y, en cambio, ha promovido. Mario Vargas Llosa, escritor y político peruano, ha ido perpetuando “la acción civilizadora” de la Madre Patria, Madre para los españoles que, incluso después de independizarse de ella, contribuyeron a aquel genocidio. La insensibilidad del escritor hacia la causa indígena y su necesaria liberación es bien conocida en Perú y en Latinoamérica. Y la reproducción de tal nacionalismo, claramente racista, ha sido su función.

En España, esta cultura de conquista se considera un elemento de orgullo e identidad nacional, habiéndose definido, como indiqué anteriormente, a las fuerzas golpistas del 1936 (que se sublevaron frente a un gobierno democráticamente constituido) como las fuerzas nacionales, que impusieron con toda brutalidad su nacionalismo españolista. Y la Constitución Española, fruto de un enorme dominio de las fuerzas herederas del franquismo en el proceso inmodélico de la transición de una dictadura a una democracia, sacralizó este nacionalismo españolista en su artículo que habla de la “indisolubilidad de la Nación española, patria indivisible de todos los españoles”, asignando nada menos que al Ejército, heredero del Ejército victorioso del golpe militar del 1936 como guardián de tal unidad. Cada año, el Día Nacional va acompañado de un desfile militar, presidido por el garante de la unidad sagrada de la Patria, el Monarca, que lleva el uniforme militar.

Frente a este nacionalismo dominante existen los nacionalismos dominados que requieren una movilización, en el caso catalán, en su identidad cultural, idiomática e histórica, y que no tiene nada que ver con la raza o el grupo étnico, pues su composición –la de Catalunya-es variada, al ser en sí un país de inmigrantes que, de no haber el deseo de permanencia, puede diluir su identidad fácilmente. De ahí la necesidad de que en Catalunya, cuyo idioma original es el catalán, este tenga que ser el vehicular, sin desmerecer la importancia y valor del castellano, que enriquece también a Catalunya. Vargas Llosa, un hombre de derechas, de sensibilidad económica ultraliberal, con un nacionalismo españolista arraigado (del cual es probable que ni se dé cuenta), considera el catalán como un idioma provincial, de segunda categoría, frente al castellano. Y en ello no ve nada malo. El nacionalismo oprimente es como el racismo. El que lo reproduce ni se da cuenta de ello.

Pero el caso ya más acentuado del nacionalismo españolista es el del expresidente Aznar. Con toda seriedad y con toda contundencia, acaba de afirmar (lo que ha dicho miles de veces) que “los nacionalismos” están destruyendo a España, sin pasarle por la cabeza que es su nacionalismo españolista el que está destruyendo España. Tal señor no ve nada oprimente en su sueño, expresado en más de una ocasión cuando era Presidente del país, de que el sistema de transporte español, por ejemplo, debía ser radial, centrado en Madrid, de manera que ninguna capital de provincia estuviera más lejos de la capital del Reino que cuatro horas. Este señor no tiene ni la capacidad de entender que este Estado español es percibido como oprimente por millones de españoles, precisamente por su concepción de España. Este personaje es una fábrica de independentistas en Catalunya, pues la identificación de Aznar con el Estado español hace a este Estado muy poco atrayente para la mayoría de la población de Catalunya. Es comprensible que un número cada vez mayor de catalanes considere que este Estado, resultado de una transición inmodélica, dominado por los herederos de la dictadura, no es su Estado.

Y por lo que veo en mis visitas a lo largo de España, un número creciente de españoles en el resto de España está llegando también a una misma conclusión: este Estado tampoco les representa y no es tampoco su Estado. Están ya surgiendo varios movimientos a lo largo del territorio español frente a este Estado español, controlado por los herederos de la dictadura que “no nos representa”. Una nueva cooperación se está estableciendo que pueda ser las bases para una nueva Catalunya y una nueva España.

En realidad, nunca en la historia española sus distintos pueblos y naciones se sintieron tan hermanados como en el periodo de lucha contra el fascismo y cuando lucharon por otra España, con otra visión de lo que debería ser este país. Fue entonces cuando el presidente más popular que Catalunya haya tenido, el President Companys, gritó “Madrid, Catalunya os ama”, que fue aclamado en la Pl. Sant Jaume, la misma plaza que ahora oye el grito pro independencia, exclamado por españoles y catalanes que viven y trabajan en Catalunya, que están ya hartos, no de España y de sus pueblos y naciones, sino del Estado español que nos oprime a todos, a ambos lados del Ebro.

El “no nos representan” resuena hoy en todos los rincones de España. Pero el establishment español basado en Madrid todavía no lo entiende, pues continúa defendiendo sus privilegios, interpretando erróneamente lo que ocurre en Catalunya, como una mera manipulación de la realidad por la derecha catalana cuando ésta está siendo desbordada por un movimiento político social genuinamente popular. Y los Vargas Llosa y los Aznar de España están contribuyendo a ello, con sus declaraciones que cuentan, como siempre, con amplias cajas de resonancia. El Triangle, una de las revistas con mayor agudeza política en Catalunya, les definía como “los padres de la patria catalana”. Por ese camino, los días de esta España suya están contados. No se dan cuenta de que por mucho Ejército que tengan, y por mucha Constitución que utilicen, si la mayoría de la población en Catalunya desea decidir sobre su futuro, ello ocurrirá, creándose una enorme tensión que podría haberse evitado, con mentalidades más cívicas y más democráticas que las que representan estos dos personajes. La esperanza es que esta nueva Catalunya surja a la vez que otra España que, enraizada en la tradición republicana pueda favorecer la fraternidad y solidaridad entre ellas.


Vicenç Navarro. Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. 
Universidad Pompeu Fabra


Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

dijous, 24 d’octubre de 2013

Diaris de ficció (continuació)





                                   Diaris de ficció originals de Llum Sánchez



divendres, 30 setembre 1994 (continuació)


Només donem propines perquè ens estimin 
una mica més. Encara que sigui mentida.

Montserrat Roig (Barcelona 1946-1991)


Per això escric ara, divendres a dos quarts de tres de la matinada, perquè he de col·locar serenament les coses al seu lloc. Sóc més aïna escèptica amb les meues reaccions. I per fi he arribat a discernir les meues carències dels sentiment que voldria dels altres. Amb tot sóc conscient de que existeix certa inestabilitat pel que fa als meus sentiments. Per això he de apaivagar eixes tensions que es produeixen a dintre meu. Ja no sóc una adolescent. I no em puc permetre perdre els papers, ni molt menys implicar a algú amb un joc que pot ser perillós. Tem que les meues rauxes emocionals no només em facem mal a mi. Per bé que barretjar seduccions y treball no és gens recomanable. Ara, al sí de la nit sent una lucidesa que la llum del dia em nega. No val jugar amb la gent, algú pot eixir ben mal parat. L'existencia ha de ser molt més fluida. No es pot agafar l'aztar per la solapa i dir-li: Paga'm el que em deus!. És innútil llançar pilotes fora, a la fi, amb un rampell de lucidesa una s'adona de que no és la vida la que té un compte pendent amb ella, si no que és ella la que s'ha obert aquest compte, en virtut de les seues eleccions.

El pitjor és que ara em costarà retrobar-me. Ara no suporte estar-hi a casa, aquest buit estrany a dintre meu, l'abatiment que no m'abandona ni quan dorm...No he de permetre que em succeixquen aquestes coses. Al cap i a la fi jo sóc aqui, analitzant una situació que he provocat jo mateix i per consegüent he de ser jo la que pagué. Irrebatible. Doncs ja s'han acabat les reflexions per avui. Ara mateix em done un bany mentre escolte música. I si vull plore.

No, no sé si faig bé de plantejar-m'ho en aquest termes. Dramatitze, ostres, quina merda! el temps s'ha detingut, el temps sol passar tan rápit quan hi som aprop. I mentrestant he de seguir vivint amb aquesta enyorança!
Comprenc que no té massa sentit. Tanmateix és el que sent i contra els sentiments no es pot lluitar. Si experimente tota aquesta onada de desig potser em volatilitze i dilluns no podré anar al cole. A veure com he de recobrar la  sensateza. Ho sé, ho sé, podria estar escrint fins al dia del judici final.Tem, però, que no aclariré res. Bo, no volia enamorar-me? doncs ja ho tinc. Crec que no té sentit seguir nedant en un mar d'incerteses. Entesos, tia? no hi ha qui t'interprete. Vols, però no vols voler. Et lliuraries a ell només que et fera sonat els dits. Per més que si ell et digués que sent el mateix per tu segur que agafaves el primer avió i te'n aniries a Honolulu. I no em digues de desvarie. Això és com jo t'ho dic i tu saps que és de veres i no pots negar-ho. Em sents?. No em pose nerviosa només que em refot que sigues tan teatral. Teatral?. Teatral o prefereixes que et diga...

No, no, ja m'has dit prou. Doncs això, pren-te una ti·la doble i deixa't viure que pel camí que vas et veig lliurant-t'hi als vicis altra vegada. Als vicis?. Si mal no recorde ¿qui era la que fumava i bebia?. Dona, raonablement, però. Raonablement! quan dilluns havies d'alçar-te a les sis per passar un parell d'hores al bany entregada al noble quefer de la reconstrucció física i mental per poder ser-hi a les nou a la feina?

És clar que la meua veu interior esgrimia uns arguments irrebatibles. Ara, que no em perdona una el cuquet de la consciència. Bo, s'acabat la ganduleria. Aprofitaré dissabte per enllestir el pis. No pense entrar de nou amb aquesta espiral de frenesí, que després no hi ha qui la deture. Collins, la feina que em queda per per, i a més la correcció.

Porca misèria!


dimecres, 23 d’octubre de 2013

La impunidad de los franquistas quedó atada y bien atada


23-10-2013

La impunidad de los franquistas quedó y sigue atada y bien atada

                                       ¡Ay, el dolor!




Y el hecho de que haya silencio y miedo se debe a que la que la guerra civil no ha terminado.
Escribía el periodista de La Vanguardia, especialista y buen conocedor de la sociedad alemana, Rafael Poch que: En 1949, el 56% de los altos funcionarios de la policía de Renania del Norte-Westfalia, uno de los Länder de Alemania, equivalentes a las Comunidades autonómicas nuestras, procedían del partido nazi (NSDAP) y de las SS.

En los años cincuenta en Baviera el 81% de los jueces tenían un pasado nazi, mientras que en Baden-Württemberg, el 50%. El juez ex nazi, Eduard Dreher, fue el encargado de la reforma del código penal en el Ministerio de Justicia a partir de 1954 e impuso la prescripción para los crímenes de "complicidad con asesinato" que liberó de toda responsabilidad a los nazis, una especie de amnistía general. Esa ausencia de desnacificación, que la guerra fría y los aliados potenciaron en aras del combate contra el comunismo, contribuyó a una continuidad burocrática que aun hoy desprende un ambiguo tufillo.
Una escena muy frecuente en las manifestaciones neonazis autorizadas en Alemania, siempre contestadas con contramanifestaciones de protesta casi siempre más numerosas, es la de una policía que protege el derecho de los neonazis mientras reprime y criminaliza a sus adversarios, ambos considerados "extremistas" en una inquietante equidistancia. Esa ecuación fue ideología de Estado en la Alemania de Adenauer, donde los ex nazis se justificaban, y rehabilitaban, ante sí mismos y ante los aliados, invocando el común enemigo comunista, un "totalitarismo" que consideraban peor que el hitleriano. Esa ideología asoma en la Alemania de hoy con el discurso de "las dos dictaduras alemanas", la de Hitler y la de la Alemania comunista. Hoy día sigue prohibido el partido comunista en Alemania, que tanto luchó contra el nacismo y, sin embargo pululan por doquier organizaciones filofascistas.

En el estado español en 1978 policías, jueces, funcionarios, ministros y gobiernos seguían siendo el 100% franquistas, golpistas, hitlerianos. ¿Y hoy?

Ayer el Tribunal Europeo de Derechos humanos volvió a dictaminar que en torno a un centenar de presos políticos vascos hoy son víctimas de los aparatos del estado español, víctima de los abusos del tribunal supremo, del tribunal constitucional y de los gobiernos del PP y del PSOE, vulneradores de derechos humanos elementales de unos presos, a los que se les viola oficial y reiteradamente sus derechos. Y ayer dejaron constancia que en el 2013 en el estado español hay ministros con pisada y huella franquistas y gobiernan en dirección contraria a los derechos humanos elementales. No son luz en la política sino agravio y ofensa en la vida de los ciudadanos. Y eso es grave, muy grave. Más de 200 años de prórroga ilegal llevan padeciendo 76 presos políticos vascos.

Hace ya unos años el periodista Javier Ortiz, torturado en tiempos de Francos y en tiempos de demócratas como el ex ministro de Interior Martín Villa, escribía: La sociedad española ... no sabe de la tortura porque no quiere saber nada de la tortura. Porque le viene muy bien no saber nada de la tortura. Como le viene muy bien no saber nada de pateras, de racismo, de xenofobia, de cárceles, de marginalidad"

Un reciente ensayo sobre la Ley de Amnistía de 1977 de una becaria de la Universidad de Zaragoza (María García Yeregui) sostiene con razón que en el estado español no se debatió fuerte y abiertamente sobre los crímenes franquistas durante la Transición. El debate solo ha empezado ya entrado el siglo XXI gracias a los historiadores, gracias al proceso del juez Garzón y sobre todo, gracias a las reivindicaciones, voces y exigencias de gentes que luego de setenta largos siguen teniendo a sus familiares enterrados en acequias y bajo matorrales del campo. Apenas se habló entonces acerca de la violencia política ejercida durante la dictadura y la guerra civil en términos de violaciones de los derechos humanos.

La denuncia y el debate político de tales crímenes contra los derechos humanos habría sido cortada por la Ley de Amnistía de octubre de 1977, que amnistiaba (art. 2f) los delitos cometidos por funcionarios y agentes del orden público contra el ejercicio de los derechos de las personas (tales como el no perder la vida y vivir en libertad). Quienes habían impedido el ejercicio de tales derechos, fueron amnistiados. Mejor dicho, se auto-amnistiaron con la aquiescencia de los partidos políticos de centro y de izquierda que habían ganado escaños en las primeras elecciones en España desde 1936, las de 1977.

La Transición no logró pacificar los ánimos en el País Vasco. A partir de 1982, el gobierno socialista se implicó en operaciones ilegales contra ETA, como lo había hecho la UCD. La prensa de derecha y el PP usaron los GAL para erigirse paradójicamente en defensores de los derechos humanos contra el PSOE aunque se sabía que UCD había estado implicada en similares actividades. Con los socialistas con la inocencia prontamente perdida y a la defensiva, no era momento de pensar en abrir el tema de los crímenes franquistas y de derogar o cambiar la Ley de Amnistía de 1977. Con el gobierno de Aznar, entre 1996 y 2004, era incluso más difícil esa derogación. Con el gobierno de Zapatero, pudiera haberse considerado la posibilidad de discutirla pero los propios socialistas no querían hacerlo. Al obtener mayoría absoluta el PP en las elecciones del 2012 se aleja esta posibilidad

La Ley de Amnistía ha resultado ser una ley de punto final, por muchas protestas nacionales o internacionales que haya al respecto. En los últimos años son varios los pronunciamientos de organismos internacionales instando al estado español a derogar la Ley de Amnistía de 1977 dada la imprescriptibilidad de este tipo de delitos: las leyes de punto final no pueden ser aplicadas cuando se trata de crímenes contra la humanidad. Por ahora el Parlamento español no ha hecho ningún caso ni se espera que lo haga. La impunidad de los franquistas quedó y sigue atada y bien atada 70 largos años después.

¿Cómo se explica que en 1980, 1985, 1990,1995, 2000, 2005 ningún fiscal y ningún juez español iniciaran causas por crímenes franquistas? ¿Habrá que pensar que estaban prevaricando? ¿Cómo es posible que haya habido que esperar al juez Garzón en el 2008, cuando el propio juez Garzón actuaba en Chile y Argentina desde antes? Y si no era Garzón, ¿por qué no actuaron en 1980, 1985,1990, 1995, 2000 fiscales que se denominaban democráticos y de larga trayectoria anti-franquista como por ejemplo Jiménez Villarejo? Eso no tiene una contestación de técnica jurídica ni de circunstancias personales, sino sociológica y política. A eso se llama miedo.

En la conciencia de las gentes había un régimen de terror. Un terror que era necesario para sostener un régimen de una minoría frente a la gran mayoría de la población. Terror que creó un miedo que todavía existe. Hablando con familiares de víctimas y represaliados, se ve que todavía hay miedo, que todavía hay resistencia a hablar. Después de treinta y cinco años de lo que se llama democracia, todavía hay miedo en los pueblos y ciudades del estado español de hablar de aquella brutalidad. ¿Sólo de aquella brutalidad?

De nuevo el acoso sexual volvió a ser empleado en un operativo policial, especialmente contra las mujeres
Sandra Barrenetxea, es una chica detenida en Bilbao en el 2010 y confesaba: fui despojada de mi ropa en el mismo trayecto a Madrid, siendo trasladada desnuda de cintura para arriba y entre insultos, golpes y tocamientos en los pechos. Un guardia civil llegó a arrancarme los pantalones mientras que me forzaba para que abriese las piernas y otro no dejaba de golpearme en la cabeza.

La vecina de Bilbo denunció que fue obligada a permanecer todos los interrogatorios en bragas y amenazada con ser violada en más de una ocasión. En uno de los interrogatorios indica que "me sentaron en una mesa y me obligaron a apoyar la parte superior del cuerpo contra el mueble, mientras que me envolvían la parte trasera con una cuerda y me echaban agua fría a la entrepierna. En esta postura no dejaban de amagar con violarme".

Y el hecho de que haya silencio y miedo se debe a que la Guerra Civil no ha terminado. Los hijos de los vencedores continúan gobernando y ellos no quieren que se sepa lo que hicieron sus padres y abuelos. Y esto lo dejó una vez más claro la respuesta del gobierno actual en los comentarios a la sentencia de ayer del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos: Dos de sus ministros y en su nombre, con cara que me recordó a Arias Navarro en su famoso “españoles, Franco ha muerto”, presentaban en el fondo, la sentencia de Estrasburgo como una victoria de ETA y a los jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos prácticamente como colaboradores de la organización vasca.

Y termino con la sagaz reflexión y constatación de Koldo Campos:

Entre los muchos sibilinos argumentos que manejan los grandes medios de comunicación para irrespetar la sentencia de la máxima autoridad judicial europea, el que más se repite es el de los violadores que, junto a decenas de presos vascos, saldrán de la cárcel cuando se derogue la “Doctrina Parot”, pero no hay porqué preocuparse. No es tan grave el problema como parece porque sólo serán algunos violadores los que queden en libertad. Los peores, los más grandes e impunes que, apandillados en gobierno, nunca han ido a una cárcel sino para inaugurarla, van a seguir violando todos y cada uno de los derechos humanos; los mismos que se erigen en tribunales de justicia y van a seguir violando hasta sus propias leyes y sentencias; los mismos que se consagran en divinos altares y en mundanas conferencias de empresarios y van a seguir violando los más fundamentales derechos; los mismos que se asocian en la gestión de los grandes medios de comunicación y van a seguir mancillando la verdad cuanto más la invoquen y la mientan.

Esos grandes violadores, los peores, no van a salir de la cárcel. Es más, ni siquiera van a entrar.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Compartir esta noticia:       

Diaris de ficció originals de Llum Sánchez



                                                      



                                                                                       Diaris de ficció




            diumenge, 25 setembre 1994

Als moviments de la memòria, s'hi barregen estranyes associacions d'idees i divagacions erràtiques que, com els peixos, canvien bruscament de direcció, queden un moment parats i desapareixen de sobte.

Amadeu Cuito (Barcelona 1936)


Sí, jo també em sentia com els peixos, canviant buscament de direcció...Vaig néixer al setembre i des que era una adolescent romàntica i somiadora em va donar per imaginar que a setembre podia passar qualsevol cosa de màgica. Sí, ja sé que tinc un plus d'imaginació, i qué farem?. Andreu Rovira també va néixer al setembre. Demà, si fa bon dia, aniré a dinar a la platja. Ja he trobat el meu restaurant favorit. És una casa antiga transformada segons les característiques que demana un lloc públic, tanmateix conseva encara eixe ambient casolà, pareds molt grosses, ambient fresc...a l'estiu. A l'hivern no tanquen, els amos hi viuen tot l'any, però els dies de més fred a l'hora que arribes tenen la llar encesa, i uns tamborests de fusta molts baixos per als que volem seure aprop del foc. Són bona gent i l'hi donen un tracte familiar a la mestra.

Ara em trobe un poc "apardalà" i de tant en tant em quede amb la mirada perduda feta una bleda. A qui li digues que a mi anava a passar-me això...Amb tot no tinc ganes d'estar en guardia contra mi mateix, perquè això consumeix enegia i la necessite per a d'altres coses. Quan me'n recorde d'ell és un pensament dolç i tendre... Darrere de totes les meues bogeries roman la Marina disciplinada, la eixa part conscient que de tant en tant arriba i fica les coses al seu lloc i em fa el sermó. I jo que sí, que bé que té raó...Però a l'instant ja tinc al cap de bell nou a l'Andreu Rovira..M'agrada pensar que existeix, que el veuré demà posiblement i que quasi segur seré presa d'un nus a l'estòmag que a penes em permet de parlar ni acostar-m'hi amb naturalitat. Sóc un quadre, quan hi tinc aprop se m'obliden les coses, més encara, crec que semble la boba de Coria, com deia ma tia Toneta. És dramàtic que als meus anys perda l'oremus d'aquesta manera. Tanmateix ho accepte com una característica de la meua personalitat. Potser algun cap solt, alguna insuficiència de seny emocional. Què dimonis!. Ningú no és perfecte, no puc anar per la vida de Saron Stone, ni falta que fa. M'he d'acceptar com sóc.

Mentrestant el pense, l'imagine, com és, on viu, amb quí, que fa...Ho ignore tot d'ell, això és perfecte perquè em permet d'imaginar-me'l al meu antull. Crear situacions on hi som junts en diversos escenaris, una cafeteria, un concert, l'ambient íntim d'un pub prenent unes copes i xerrant. Sí, sé que l'idealitze a la mesura de les meues necessitats humanes i afectives. Em cal estimar, ho confesse, supose que com a tothom. Em felicite per la seua existència, que siga un ésser humà ple de defectes, malgrat la perfecció amb la que el veig ara.

Allò que més m'admira és la seua facultad d'encisar o desencisar, no ho sé. Sort que ell no sap ni sabrá mai el que hi pense, si no fos així es trencaria l'encís. Ell no és així, és evident, no té res a veure amb les meues emocions i els meus desitjos, aquest els cree jo. Ell només és el suport o, a tot estirar, la personalització idealitzada dels meus desitjos i les meues necessitats.

No té vida pròpia s'hi la done jo. Puc continuar debatem-me entre la seua preséncia, abandonar o ignorar-lo. Depen del grau de por i d'inquietud que em produeixca. Sóc jo la que, com una deesa passada de moda, l'hi he atribuït ànima i vida, dessitjos i aversions, cualitats i defectes, fins i tot l'hi he asignat un plaç de vida. Quan concloga ell, l'Andreu Rovira, serà sepultat a les a les fredes estances de l'oblit.

Potser desvarie i el meu entusiasme no té cap fonament. No obstant això tinc motius per pensar, que atés que no es tracta d'un cas únic, puga ser una nova creació seminconscient sense cap autonomia.

M'agradaria tant parlar amb ell tranquil·lament, conéixer-lo, acaronar-li les mans, primer, els ulls, besar-los, la boca frec a frec, els seus llavis... l' alé tebi...sentir el goig i el plaer. Despullar-lo poc a poquet, sentir el frec de la seua pell càlida, la proximitat del seu cos, el seu alé. A poc a poc mirar-lo, olorar-lo,  amb la llengua tastar-lo, amb els dits recorrer a pleret tota la orografia del seu cos, mentre escolte l'escolte mormorar el seu desig, la seua veu que m'explica el qué sent.

dimarts, 22 d’octubre de 2013

El esperpento del PP


                                                         Mienten más que hablan

                                                           El esperpento del PP



           “Quintaesencia de eso que llaman Estado hallar excusa a la bellaquería”.

               Francisco de Quevedo, Sentencias

Cospedal, Bárcenas y un revolcón imprevisto
Ante la publicación de los llamados “papeles de Bárcenas”, es decir, la contabilidad oculta del PP, la dirección del partido negó la veracidad de dichos documentos y anunció querellas al por mayor. Transcurridos ya bastantes meses del escándalo que desnudó al partido del gobierno, un partido que está arrasando lo público desde los cargos públicos y que impone a los de abajo unos recortes sociales insoportables, ha quedado claro que esos “papeles” no eran falsos y que reflejaban fielmente las donaciones de grandes empresarios así como los sobresueldos que recibían “en negro”, es decir, sin declarar a Hacienda, los dirigentes nacionales del partido conservador.

María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP y presidenta de la Comunidad de Castilla-La Mancha, se querelló contra el extesorero del PP intentando limpiar su nombre y de paso tapar la boca al innombrable Luis Bárcenas. Hoy ha tenido lugar la vista pública en un juzgado de Toledo. Y lo que iba a ser un paseo triunfal por los tribunales se ha convertido en un revolcón en toda regla para ella. Bárcenas ha reconocido la autenticidad de los documentos publicados, ha mantenido su versión acerca de las entregas de importantes sumas de dinero a los secretarios generales del PP (entre ellos, al actual presidente del gobierno, Mariano Rajoy). Para sorpresa suya, ha detallado dónde le entregó a ella en mano y en secreto el dinero, el tipo de billetes (siempre de 500 euros, como hacían los empresarios donantes) y hasta el color de dichos sobres. (Según gustaba de recordar Bertolt Brecht, “la verdad es concreta”, dígala Agamenón o su porquero, como añadía por su cuenta Antonio Machado). Parece que la dama de la peineta quedó en la sala “demudada la color”, como en el poema del Romancero.

Este último episodio no descubre algo completamente nuevo: confirma una vez más la corrupción que caracteriza desde su nacimiento al régimen borbónico y que hasta hace poco estaba bien oculta por el poder. En los actuales momentos de pobreza y escasez generalizada, añade un grado más a la contenida ira popular, es la gota de agua que puede hacer rebosar el vaso en cualquier momento. Ante este panorama de corrupción política que socava la mínima confianza que unos gobernantes necesitan para seguir en la vida pública, ¿qué hará la dirección del PP? ¿Dimitirán de los cargos que ocupan o esperarán a que los fiscales, bien instruidos desde el gobierno, les cubran las espaldas y algún juez afín archive las denuncias?

Mienten más que hablan
Siguen desahuciando a cientos de familias cada semana, decenas de miles de obreros de la construcción continúan en paro, muchos médicos ignoran si mañana seguirán ejerciendo su profesión en los hospitales públicos, los estudiantes de clases populares tienen difícil poder pagarse la matrícula en la universidad, las empresas continúan despidiendo trabajadores aprovechando así las condiciones favorables de la reciente legislación laboral, cada vez más madres de familia a duras penas tienen dinero para comprar lo necesario para comer, un número creciente de pequeños comerciantes se ven obligados a cerrar sus tiendas, miles de jubilados ya no saben de dónde recortar, una generación de jóvenes bien formados comienzan a preparar la maleta para emigrar en busca de trabajo… Y mientras estas penalidades y otras más se extienden en ciudades y pueblos, los politicos elegidos con un programa edulcorado de protección social que pisotean cada día y los altos cargos nombrados por ellos a dedo aparecen en televisión sonrientes y bien trajeados pintando un país de fantasía que ni ellos mismos se creen. ¡En qué manos está el pandero!

Los ministros compiten entre sí a ver quién dice la mentira más grande. Montoro afirma que los salarios no están bajando, Báñez que con su contrarreforma aumenta el empleo, Sáenz de Santamaría que quien defrauda a Hacienda no son los grandes empresarios sino los parados, Guindos que ya ha empezado la recuperación económica,Wert que ninguna ley educativa ha contado con tanto diálogo como la suya… Y Rajoy, el de los “hilillos” del Prestige, saca pecho contando que se ha superado la crisis con un reparto equitativo de la carga y que en Fukushima (que amenaza riesgo casi apocaliptico) no hay amenaza radiactiva. Este gobierno del PP puede definirse como el cuento de los cuentos.

Cansado estoy, como tantos y tantos ciudadanos, de escuchar mentiras por radio y televisión, mentiras dichas con voz solemne y repetidas sin cesar para calar hondo en la gente. Juan José Millás ha pintado con acierto y crudeza este cuadro: “La relación del PP con la mentira es la del toxicómano con la droga. Vive para ella, alrededor de ella, solo piensa en la dosis próxima”(“El mono aprieta”, El País, 18 de octubre de 2013). Los drogadictos, sin embargo, dan lástima. Estos políticos, por el contrario, dan asco.
Un alcalde del PP, condenado por el Tribunal Supremo, “ejemplo para todos”

Añadamos, por último, un detalle castizo, el del alcalde al que también le gustaba la “mordida” y que era hasta hoy un icono de buen gobierno para el PP malagueño. El alcalde de Alhaurín el Grande (Málaga), Juan Martín Serón, del Partido Popular, fue condenado en 2012 por la Audiencia Provincial de Málaga a una multa de 200.000 euros y suspensión de empleo y cargo público durante un año por haber exigido a un empresario y recibido de él 122.000 euros a cambio de una licencia de obras. Tras esa condena por cohecho este “patriota” del PP anunció que no abandonaría el cargo ya que eso sería, según él, propio de “cobardes”.

Celia Villalobos, diputada del PP por Málaga y actual vicepresidenta primera del Congreso de Diputados (donde ya ha dado sonados ejemplos de autoritarismo y zafiedad como presidenta en funciones de la cámara) salió en defensa de su compañero de partido tras la condena judicial con estas contundentes palabras: “Creo ciegamente en tu honradez y en tu capacidad de trabajo, tú vas a seguir contando con ellos porque todos te conocen, todos saben quién eres y quién vas a seguir siendo (!) , y conmigo contaste, cuentas y contarás porque me gusta apostar por la gente valiente, honrada y trabajadora como tú”. ¡Toma ya! El presidente provincial del PP y presidente de la diputación provincial de Málaga, Elías Bendodo, lo presentó así en las elecciones municipales de 2011:” Si digo que Juan Martín es un ejemplo para todos digo la verdad al cien por cien”.

Ahora, el Tribunal Supremo acaba de confirmar la sentencia anterior. Ante esta condena definitiva, el alcalde “valiente” se ha visto obligado a dimitir. El señor Bendodo, abrumado por el varapalo judicial, confesó que, antes de pronunciarse sobre el asunto, tenía que leer con detenimiento los numerosos folios de la sentencia (parece que sigue todavía meditando a la sombra de un árbol). Y la señora Villalobos, habitualmente tan dicharachera, guarda silencio.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Compartir esta noticia:       

diumenge, 20 d’octubre de 2013

Diaris de ficció



                               Diaris de ficció originals de Llum Sánchez 




divendres, 30 setembre, 1994

Costa de trobar, en el món de la cultura, algú poc convençut de la seua excepcionalitat, algú que no patisca la injusta indiferència del públic, algú que accepte sense dramatúrgia l'èxit o el fracàs.

Manuel Baixauli (Sueca 1963)



Hi ha quelcom de màgic que funciona. Ahir va ser el dinar de primers de curs. Pocs dies abans hi havia estat amb Valèria. Les últimes paraules que va dir-me en acomiadar-nos van ser: Has d'anar a ell, Marina, tu ets provocadora i agressiva...Van ser com una espenta. Tot i que jo em veig tímida y fugissera com un conill.


A l'endemà vaig trobar-me'l a un corredor del centre. L'hi pregunte si vindria al dinar. Ell digué que s'havia apuntat però que no sabia exactament si hi podria venir. Bo, sembles el Ministre d'Assumptes Exteriors. Es va quedar pensant un instant, mentres esperava mostrava la meua impaciència picant el terra amb la punt de la sabata. Després digué, bé...I cadascú seguirem la nostra. Em trobava decebuda. Havia estat pensant que era una ocasió per coneixér-nos una mica, no estava demanant-li que em prengué per esposa. Havia pensar que amb un poc de sort 
podríem seure junts. Ara tot se'n havia anat en orris per culpa meua.

Vaig assistir al dinar amb cara de guardia civil. A l'hora de posar-nos a taula semblava una ànima en pena, no sabia on seure. No obstant això encara en restava una llumeta d'esperança. Andrea em va dir que havia eixit a veure al seu pare, que vivia amb ell, que tan prompte acabés que vindria. Vaig veure el cel obert.

Quan hi vaig veure entrar el meu cor va pegar un blinco. Va seure al meu costat a l'ensems que els companys acabaren de trobar el seu lloc i feien bromes. Durant el dinar vàrem parlar molt. La seua companya, en estat de gestació, va morir en un accident de cotxe, no feia massa temps. Els metges van intentar-ho tot. No va poder ser, però, el traumatisme afectà el cervell de manera irreversible. Prompte vaig adonar-me'n que no he feiem d'una manera convencional. Malgrat tot en Marcel no és un home trist, ben al contrari, és obert i comunicatiu. Deu meu, no hi podia menjar. Els seus ulls d'aigües profundes, l'elegància dels seus gestos i la seua proximitat em provocaven una excitació que amb penes i treballs intentava disimular. Hi ha quelcom de que hi flueix de la seua persona, malgrat que ara encar nosé definirho. Em mostrà les fotos de Lorena. Mentre em sentia per complet impressionada pel semblant i la joventud. Per altra banda surava una sensació d'irrealitat, no era possible que estiguéssem parlant com dos vells amics. Mai no he conegut ni de bon troç un home com ell. Hagués resat perquè aquell moment no s'acabés mai.

Els companys, finalitzades les postres, el cafè i els cigarretes començáren a desfilar per un motiu o per altre. S'havia de trencar l'encís, molt de malgrat, com diu la Guilermina Mota. La carrossa es va tornar carabassa...

Després d'aquella trobada ja no he tornar a ser jo, no menge, ni parle, ni ric, ni plore, estic en perpetu estat de sonanbulisme. M'adorm pensant amb ell i em desperte a la matinada pensant amb ell. Aquest és ara el meu problema. Jo ja no sóc jo, he perdut el meu ésser, semble una barca a la deriva. Ara que he de fer?. Deixar-ho córrer, o donar-l'hi temps al temps, com diria ma mare?.

I ací estic, escrivint a les dues del matí, com una adolescent enamorada, trobant a faltar la seua presència, la seua veu, la mirada dels seus ulls. I, és clar, així no anem enlloc. El meu món ha perdut el color i el sabor, ara hi veig en blanc i negre com les pel·licules mudes. Ja no puc llegir dues ratlles sense que se'm fique ell pel mig, ni llegir, ni menjar, ni dormir, ni respirar... Sent un desig tan gran de la seua presència...