dissabte, 6 de juliol de 2013

Diaris de ficció

                                                         

                                                                                                     





                    València, 10 agost, 1991





Sols hi ha una persona més estúpida que l'envejós, i és aquella que es creu envejada per alguna qualitat o cosa que no posseeix o que als altres tant se'ls en dóna.

Josep Vicent Marqués (València 1943-2008)





 Tornar a casa
Tornar a casa sempre és bonic. Tenir on tornar també. Ma casa hi romania esperant-me. Res de nou. Tot estava com jo ho l'havia deixar. Els meus temors eren infundats…Fins i tot els tropicals i les plantes gaudien de bona salut. I Olga m'ha proporcionat unes pastilles per  dormir. No es pot demanar més. Ara em toca netejar, fer a fons totes les coses que no puc fer quan treballe. M'he assabentat de que han tancat també radio-quatre, si seran cabrons!. 

Hauré de veure de sintonitzar alguna emissora italiana. La radio està de puta pena. Aquest pensament -després de tants dies sense escoltar la radio- m'ha dut a recordar tota la història de l'emissora, radio-Pelma. Vaig haver-me d'adonar de qui era aquell bandarra i els que hi eren al seu darrere. Tots junts no valien ni un quinzet. Recorde les nostres il·lusions durant aquell primer període a peu de micro. Treballant, pobres bèsties, les meus companyes i jo, per res, ni per les gràcies, com si ens feren un favor encara. El que més em va descol·locar va ser quan ens va dir que l'emissora tancava. Fou una manera molt ortodoxa d'enviar-nos a pastar fang a nosaltres i a la resta de col·laboradors amb la que contaven. Clar que ben mirat, com que no tenien recursos per mantenir el projecte, la millor manera de salvar els mobles era dir-nos a tots que tancaven. Només em sap greu el temps que em va fer perdre, el minso. Les quedades, les converses, els gintònics…, (tot i que cadascú es pagava el seu). Les meues notes no feren cap efecte i les meues telefonades tampoc. Just en eixe moment vaig trencar definitivament...No va obtindre de mi el que desitjava, pero diveritr-se si que es va divertir perquè un parell d'orelles escontan-lo dir 'bobaes', no es troba per tot arreu. Se'm notaria la poca gràcia que em feia aquell cebollí. No m'explique com, amb tan poques condicions, hi ha tios que son uns narcicistes.

Està vist que no es pot comptar en ningú, ni en la qualitat humana de la gent. Aquesta es una entelèquia que conserve, potser els últims vestigis d'un Anarquisme, amb el que volia creure fervorosament fa uns anys. Porca misèria!










Los ricos comen margaritas













Se imaginan a dónde habrían llegado con la ley Wert?



06-07-2013

Los ricos comen margaritas





“En el principio existía el Verbo y el Verbo era Dios”. El ministro de educación José Ignacio Wert, debe conocer esta frase de los textos sagrados que el ha debido leer mas de una vez. Y si no me equivoco el Verbo es la palabra y la palabra es la expresión del pensamiento y el pensamiento la exposición del conocimiento y la inteligencia. Tampoco creo cometer error al decir que no es la inteligencia lo que da forma a la palabra, sino esta la que configura la inteligencia. Mientras mas palabras le llegan a un niño mas se desarrolla su capacidad intelectual.

 El ministro Wert o se cree omnipotente y decide quien tendrá mas potencia intelectual, o bien considera que Dios es un privilegio de los ricos y que solo ellos tienen derecho al pensamiento, a la capacidad de reflexión, a ejercer la crítica, a juzgar que es lo bueno y que es lo malo, lo mejor o lo peor, lo justo o lo injusto, lo necesario o lo intrascendente, y además a imponerlo. 

El ministro Wert castiga sin remedio a los menos favorecidos por la fortuna, cuando no tienen la nota precisa que él marca para aprobar las asignaturas y, en consecuencia, los cursos, diciéndoles que no sirven para estudiar. Así los que carecen de medios económicos tendrán que agarrarse a la Universidad con uñas y dientes, con una escuela de escasos recursos y con desnutrición. El Dios de los ricos protege a estos de la ignorancia con colegios fastuosos, profesores particulares y todo tipo de ayudas. Es decir, que no estudia quien quiere, sino quien puede porque así lo designa el ministro Wert.

 A el lo que si le inquieta es que se vaya a misa los domingos. Tampoco juntos pobres y ricos que para eso cada barrio tiene su iglesia, y como estímulo prioriza la religión sobre cualquier otra materia. Ni matemáticas, ni física, ni ciencia, ni lenguaje: religión y una buena nota eso es lo que cuenta. Aunque sea consciente que de esta forma lo único que conseguirá para el día de mañana será el hastió y el desprecio de uno ciudadanos ignorantes que el propio ministro Wert ha condenado al fracaso como persona, como seres humanos, que sin capacidad para pensar no puedan decidir no ya su religión sino su destino.

Sí; posiblemente el ministro Wert conoce bien la Biblia y la utiliza según su libre albedrío pero desconoce que una gran cantidad de hombres ilustres, sabios, científicos, grandes artistas y prestigiosos empresarios no llegaron a tener una buena nota en toda su vida escolar. Por citar algunos remitiré a Charles Darwin, a Albert Einstein, a Thomas Edison, a Giuseppe Verdi, a Claude Debussy, a Gustave Flaubert, a Paul Cézanne, a Pablo Picasso, a Salvador Dalí, a Jack London, a Jean Cocteau, a Agatha Christie, a Charlie Chaplin, a Abraham Lincoln, a Winston Churchill, a John Lennon y a Walt Disney; y solo son algunos ejemplos.

Ministro, con usted ni siquiera un gran empresario –y artista- como Walt Disney habría sido nada mas que pobre y creyente. No sé porque me dirijo a usted directamente, cuando antes que a usted prefiero a cualquier participante en las redes sociales ¿Por qué? Porque a usted le desprecio ¿Por qué? Porque esta destrozando el futuro de nuestra sociedad. No nos engañe mas diciéndonos que ese limite que impone para aprobar los estudios es para estimular ¿a quien? Es mentira e insisto, usted lo sabe.

Creo que lo mas importante que existe en la vida es la libertad y el conocimiento, y estoy harta de oír necedades. Me permito retarle, perdone el atrevimiento, a mantener conmigo una conversación pública sobre el fracaso escolar para que cada individuo que la presencie o escuche pueda decidir por si mismo la verdad de sus palabras y de las mías.


Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

Valencia privatiza su dársena



05-07-2013

EUPV-IU y los vecinos de los poblados marítimos critican que prosiga la política de “grandes eventos”
Valencia privatiza su dársena



 Los yates amarrados frente al edificio Veles e Vents
A pesar de la crisis, el desempleo y las tasas de endeudamiento, en la ciudad de Valencia prosigue –sin propósito de enmienda- la política de “grandes eventos”. El último de los magnos proyectos, la cesión aparentemente gratuita de la dársena a la ciudad por parte de la Autoridad Portuaria (dependiente del Ministerio de Fomento) durante un periodo de 30 años. Pero la transferencia esconde un obsequio envenenado. El objetivo no es habilitar una zona de uso público sino su privatización, con el fin de hacer caja y devolver al ICO los 320 millones de euros que se le adeudan por las inversiones en infraestructuras de la America’S Cup, celebrada en Valencia en 2007.

La firma del convenio el pasado 26 de abril fue acompañada por las declaraciones habituales de los años de pompa y festín. “Gran proyecto de futuro”, saludó la ministra de Fomento, Ana Pastor; “un nuevo barrio para disfrutar de una ciudad que es referencia nacional e internacional”, se admiraba el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra; eufórica y grandilocuente, la alcaldesa Rita Barberá se refería a la “marina del futuro” y al “mejor puerto deportivo de España”.

El convenio suscrito cede al consistorio valenciano los siguientes inmuebles: los tinglados número 2, 4 y 5 del Puerto de Valencia; los edificios “Veles e Vents”, la “Casa de la Copa” y las cinco bases de los equipos participantes en la 32 edición de la Copa del América, construidos en los muelles de la Aduana y del Grao. Pero la clave se halla en el apartado que afirma que estos bienes “podrán ser utilizados por terceros” a quienes se cedan los derechos de posesión y uso de los mismos. Lo que supone en la práctica poner estos espacios en manos de la iniciativa privada.

El Plan de Usos detalla las infraestructuras previstas para el sector, que poca relación tienen con el aprovechamiento ciudadano del mismo. Así, pretende habilitarse una zona náutico-industrial; una zona náutico-deportiva como subsede olímpica de vela de la candidatura Madrid 2020; una zona comercial; el tinglado 2 como zona de ocio y restauración; la zona norte de las bases de la Copa del América como “cluster” tecnológico; el edificio “Veles e Vents” para restauración, exposiciones y congresos; también podrán realizarse nuevas licitaciones para restaurantes y club de playa en la zona sur del canal.

En resumen, afirma el concejal de EUPV-IU en el Ayuntamiento de Valencia, Amadeu Sanchis, “se pretende convertir la dársena en un nuevo barrio, aislado, elitista y glamuroso, que además no conectaría con los núcleos de población del marítimo”; “van apareciendo continuas informaciones sobre propuestas de rebaja de canon y alquileres para atraer a empresas lo que, de hecho, nos sitúa ante una operación en la que nuevamente el suelo público casi se regala a las empresas privadas para que desarrollen sus negocios, incluso a costa de la recuperación de un espacio ciudadano”, ha añadido el regidor.

Frente a la privatización de la dársena, Amadeu Sanchis ha pedido abrir un periodo de consulta popular que recoja las prioridades de los vecinos, así como un plan urbanístico global para la conexión del puerto con el resto de la ciudad; también ha pedido al gobierno central la condonación de los 320 millones de euros que se le adeudan al ICO.

En el convenio de cesión se incluyen, por lo demás, los espacios para que continúe la escenificación de grandes ceremonias. Por ejemplo, el circuito urbano para las carreras de Fórmula 1, también celebradas en la fachada marítima y que tuvieron un coste en 2012, según ha reconocido el PP en las Cortes Valencianas, de 40 millones de euros. Se planean asimismo otras iniciativas mayúsculas, como el Acceso Norte a la ciudad, que supondría un largo túnel subterráneo de casi 20 kilómetros para el tránsito de camiones y mercancías.

Las asociaciones vecinales de los poblados marítimos de Valencia llevan años protestando por el olvido y la discriminación en las inversiones municipales. Se les rebajan los equipamientos y las infraestructuras básicas mientras se les convierte en receptáculo de fastos y obras faraónicas. Por esa razón, el 6 de julio han convocado un acto público en el tinglado 2 del puerto de Valencia con la consigna “Litoral per al poble”. En el manifiesto preparado para la ocasión, critican los eventos “efímeros” y “ruinosos” como la Copa del América y la Fórmula 1. Y agregan que el litoral “es demasiado importante como para dejarlo en manos de los gobernantes, del puerto y de las grandes empresas constructoras; los eventos ruinosos han servido para ganar elecciones, pero han dejado deudas e hipotecas impagables”.

Vicent Lamas, portavoz de la Asociación de Vecinos Grau-Port, ha criticado que la dársena vaya a convertirse en un “centro comercial” y que las administraciones no hayan considerado un principio esencial: la participación ciudadana. “En ningún momento han dialogado con los colectivos vecinales; tenían muy claro desde el principio que la dársena se destinaría a negocios”. De opinión similar es Julio Moltó, presidente de la Asociación de Vecinos de Natzaret, otra de las barriadas afectadas. “Es falso que se trate de una cesión gratuita de la dársena como nos venden”, afirma, Y añade que haría falta la condonación de la deuda “y no un plan de abusos, como se ha hecho, sino de usos”.

En opinión de Julio Moltó, “casi todo se ha pactado ya con los empresarios; luego nos dejarán a los ciudadanos un periodo de alegaciones de sólo un mes”. Pero el problema no es únicamente la dársena. El miembro de la asociación vecinal recuerda que Natzaret es un barrio aislado y rodeado por el puerto de Valencia. “A este aislamiento ha contribuido la política de grandes eventos”. Señala Moltó que los autobuses comunican esta barriada marinera con la ciudad por el camino más largo; que hay vías de tranvía pero sin máquinas en funcionamiento por falta de presupuesto (“como en el aeropuerto sin aviones de Castellón”, ironiza); tampoco culmina ahí el memorial de agravios: “El puerto en 1986 nos “robó” la playa para desarrollar la ampliación sur y en 2003 nos “hurtó” la huerta de la Punta para realizar la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Puerto, que continúa vacía”.

Vicent Roncalés, del colectivo Amics de la Malva, se refiere a la transferencia de la dársena a la ciudad como “regalo-trampa”. Y señala el contexto en que se produce: “Hay una discriminación histórica del Ayuntamiento de Valencia hacia los barrios de la mar”. Esto es algo palpable en la Malvarrosa. Roncalés subraya que este barrio carece de bibliotecas públicas; asimismo, el consistorio no ha proporcionado ningún local a la asociación vecinal para que pueda reunirse; critica la situación precaria del polideportivo; que en las vías centrales de la barriada no exista carril para bicicletas; o que, como consecuencia del caos urbanístico de los últimos años, los solares de los descampados funcionen como plazas; Hay, además, necesidades de mantenimiento en colegios públicos que el Ayuntamiento no satisface.

El antiguo barrio de pescadores del Cabanyal-Canyamelar es un conjunto histórico protegido, declarado Bien de Interés Cultural, que pasados 25 años de su protección “no cuenta todavía con un planeamiento urbanístico adecuado”, afirma el vicepresidente de la asociación vecinal, Vicent Gallart. En los últimos 15 años el Ayuntamiento de Valencia ha tratado de prolongar la Avenida de Blasco Ibañez hasta el mar, lo que parte en dos la estructura de la barriada e implica la desaparición de una parte significativa de su patrimonio arquitectónico (1.600 viviendas). ¿Qué ha logrado la resistencia ciudadana? Según Gallart, “que los tribunales recojan nuestras reivindicaciones y una Orden del Ministerio de Cultura (diciembre de 2009) haya impedido al consistorio desarrollar éste proyecto expoliador”. Pero el Ayuntamiento ha respondido suspendiendo “de manera injustificada y arbitraria” las licencias de obra de nueva planta y rehabilitación, añade. Con la crisis no ha llegado la racionalidad económica y urbanística.


Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

dijous, 4 de juliol de 2013

El arte se rebela contra la herencia del fascismo




04-07-2013

Del 5 al 7 de Julio de 2013 en Madrid: Jornadas contra Franco
El arte se rebela contra la herencia del franquismo


Exposición y jornadas críticas contra la merma de la libertad de expresión y el avance del fascismo.

El próximo viernes 5 de julio, una veintena de artistas se aúnan contra la censura y el creciente avance del fascismo. Bajo la convocatoria de la plataforma Artistas Antifascistas, los creadores participantes articularán una visión crítica sobre el siniestro y actual legado del general en nuestra sociedad. Estas jornadas y exposición son también una acción política en defensa de la libertad de expresión, por ello se desarrollan a una semana del juicio al artista Eugenio Merino, por daños al honor del dictador, que ha iniciado con éxito la Fundación Nacional Francisco Franco. Entre los participantes figuran Alejandro Jodorowsky, Alonso Gil, Anónimo, Carlos Garaicoa, Cuco Suárez, Daniela Ortiz y Xosé Quiroga, Democracia, Domènec, Grupo Etcétera, Eugenio Merino, Fernando Sánchez Castillo, Francesc Torres, Xoan Torres, Kevin van Braak, Jorge Luis Marzo, Jorge Galindo, Juan Pérez Agirregoikoa, Kim, Lúa Coderch, Manuel Garcia, Noaz, Nuria Güell, PAN (Alberto Chinchón y Miguel Palancares), Raquel Anglés, Ramón González Echeverría, Reuben Moss, Rómulo Bañares, Rubén Santiago, Santiago Sierra, Tania Bruguera e Isidoro Valcárcel Medina , entre otros.

No deja de llamar la atención que en España, un país gobernado por una cruenta dictadura durante casi cuarenta años, la figura de su dictador, caudillo por la gracia de dios, haya sido relativamente poco tematizada por los artistas durante la postdictadura; y que, las obras que se han aproximado desde una perspectiva crítica –¿acaso cabe otra perspectiva para el arte?– a la efigie del general Francisco Franco hayan tenido escasa visibilidad. Como si resultase incómodo revisitar su papel en nuestra historia reciente, como si su presencia en calles y plazas impidiese pensar su figura desde el ámbito de las prácticas simbólicas, como si fuese imposible cuestionar el relato, cada vez más asentado, que pretende presentarnos al general sanguinario como un hábil político que modernizó el país. Aunque, bien pensado, nada de esto podría extrañarnos demasiado si tenemos en cuenta la desmemoria impuesta por las élites políticas desde la transición, la progresiva y cada vez más preocupante desactivación de la cultura durante los últimos cuarenta años y la actitud de ciertos lobbies que, velando armas, tratan de salvaguardar el legado de un jefe de estado que reprimió con dureza el ejercicio de las libertades.

El próximo 11 de julio asistiremos a un nuevo episodio del esperpéntico proceso judicial que la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) ha iniciado contra el artista Eugenio Merino. Dicha Fundación, entre cuyos objetivos se encuentra “difundir el conocimiento de la figura de Francisco Franco en sus dimensiones humana, política y militar, así como de los logros y realizaciones llevadas a cabo por su Régimen”, reclama 18.000 euros de indemnización por daños al honor del dictador, al tiempo que tacha el trabajo de Merino de “bodrio artístico”. La FNFF calificó la obra de Merino Always Franco, expuesta en ARCO 2012, como una “ofensa, que caricaturiza al anterior Jefe del estado y que constituye una provocación en toda regla”. Ante la ofensiva intimidatoria de la FNFF, la plataforma Artistas Antifascistas ha decidido constituir un frente de resistencia contra la merma de la libertad de expresión y el avance del fascismo en nuestras sociedades. El conjunto de trabajos reunidos en estas Jornadas contra Franco pretenden articular una visión crítica sobre –y contra– el siniestro legado del general Francisco Franco (…).

***

Dónde: C/ Encarnación González nº 8, Vallecas, Madrid (Metro: Puente de Vallecas. Línea 1).

Cuándo: viernes 5, sábado 6 y domingo 7 de julio de 2013 // Inauguración: viernes 5 de julio / 19
horas

Entre los participantes: Alejandro Jodorowsky, Alonso Gil, Anónimo, Carlos Garaicoa, Cuco Suárez, Daniela Ortiz y Xosé Quiroga, Democracia, Domènec, Grupo Etcétera, Eugenio Merino, Fernando Sánchez Castillo, Francesc Torres, Xoan Torres, Kevin van Braak, Jorge Luis Marzo, Jorge Galindo, Juan Pérez Agirregoikoa, Kim, Lúa Coderch, Manuel Garcia, Noaz, Nuria Güell, PAN (Alberto Chinchón y Miguel Palancares), Raquel Anglés, Ramón González Echeverría, Reuben Moss, Rómulo Bañares, Rubén Santiago, Santiago Sierra, Tania Bruguera e Isidoro Valcárcel Medina .


Comisariado: Artistas Antifascistas, http://artistasantifascistas.org/

Coordinación y prensa: Miryam Aguirre, Flavia Introzzi // artistasantifascistas@gmail.com


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

El arte se rebela contra la herencia del franquismo



04-07-2013

Del 5 al 7 de Julio de 2013 en Madrid: Jornadas contra Franco
El arte se rebela contra la herencia del franquismo


Exposición y jornadas críticas contra la merma de la libertad de expresión y el avance del fascismo.

El próximo viernes 5 de julio, una veintena de artistas se aúnan contra la censura y el creciente avance del fascismo. Bajo la convocatoria de la plataforma Artistas Antifascistas, los creadores participantes articularán una visión crítica sobre el siniestro y actual legado del general en nuestra sociedad. Estas jornadas y exposición son también una acción política en defensa de la libertad de expresión, por ello se desarrollan a una semana del juicio al artista Eugenio Merino, por daños al honor del dictador, que ha iniciado con éxito la Fundación Nacional Francisco Franco. Entre los participantes figuran Alejandro Jodorowsky, Alonso Gil, Anónimo, Carlos Garaicoa, Cuco Suárez, Daniela Ortiz y Xosé Quiroga, Democracia, Domènec, Grupo Etcétera, Eugenio Merino, Fernando Sánchez Castillo, Francesc Torres, Xoan Torres, Kevin van Braak, Jorge Luis Marzo, Jorge Galindo, Juan Pérez Agirregoikoa, Kim, Lúa Coderch, Manuel Garcia, Noaz, Nuria Güell, PAN (Alberto Chinchón y Miguel Palancares), Raquel Anglés, Ramón González Echeverría, Reuben Moss, Rómulo Bañares, Rubén Santiago, Santiago Sierra, Tania Bruguera e Isidoro Valcárcel Medina , entre otros.

No deja de llamar la atención que en España, un país gobernado por una cruenta dictadura durante casi cuarenta años, la figura de su dictador, caudillo por la gracia de dios, haya sido relativamente poco tematizada por los artistas durante la postdictadura; y que, las obras que se han aproximado desde una perspectiva crítica –¿acaso cabe otra perspectiva para el arte?– a la efigie del general Francisco Franco hayan tenido escasa visibilidad. Como si resultase incómodo revisitar su papel en nuestra historia reciente, como si su presencia en calles y plazas impidiese pensar su figura desde el ámbito de las prácticas simbólicas, como si fuese imposible cuestionar el relato, cada vez más asentado, que pretende presentarnos al general sanguinario como un hábil político que modernizó el país. Aunque, bien pensado, nada de esto podría extrañarnos demasiado si tenemos en cuenta la desmemoria impuesta por las élites políticas desde la transición, la progresiva y cada vez más preocupante desactivación de la cultura durante los últimos cuarenta años y la actitud de ciertos lobbies que, velando armas, tratan de salvaguardar el legado de un jefe de estado que reprimió con dureza el ejercicio de las libertades.

El próximo 11 de julio asistiremos a un nuevo episodio del esperpéntico proceso judicial que la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) ha iniciado contra el artista Eugenio Merino. Dicha Fundación, entre cuyos objetivos se encuentra “difundir el conocimiento de la figura de Francisco Franco en sus dimensiones humana, política y militar, así como de los logros y realizaciones llevadas a cabo por su Régimen”, reclama 18.000 euros de indemnización por daños al honor del dictador, al tiempo que tacha el trabajo de Merino de “bodrio artístico”. La FNFF calificó la obra de Merino Always Franco, expuesta en ARCO 2012, como una “ofensa, que caricaturiza al anterior Jefe del estado y que constituye una provocación en toda regla”. Ante la ofensiva intimidatoria de la FNFF, la plataforma Artistas Antifascistas ha decidido constituir un frente de resistencia contra la merma de la libertad de expresión y el avance del fascismo en nuestras sociedades. El conjunto de trabajos reunidos en estas Jornadas contra Franco pretenden articular una visión crítica sobre –y contra– el siniestro legado del general Francisco Franco (…).

***

Dónde: C/ Encarnación González nº 8, Vallecas, Madrid (Metro: Puente de Vallecas. Línea 1).

Cuándo: viernes 5, sábado 6 y domingo 7 de julio de 2013 // Inauguración: viernes 5 de julio / 19
horas

Entre los participantes: Alejandro Jodorowsky, Alonso Gil, Anónimo, Carlos Garaicoa, Cuco Suárez, Daniela Ortiz y Xosé Quiroga, Democracia, Domènec, Grupo Etcétera, Eugenio Merino, Fernando Sánchez Castillo, Francesc Torres, Xoan Torres, Kevin van Braak, Jorge Luis Marzo, Jorge Galindo, Juan Pérez Agirregoikoa, Kim, Lúa Coderch, Manuel Garcia, Noaz, Nuria Güell, PAN (Alberto Chinchón y Miguel Palancares), Raquel Anglés, Ramón González Echeverría, Reuben Moss, Rómulo Bañares, Rubén Santiago, Santiago Sierra, Tania Bruguera e Isidoro Valcárcel Medina .


Comisariado: Artistas Antifascistas, http://artistasantifascistas.org/

Coordinación y prensa: Miryam Aguirre, Flavia Introzzi // artistasantifascistas@gmail.com


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

dimecres, 3 de juliol de 2013

Goliat no puede con la Corrala Utopía





                                 Goliat no puede con la Corrala Utopía



03-07-2013


Ibercaja retira la petición de desalojo judicial de las familias que habitan desde mayo de 2012 la pionera corrala sevillana





Más de cien personas viven en este edificio ocupado



Ibercaja “desiste de la medida de desalojo forzoso” de la Corrala Utopía. Así lo ha dado a conocer el Juzgado de Instrucción nº 3 de Sevilla, que insta a la entidad financiera a “comunicar expresamente si se desiste, en su caso, del procedimiento penal a fin de no provocar nuevas diligencias innecesarias”. Se refiere al presunto delito de usurpación ilegal seguido en este Juzgado y por el que han declarado las familias como imputadas.

Para la Corrala Utopía, este anuncio implica retomar el camino de una solución dialogada, después de sentir cada vez más cerca la amenaza de un desalojo inminente. El pasado 7 de marzo fue la última vez que Ibercaja se sentó en una mesa de negociación con las familias, el Ayuntamiento de Sevilla, la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, y el entonces Defensor del Pueblo Andaluz como mediador. Allí se dio a conocer que en pleno proceso de negociación, Ibercaja había insistido en la petición judicial de desalojo. Desde entonces no responde a las llamadas del Defensor para una nueva convocatoria de la mesa de negociación. Así se denunció en rueda de prensa el pasado 15 de mayo. La Junta amenazó a la entidad financiera con futuras sanciones si insistía en vaciar el inmueble y acumular viviendas deshabitadas, pero Ibercaja siguió sin dar señales de vida.

El diario no escrito de la Corrala en este último mes es de vértigo. Se inicia la campaña “Salvemos la Utopía”, que recoge numerosas muestras de solidaridad en diversos lugares del Estado y otros países del mundo. Al mismo tiempo, varias familias se desplazan hasta el corazón de Ibercaja, su sede central en Zaragoza, dispuestas a resistir hasta lograr que las reciban. Y lo consiguen, con el apoyo de colectivos de la ciudad aragonesa. Allí se forja el preacuerdo que ha provocado la retirada de la petición de desalojo, firmado a mediados de mayo y ratificado a principios de junio por las familias. Aun así, Ibercaja siguió sin retirar la petición de desalojo del inmueble y, además, el fiscal del caso remitió un escrito a la jueza en el que apoyaba al banco en esta demanda.

Ante este panorama, el Grupo 17 de Marzo, encargado de la defensa legal de las familias, informó al Juzgado del acuerdo extrajudicial y pidió que fueran llamados a declarar Raúl Conesa –administrador solidario de Residencial Murillo, sociedad titular del inmueble participada al 100% por Ibercaja– y Amado Franco, presidente de la entidad financiera. Al mismo tiempo, la Corrala Utopía difunde públicamente el acuerdo e insta a Ibercaja a que lo cumpla. Estamos a mediados de junio. A los pocos días, al fin se conoce la noticia de que Ibercaja ha remitido al Juzgado su desistimiento de la petición del desalojo.

Viviendas dignas para todas

Tras este primer paso, la “hoja de ruta” establece “alcanzar un acuerdo en cuanto a la forma en la que pueden ser realojadas en otras viviendas las familias que acrediten estar en situación de necesidad”. Desde la Corrala Utopía se realiza un llamamiento a las administraciones implicadas en este largo proceso de negociación para que se involucren en esta parte del acuerdo y, en definitiva, garanticen el acceso de todas las familias a una vivienda digna de forma estable. Y mientras tanto llega algo fundamental para las personas que habitan la Corrala, el compromiso de Ibercaja de realizar las gestiones necesarias “ante los organismos públicos y privados competentes para que se concedan las licencias normativamente correspondientes al uso y suministros del inmueble”. Es decir, para restituir lo antes posible el agua y la luz.

Las familias de la Corrala respiran con esta noticia. Más de cien personas, entre ellas 40 menores de edad, además de enfermas crónicas y personas mayores, llevan más de un año sobreviviendo sin luz ni agua y sin dejar de luchar, no sólo en las acciones propias de la Utopía, también en cualquiera en la que se reivindicara el derecho a una vivienda digna. Esta historia es propia de aquello que Alejo Carpentier llamó “lo real maravilloso”, en contraposición al “realismo mágico”: cuando la vida, por sí misma, parece ficción, por toda la crudeza y belleza que encierra. Familias que han sido portada de la edición internacional del New York Times y que siguen bajando cada día a la fuente de la “vergüenza”, instalada por el mismo Ayuntamiento que decidió dejarlas sin agua. Que siguen recibiendo a todas las personas que allí se acercan con una sonrisa amplia. “Que todas las personas tengan derecho a techo, luz y agua”, se pedía el pasado 6 de junio, en el estreno de la inédita compañía de teatro infantil formada por los pequeños y pequeñas de la Corrala Utopía. Con tan pocos años, luchan por todas las personas y se enfrentan a condiciones de vida muy duras. Belleza y crudeza.

Una obra social que se extiende por todo el Estado

La Corrala Utopía nace el 17 de mayo de 2012. Familias con graves problemas de vivienda anuncian su realojo en un edificio vacío, propiedad entonces de MAEXPA, empresa en quiebra, cuyo propietario está acusado de fraude fiscal y corrupción urbanística. Ese día lanzan su primer comunicado, en el que realizan un llamamiento a las personas sin vivienda “a que no se resignen (...) y sigan nuestro ejemplo, organizándose y ocupando las miles de viviendas vacías que existen en nuestro país”. Desde entonces, han nacido 13 corralas más en Sevilla y provincia, otras cuatro en Málaga, 11 edificios ocupadas en la campaña “Obra Social de la PAH” en Cataluña, realojos en Madrid, Toledo… El más reciente, en junio, cuando más de 80 familias ocupan dos urbanizaciones vacías en Bollullos Par del Condado (Huelva).

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/global/goliat-no-puede-con-la-corrala-utopia.html-0


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

dimarts, 2 de juliol de 2013

¿Qué hace falta?







¿Qué hace falta?






“(en este país)… se puede hacer cualquier cosa, cualquier cosa… por el simple ejercicio de nuestra voluntad podemos tener un poder benefactor prácticamente ilimitado”

“El corazón de las tinieblas”. Josep Conrad 



Siguen vaciando el cajón de los comunes, el cajón del 99%.

Además del robo continuado escandalizan su despilfarro, su atropello de los más débiles, sus actos públicos y privados, y cuando se comenta es fácil ver la estela que llevan tras ellos, toda una cohorte de anhelos violentos por la riqueza social, por la apropiación de nuestros bienes, por la falsificación de la Historia y los conceptos más dignos.

El pueblo lo ha visto y comprendido, y se ha escandalizado, pero a la mayoría del pueblo le falta interiorizar que esos, el 1%, son fruto de lo sembrado antes, que esos hacen lo que el sistema que han creado y defienden les permite hacer, que los dueños de la mayor parte del territorio peninsular, bancos, industrias, se han especializado en el capitalismo porque es donde ellos viven, el charco sucio en el que copulan y saltan. Hace falta otro sistema social en el imaginario colectivo. (el subrayado es mío)

Porque no encuentran resistencia nos arrastran al centro escondido del ciclón capital, nos llevan hacia lo desconocido, y desconocido es porque la inmensa mayoría cree que las bondades que pierden volverán al cabo de poco tiempo, lo que no deja de ser para los opresores una gran satisfacción. A la velocidad que van descarrían los sentidos de la gente, mucha exaltación y más retención, no hay quien los siga, quien los pare, quien les haga cambiar de dirección, eso parece ¿verdad?.

La inmensa inexperiencia de la mayoría es motivo de cansancio al cabo de poco hacer, es propio de la inmadurez, también, suponer que todo volverá al camino abandonado, creer que el 1% persigue el bien del 99%, o que está todo muy enmarañado y se pierden.

Mucha gente del 99% encuentra el camino salvador, la salvación de forma milagrosa en sueños, en visiones, de las que sale con una mueca desilusionada en los labios.

A veces les llega una idea, unas palabras por las que se les presentan dudas, dudas que son traídas por alguien que ha profanado la oscuridad que les tiene abducidos.

Sólo queda escuchar su dolor e insistir, interrumpir una y mil veces, demostrar, traer la duda a quienes siendo parte del 99% son arrastrados hacia el centro escondido del ciclón capital, porque no se van a salvar si no vamos todos juntos en nuestra propia dirección, que no es la de ese 1%. Hace falta otro sistema social en el imaginario colectivo.

Ramón Pedregal Casanova es autor de “Dietario de crisis”,en Libros libres, de rebelion.org, y “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”, en Fundación Domingo Malagón.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

España da vergüenza











España da vergüenza


Público.es




Da vergüenza un país en donde justo cuando el gobierno se embarca en vender la que llama Marca España, como si fuera una simple mercancía (no puede ser casualidad), los medios de comunicación desvelan una escandalosa trama de corrupción en la que están envueltos la mayoría de sus dirigentes, personajes corruptos que han hecho del servicio público la fuente de su lucro personal a base de concederse sobresueldos con el dinero de todos los españoles o con el de las empresas a las que han hecho favores allí donde gobiernan.

Da vergüenza un país en donde nada más y nada menos que el responsable durante años de las finanzas del Partido Popular que nos gobierna acaba de entrar en la cárcel porque sus fechorías son ya indisumulables y que los dirigentes de su partido, justo a los que ha estado financiando generosamente durante años, no tengan nada que decir y se hagan los locos.

Da vergüenza un país en donde su primera autoridad, Don Juan Carlos de Borbón, es también el primero en dar mal ejemplo a sus conciudadanos. Da vergüenza un país en donde no hay manera de conocer de dónde viene la fortuna que el Monarca ha amasado mientras representaba al Estado. Y da vergüenza contemplar cómo mueve Roma con Santigo para evitar que su hija haga frente a responsabilidades por las actividades en las que es materialmente impensable que no haya estado implicada o incluso que él no supiera que se llevaban a cabo.

Da vergüenza un país en donde tantos jueces y fiscales se ponen en marcha, no para administrar justicia, sino para evitar que su peso caiga sobre los delincuentes de almidón, empezando como digo por los miembros de la Casa Real y terminando por banqueros, dirigentes políticos u otros magistrados que entre ellos se protegen abiertamente.

Da vergüenza un país en donde los partidos mayoritarios se ponen de acuerdo para tapar a quienes han robado y destruido el patrimonio de millones de españoles. Da vergüenza que impidan que se investiga lo que ha pasado y que no haya banqueros juzgados y en la cárcel por las estafas que han orquestado en los últimos años y con las que han ganado miles de millones de euros, o políticos por las privatizaciones a favor de amigos que llevaron a cabo.
Da vergüenza un país en donde los partidos mayoritarios engañan sistemáticamente a sus votantes cuando llegan al gobierno, olvidándose de sus programas electorales, sin que pase nada.

Da vergüenza un país en el que los gobernantes y líderes políticos mayoritarios pueden traicionar al pueblo y a la Nación entregándola a intereses extranjeros o a los de grupos minoritarios, sin someter sus decisiones a la voluntad popular. Da vergüenza un país gobernado por mentirosos y traidores que cambien la Constitución sin consultar al pueblo al que llaman soberano o que promulgan leyes electorales para impedir que todos los intereses sociales estén fielmente representados en las instituciones.

Da vergüenza un país en donde hay cientos de diputados que aceptan y votan cualquier cosa que les digan sus jefes de filas, que mantienen silencio y su culo pegado al sillón sin rechistar sea cual sea la decisión que les impongan.

Da vergüenza un país que consiente que los parlamentarios roben a los ciudadanos cobrando dietas por desplazarse o vivir en Madrid cuando residen siempre allí y allí es donde tienen sus viviendas habituales.

Da vergüenza un país donde los líderes de los partidos han pedido a los bancos créditos millonarios que no devuelven, haciendo que los paguen todos los españoles.
Da vergüenza un país en donde tantos munícipes que deben velar por el interés público y que cobran por ello jugosos sueldos han puesto en bandeja a los promotores los negocios millonarios de los últimos años, haciéndose ricos o financiando a sus partidos a base de cobrarles comisiones.

Da vergüenza un país en donde los políticos manipulan tan descaradamente los medios de comunicación o que reparten las licencias con arbitrariedad y sectarismo para favorecer a sus afines. Da vergüenza un país en donde la mayoría de los periodistas calla para obedecer a sus amos, o que se limita a reproducir la letanía de mentiras con las que justifican todo lo que está pasando. Y da vergüenza que la gente no proteste día a día cuando comprueba que las voces disidentes apenas si tienen presencia en los medios de comunicación para explicar lo que nos pasa de otro modo.

Da vergüenza un país en donde las más altas instituciones o tribunales del Estado, que se supone que deberían ser neutrales y controlar a los demás poderes, se componen por cuotas de partido, de modo que sus decisiones se toman con disciplina casi militar y en función exclusiva de los intereses de quienes nombran a sus miembros. Da vergüenza un Tribunal Constitucional en donde el voto de sus magistrados se sabe de antemano porque son conmilitones que votan las sentencias como por encargo. Y da vergüenza que el gobierno, con la excusa de la crisis, desmantele poco a poco los órganos de vigilancia y control de su actuación administrativa.

Da vergüenza un país en donde solo se sabe recurrir a mentiras, que se difunden gracias al enorme poder mediático de los grupos financieros y a la democracia tan imperfecta que tenemos, para justificar los recortes en las pensiones, la educación o la sanidad públicas. Da vergüenza un país en donde su universidad no estalla para denunciar lo que pasa y las mentiras y estafas que se vienen produciendo, y en donde la mayoría de sus intelectuales se acobardan o acomodan y se achantan.

Da vergüenza un país en donde el gobierno que está obligado a ser neutral frente a las confesiones religiosas se alía con la jerarquía de extrema derecha de una de ellas, imponiendo a la ciudadanía su adoctrinamiento y dándole financiación privilegiada. Y da vergüenza que sean tan escasos los fieles que rechazan ese trato, tan contrario a los valores que su Iglesia dice transmitir a la sociedad.

Da vergüenza un país en donde los políticos pueden mentir, incumplir sus promesas o decir hoy una cosa y mañana la contraria sin que tengan que dar cuenta alguna por ello.
Da vergüenza un país en donde un partido llamado socialista es pieza fundamental del dominio de los grandes poderes financieros, a los que tan directamente sirve cuando gobierna. Y dan vergüenza sus militantes honrados que, a pesar de serlo, callan y no se levantan contra sus dirigentes vendidos.

Da vergüenza un país en donde la afiliaciòn a los sindicatos es tan baja, haciendo que éstos tengan que luchar muy solos, pero da vergüenza también que tantas veces sucumban a intereses corporativos y de que sean esclavos de la financiación que reciben, o incapaces de combatir a sus dirigentes corruptos. Y da vergüenza también la patronal ideologizada, en donde han llegado a apoltronarse auténticos delincuentes, que defiende políticas que son una máquina de destruir empresas y empleos.

Da vergüenza un país en donde las fuerzas opuestas a la agresión política y a los recortes sociales que se están viviendo no logran ponerse de acuerdo porque se dedican a atacarse a veces sin piedad entre ellas, incapaces de entenderse y reconocerse diversas pero aliadas. Da vergüenza que los dirigentes de Iquierda Unida, como partido principal a la izquierda del PSOE, no hayan comparecido todavía con los demás movimientos y organizaciones para anunciar que se unen y que promueven candidaturas unitarias y abiertas a todos los sectores y sensibilidades sociales, y da vergüenza que, en lugar de eso, la mayoría de ellos se limiten a pedir que los demás se sumen a sus filas.

Da vergüenza un país en donde en medio de una agresión tan impresionante contra los derechos ciudadanos, la izquierda que se dice más transformadora y solidaria de algunas nacionalidades promueva como horizonte el independentismo, desentendiéndose de los trabajadores y pueblos del resto del Estado y prefiriendo unir sus destinos a las oligarquías locales que agreden al suyo.

Da vergüenza un país en donde la mayoría de la gente no ve a su patria más que en la camisa de una selección de fútbol y que solo la ve en peligro cuando pierde en los campos de juego, y no cuando se atacan su democracia o los derechos sociales de sus ciudadanos; que grita y se enrabia solo cuando se cuelan goles o cuando se falla un penalti pero que calla cuando le quitan servicios públicos esenciales, y que no sale en masa a la calle para denunciar y pedir que se enjuicie a los ladrones de dinero público que ocupan las instituciones.

Da vergüenza esta España corrupta y rota, de oligarcas y mercenarios que todavía huele demasiado a dictadura, y da vergüenza que la mayoría de la gente honrada no sea capaz todavía de levantarse y unirse, de reaccionar con inteligencia y valentía ante lo que está pasando para darle la vuelta y un buen limpiado.



Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

diumenge, 30 de juny de 2013

Pedagogía








Pedagogía




Escuela




En los últimos tiempos se han levantado voces contra los pedagogos y psicólogos aduciendo que son los responsables de los malos pasos de la educación en España. Si alguien cuestionase por qué un ingeniero tiene que asesorar en la resistencia de materiales de un puente, lo tomarían por ignorante o provocador. No ocurre igual cuando los expertos en educación aportan sus ideas.

Estos ataques a la pedagogía tienen que ver con el giro que se ha dado al concepto de educación, últimamente en textos como la LOMCE. En el origen de esta ley no existen los expertos en educación sino en economía. Manda el mundo de la empresa y sus intereses, a pesar de los cambios cosméticos realizados en su prólogo. Ya no importan valores, actitudes y procedimientos, sólo los contenidos y la evaluación de los mismos. La cuenta de resultados en el lenguaje neocom.

La pedagogía descubrió hace tiempo que la educación no era lo mismo que la instrucción. Esta última suena más a la disciplina que debe de haber en un ejército que se prepara para combatir-competir contra el enemigo. Desde hace más de cien años, el concepto de educación de la escuela moderna habla de conducir, mostrar, educar para la vida, que no es lo mismo que para el mercado. Es mucho más moderno el pasado y más rancia la ley Wert.

Ignorar a Montessori. Decroly, Freinet, Piaget, Dewey, Rogers, Vigostky y tantos otros pedagogos y psicólogos que han marcado camino con nuevas experiencias y han demostrado eficazmente su valor, es volver al pasado del yo hablo, tú escuchas y te examinas luego. Para esto no hacen falta tantas leyes y cambios. Ignorar a la comunidad científica internacional es, sencillamente, una barbaridad.

Decía Paulo Freire que sólo hay dos tipos de educación: la bancaria y la liberadora. La primera considera al alumno como un depósito en el que se van acumulando datos y contenidos propuestos por una clase dominante. La educación liberadora ayuda a descubrir, a comprender y analizar el mundo y su pasado con una visión crítica y científica, que tiene como objetivo una acción transformadora para crear un mundo más justo para todos. ¿Instruir o educar? es el debate. Ahí sí que radica la calidad y la excelencia.

Agustín Moreno es profesor de Enseñanza Secundaria en Vallecas (Madrid) y miembro de la Marea Verde

Fuente: Revista Escuela, Núm. 3.990 (1.102), 27 junio, 2013.


Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter