dimecres, 20 de juny de 2012

Hola, soy Carlos

ACC Coruña- Acta Constituyentes Coruña, sema 24, 15 de junio







Buenos días, el pasado viernes presenté el siguiente texto en la Asamblea Ciudadana Constituyente de Coruña. Os lo paso para que podáis hacer aportaciones, correcciones o sugerencias y si los administradores del blog general www.constituyentes.org se esperen, por favor, a la ultima versión... no sé, el miercoles envío las correcciones... no sólo por quienes lo recibáis a través de este email, también resto de compañeras y compañeros del Barrio y de Constituyentes... 

Por otra parte, sé que es una pequeña aportacion y que hay compañeros y compañeras que son mucho más prolíficos en sus colaboraciones por escrito. Procuraremos mejorarlo (primero individualmente, claro) desde Coruña, pero como no tenemos prisa porque vamos lejos, tampoco nos lo tengáis muy en cuenta.

Hemos puesto en práctica una forma de trabajo que está empezando a dar sus resultados, grabamos nuestras asambleas y acciones de difusión (las que nos son posibles) y luego las difundimos por Fb, N-1 (aún en fase pruebas) y por email. Nos han confirmado (tanto lejos como cerca) que esta acción tiene seguimiento y entonces se nos olvida escribir artículos como este, o los que presentó Iñaki hace unos meses... También seguimos trabajando para elaborar elementos de difusión popular adaptados a la realidad social y política de nuestra ciudad y no hemos olvidado que estaría de maravilla que más ciudadades dieran el salto hacia adelante para iniciar este trabajo, pero tampoco sabemos muy bien como hacerlo, más aún cuando no hemos más que iniciado en Coruña. Seguimos sin prisas, pero yo creo que vamos seguros, ayer tuvimos nuestra tercera entrevista en cuatro semanas con una persona de la ciudad que se interesó en lo que hacemos y defendemos y hacia la que nos acercamos, para proponerle que se venga a la reunión semanal, todos los viernes (algunos desde las 18 horas, otros desde las 20 como punto dentro del orden del día de la Asamblea del Barrio).

Bueno, os paso el artículo y os dejo esta cronología y síntesis de nuestro trabajo que se me ha ocurrido. Además tengo dos preguntas:

¿Cuando y dónde es la siguiente estatal? La idea que tenemos nosotras es que se realiza el 6, 7, 8 y 9 (o en esos días) en Sevilla. Eso salió de la Estatal de Cádiz. Luego empezaron a aparecer más convocatorias, que si Valencia, que si en septiembre... ¿Alguién sabe la fecha exacta o ya aparecerá?

Queremos que  nuestro email de contacto: constituyentes.coruna@gmail.com aparezca en el mapa de constituyentes: https://maps.google.es/maps/ms?msid=201402017056039327379.0004b9b63c1af38786166&msa=0&ie=UTF8&t=h&ll=39.943436,-6.525879&spn=8.084047,14.0625&z=6&source=embed ¿Dónde puedo conseguirlo?

Ahí va el artículo:


Si las banderas son del color adecuado,
podremos cambiar el curso de la historia. 
Carlos Alberto Balboa Castelo,
Coruña, 14 de junio del año 2012

“Lo verdaderamente terrible no es que muchos se hayan dejado caer en los cómodos brazos del optimismo y hayan obviado una y otra vez, ese reverso tenebroso de la fuerza, lo verdaderamente trágico es que mientras lees el enésimo artículo que pretende explicar o dar salida al 15M, los inmigrantes sin papeles perderán su tarjeta sanitaria y dejarán de recibir atención médica. Muchos de ellos morirán: enfermos de cáncer, de SIDA, diabéticos, dependientes en general... y antes de que termines de leer el artículo miles de hijos de la clase trabajadora renunciarán a cursar estudios universitarios porque sus padres sencillamente no podrán pagar el aumento de las tasas en la educación superior. La movilidad social se estancará y el sistema de clases (¿por qué no decir de castas?) se reproducirá sobre sí mismo sin la menor de las resistencias y nos dirigiremos (como afirma el sociólogo Ulrich Beck) hacia una brasileñización de Occidente. Un nuevo mundo feliz en el que la clase media habrá cuasi desaparecido, una enorme masa de desarrapados sencillamente se dedicará a sobrevivir y una reducida clase alta vivirá rodeada de alambradas de espino, playas privadas vigiladas de las miradas hambrientas y sofisticados sistemas de seguridad. Por supuesto y como en la premiada Tropa de élite, no faltarán hijos de papá que pretendan lavar su conciencia ayudando a los más desfavorecidos; la caridad y la solidaridad de cartón piedra son moneda común en nuestras sociedades avanzadas y buque insignia de la cultura pop. El único trabajo estable al que aspirarán los jóvenes desarrapados se encontrará en las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, sea como carne de cañón para saquear los recursos de algún país de nombre impronunciable, sea para reprimir la cada vez más brutal pero esporádica, espontánea y desideologizada, disidencia interna (disturbios de los consumistas frustrados de Londres). En definitiva, sostener el sistema que lo oprime a él y a los suyos, llevan haciéndolo siglos... “(cita de artículo: http://www.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fwww.refundacion.com.mx%2Frevista%2Findex.php%3Foption%3Dcom_k2%26view%3Ditem%26id%3D351%253Ael-15m-auschwitz-y-la-poes%25C3%25ADa%26Itemid%3D116&h=-AQHkCstU escrito por Nega, vocalista del grupo “Los chicos del maíz”)

Durante las últimas semanas hemos asistido atónitos a reuniones, declaraciones y anuncios sobre la economía española y sus bancos. Pocos días después de la reunión del G-7 por videoconferencia, Obama decía: “el rescate sobre los bancos débiles de la eurozona será cuanto antes”. La agencia Reuters, reveló a las pocas horas de la declaración de Obama que España pediría el rescate el sábado, y para rematar la degradación de nuestra soberanía, ante la resistencia del gobierno a aceptar los plazos, Washington y el FMI apuntillaron la situación comunicando dos horas antes de la madrugada el informe sobre la banca española y asistimos a las declaraciones de su directora anunciando la intervención de España para la siguiente tarde.

Las palabras sacadas del mismo artículo del principio, sentencian al final: “(...)como dice Alba Rico, el 15M ha cambiado la composición del aire, de alguna manera ha mutado el imaginario colectivo en pos de la movilización, ha normalizado la protesta: protestar ya no es un comportamiento exclusivo de melenudos que fuman porros, es una baza que debemos jugar. El 15M es una marca caduca, una etiqueta obsoleta, una prostituta desdentada de la cual debemos aprovechar el poso que nos ha dejado y que cobra forma en la marea verde, en el movimiento contra los desahucios, en los estudiantes del instituto Lluís Vives, en el YO no pago o en los encierros en hospitales y ambulatorios. Movimientos muy válidos y vacíos de las gilipolleces innatas al 15M (conspiranoicos, zeigeist, reptilianos o espiritistas toca-timbales que no son ni de derechas ni de izquierdas). La movilización social de toda la vida, la que no tiene reverso tenebroso de la fuerza, la que encaja completamente, la que no suscita sospechas en los viejos militantes, la que no despierta la solidaridad de Punset o Julio Iglesias ni es tratada por el enemigo (los grandes medios) de forma paternalista y condescendiente. De la misma forma que las acampadas se convirtieron en un lastre y urgía que la movilización saltara a los barrios y a las asambleas, urge también deshacernos de la marca/etiqueta 15M y que la movilización tome cuerpo en los distintos frentes abiertos mencionados.”Es urgente esta tarea, pues la actual coyuntura internacional y la situación de absoluta miseria para millones de personas en España nos indica que sí es apremiante. Que hay muchos nuevos frentes de acción, en dónde las reglas del juego se pueden librar del rígido ideario del 15M en dónde las necesidades de cambio que para muchos eran necesarias, y que sólo unos pocos han sabido aprovechar, no impidan ver que detrás de la colina hay más campos que cosechar.
Es una enseñanza de la historia, y lo estamos padeciendo ahora al estar en manos sumisas a potencias extranjeras, la principal lucha es la lucha por el poder político. El poder político de un pais-Estado decide en última instancia el destino de sus recursos y pueden servir para hipotecar a todo el país durante el resto de nuestra existencia o puede ser para plantar cara a este tipo de imposiciones que, desde organismos y organizaciones ajenas indican qué tenemos que hacer, cuándo y cómo.

No podemos olvidarnos que fue el FMI y las agencias de calificación privadas Standard&Poors, por ejemplo, las que han evaluado las cuentas de España y las que han dictaminado que el remedio era otorgarnos un crédito en condiciones favorables, para que hiciésemos negocio todos los españoles y españolas al prestarle ese dinero a los bancos para que nos lo devolvieran al doble del interés inicial. Así contado suena muy bien, pero la realidad que tenemos delante es muy distinta... Por un lado España (toda, nos guste más o menos o tengamos alguna alternativa, ahora) es la garantía de ese crédito, pero el pueblo español no puede opinar sobre el tema, no se ha convocado un referéndum para aceptar el rescate o rechazarlo, por ejemplo. Por otro lado España es quién le devuelve el dinero al FMI. Se lo devuelvan a ella los bancos (supuestamente españoles pero con un accionariado de lo más variado) o no se lo devuelvan, y por encima si los bancos quiebran entonces también habrá que hacerse cargo del dinero de los ahorradores, y seguir pagando jubilaciones millonarias, sino al tiempo.

Esta es la situación en la que vivimos y el 15M se ha perdido en los laberintos obvios para algunos, desconocidos para otros. Confundir apartidismo con apoliticismo ha sido el veneno que ha corroído a multitud de grandes proyectos e iniciativas; solicitar solidaridad y devolver caridad ha enterrado las ilusiones sanas y justas de cambio de quienes finalmente han entendido que así tampoco se llega a nada nuevo; pedir respeto y entregar a cambio calumnias, injurias y desprecios absolutamente personales ha desterrado toda ilusión de unidad en muchas personas... los errores han hecho más fuerte al enemigo en nuestro propio terreno de lucha, ha hecho fuerte las ideas de la derecha en la gente a la que la “tradicional (y secular) derecha” desprecia y conduce para sus inmediatas necesidades de poder y amparo legal. Por eso todo depende del color de la bandera en primera instancia, pero también importa que ideales y objetivos, así como los principios, que recorren nuestras acciones y procesos. Por eso, a pesar del inevitable pesimismo que surge al iniciar la lectura de estas líneas, debe seguir una firme convicción de que para parar el fascismo lo único que ha funcionado en la historia es la política del Frente Popular Amplio, con ideologías claras y amables con la mayoría; un frente común contra quién no ha dudado en sembrar de terror y destrucción a pueblos enteros desde hace siglos, la clase dominante mundial, ese1% casi metafórico pero muy real. El resto somos súbditos o plebeyos, nada más. El caso es que nos alineamos con el conservadurismo sin saber que la libertad está en la revolución que sí puede ser pacífica pero no debe ser pacifista; que sí puede ser de masas pero no debe olvidar que la responsabilidad se puede desarrollar democrática y horizontalmente; y que sólo cuando hayamos cambiado la situación tendremos derecho a decir que hemos hecho algo grande, el resto son las tareas necesarias y sobran triunfalismos. Hacen falta logros concretos, en temas concretos. Es el momento de continuar, yo personalmente apoyando la iniciativa www.constituyentes.org, desde mi participación en la Asamblea Popular del 15m del barrio de Los Mallos, en Coruña asambleapopular15m.mallos@gmail.com y en tantas iniciativas, frentes y mareas considere que nos acercan al conjunto de pueblos de España al objetivo común de vivir bien sin hacerlo a costa del dolor y sufrimiento de nadie. Como en cualquier otra organización, sea la que sea mientras sus fines y herramientas no se aparten del sentido común, la gente no pintamos nada en grupos mafiosos o clandestinos. La gente trabajadora o en paro, movilizada o inmovilizada delante del televisor o el ordenador, la gente consciente o inconsciente podemos: o bien abandonar su destino en las manos de otras personas (sean quienes sean) o hacerse dueñas de sus destino y ejercer su autonomía e independencia personal ligada a la construcción de un Frente Amplio y Popular contra el fascismo. Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla.