dissabte, 16 de novembre de 2013

La ONU exige a España que deje de ampararse en la Ley de Amnistía para no juzgar al franquismo.


16-11-2013

La ONU exige a España que deje de ampararse en la Ley de Amnistía para no juzgar al franquismo

Público.es




Reclama una investigación de oficio, "exhaustiva e imparcial", que permita condenar con graves sanciones a los culpables de desapariciones forzadas, así como la reparación y rehabilitación de las víctimas. 
Investigación condenar culpables desapariciones forzosas

La ONU ha exigido este viernes a España que deje de usar la Ley de Amnistía de 1977 como excusa para no investigar las desapariciones forzadas del franquismo, y ha reclamado a nuestro país una investigación de oficio "exhastiva e imparcial" que culmine con graves condenas a los responsables de esos delitos, así como la reparación y rehabilitación adecuadas de las víctimas.
El Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU ha hecho públicas las observaciones finales sobre las actuaciones emprendidas por España para perseguir las desapariciones forzadas de miles de personas durante los años de la dictadura franquista. Se trata de la culminación del trabajo que ha realizado un grupo de expertos de Naciones Unidas que visitaron España a finales de septiembre durante una semana.

El documento muestra preocupación porque el marco normativo en vigor en España "para prevenir y sancionar las desapariciones forzadas así como algunas decisiones adoptadas en la materia no estarían en plena conformidad con las obligaciones que la Convención impone a los Estados que la han ratificado". Se refiere a la convención de la ONU en esta materia.

Como primera recomendación, pide a España que cree un delito autónomo que castigue las desapariciones forzadas, con penas apropiadas "que tengan en cuenta su extrema gravedad", ya que hasta ahora el Código Penal castiga estas conductas en artículos dispersos.

Además, y en relación a la investigación de presuntos casos de desaparición forzada del franquismo, el informe considera preocupante que el Tribunal Supremo esgrimiera el argumento de la existencia de una ley de amnistía y la muerte de los presuntos responsables, así como que sostuviese que "la permanencia del delito no deja de ser una ficción contraria a la lógica jurídica. No es razonable argumentar que un detenido ilegalmente en 1936, cuyos restos no han sido hallados en el 2006, pueda racionalmente pensarse que siguió detenido más allá del plazo de prescripción de 20 años, por señalar el plazo máximo", indicó el Supremo en una resolución de 2012.

Tras estas reflexiones, el Comité hace las siguientes exhortaciones a España:

– Que vele por que los plazos de prescripción se cuenten efectivamente a partir del momento en que cesa la desaparición forzada, es decir, desde que la persona aparece con vida, se encuentran sus restos o se restituye su identidad.

– Que asegure que todas las desapariciones forzadas sean investigadas de manera exhaustiva e imparcial, independientemente del tiempo transcurrido desde el inicio de las mismas y aun cuando no se haya presentado ninguna denuncia formal.

– Que se adopten las medidas necesarias, legislativas o judiciales, con miras a superar los obstáculos jurídicos de orden interno que puedan impedir tales investigaciones, en particular la interpretación que se ha dado a la ley de amnistía.

– Que los presuntos autores sean enjuiciados y, de ser declarados culpables, sancionados de conformidad con la gravedad de sus actos; y que las víctimas reciban reparación adecuada que incluya los medios para su rehabilitación y sea sensible a cuestiones de género.

– Que adopte las medidas legislativas o de otra índole necesarias a fin de asegurar que las desapariciones forzadas queden expresamente fuera de la jurisdicción militar en todos los casos y solo puedan ser investigadas por la justicia ordinaria.

– Que adopte una disposición legal expresa en virtud de la cual se establezca un mecanismo que asegure que las fuerzas de seguridad, cuyos miembros sean sospechosos de la comisión de una desaparición forzada, no participen en la investigación.

– Que vele por que se asegure el auxilio judicial necesario, incluyendo el suministro de todas las pruebas que obren en su poder, a las autoridades de otros Estados que así lo soliciten en el marco de investigaciones de posibles casos de desaparición forzada.

– Que considere incluir de manera expresa en su legislación interna la prohibición de proceder a una expulsión, devolución, entrega o extradición cuando haya razones fundadas para creer que una persona estaría en peligro de ser sometida a una desaparición forzada.

– Que adopte las medidas legislativas o de otra índole necesarias a fin de establecer una definición de víctima que esté en conformidad con la que figura en el artículo 24, párrafo 1, de la Convención, y que asegure que toda persona física que haya sufrido un perjuicio directo como consecuencia de una desaparición forzada pueda recibir todas las medidas de indemnización y reparación previstas en el ordenamiento jurídico, aun cuando no se haya iniciado un proceso penal.

– Que adopte todas las medidas necesarias, incluyendo la asignación de los recursos de personal, técnicos y financieros suficientes, para la búsqueda y esclarecimiento de la suerte de las personas desaparecidas. Al respecto, el Estado parte debería considerar la posibilidad de establecer un órgano específico encargado de la búsqueda de las personas sometidas a desaparición forzada, que posea facultades y recursos suficientes para llevar adelante sus funciones de manera efectiva.

– Que prevea de forma expresa el derecho a la verdad de las víctimas de desaparición forzada y a asegurarse que todas las víctimas puedan gozar plena y efectivamente de ese derecho. El Comité invita al Estado parte a considerar la creación de una comisión de expertos independientes encargada de determinar la verdad sobre las violaciones a los derechos humanos ocurridas en el pasado, en particular las desapariciones forzadas.

– Que intensifique sus esfuerzos con miras a buscar e identificar a los niños que podrían haber sido víctimas de apropiación, desaparición forzada y/o sustitución de su identidad. Al respecto, le recomienda que intensifique también sus esfuerzos a fin de garantizar que el Banco Nacional de ADN integre muestras genéticas de todos los casos que hayan sido denunciados, tanto por vía administrativa como judicial.

Fuente: http://www.publico.es/internacional/482582/la-onu-exige-a-espana-que-deje-de-ampararse-en-la-ley-de-amnistia-para-no-juzgar-al-franquismo


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

dijous, 14 de novembre de 2013

La sentencia del Prestige es un clavo más en el ataúd en el que están enterrando a la democracia en España



11 años después la justicia dice que no hay culpables en la tragedia del "Prestige"

Caldo amargo de alquitrán

















La sentencia del Prestige es un clavo más en el ataúd en el que están enterrando a la democracia en España


El juicio ha terminado siendo otra rúbrica a la evidencia: la corrupción y la ineptitud de gobernantes de la derecha nunca serán castigadas en los tribunales. Y, lo que es mucho peor, indica que el poder judicial no es un poder autónomo como asegura la Constitución y, protegiendo a los poderosos, niega el derecho a la justicia a la ciudadanía. En este caso es evidente que no ha habido justicia y que la impunidad la pagamos todos.

Pero no es una sentencia absurda; es coherente con el sumario que se fue instruyendo durante una década. El juzgado de Corcubión, un pueblo en la Costa da Morte, sin medios para afrontar una instrucción monstruosa; jueces provisionales; la Fiscalía del Estado que ignoró conscientemente que el Estado somos los ciudadanos y no los responsables políticos; políticos que siguieron contando con el respaldo de la población... Cómo no iban a salir impunes los responsables de las irresponsables decisiones que transformaron un naufragio peligroso en una enorme catástrofe ecológica. Esas personas no llegaron a ser imputadas ni a sentarse en el banquillo, la justicia las absolvió de antemano y los ciudadanos les dieron también su plácet.

Nadie recordará ya a Man, un hombre peculiar, un artista radical que unió su vida de pájaro enjuto a un lugar desnudo y que murió ahogado por chapapote en Camelle. Su muerte, ahora que la sentencia nos dice que todo fue confusión y pesadilla únicamente, parece lo único real de todo aquello. Pero está nuestra memoria, la de tantas personas que desenmascararon al Gobierno de entonces con su generosidad y su valentía y se acercaron voluntariamente a la costa a recoger la cosecha de plastilina amarga. La de tantas personas que se movilizaron de todos los modos para romper el muro de mentiras que levantaron Aznar, Rajoy, Álvarez Cascos...

Lo ocurrido en torno al Prestige fue revelador de muchas cosas. Desde luego que hizo conscientes, especialmente a los gallegos, de que el mar en esta esquina de la península es una gran autopista con mucho tráfico de chatarra peligrosa (Nunca máis consiguió que el Parlamento Europeo legislase sobre la distancia de navegación de la costa y sobre el blindaje de los petroleros). Pero también desnudó el modo de entender y ejercer el poder por parte de la derecha: su intención primera fue ocultar la existencia de la marea negra, "que se la coman los gallegos".

Creían vivir aún en un tiempo en que se podía ocultar algo encerrándolo en un territorio; para ello utilizaron perversamente los medios de comunicación públicos y aquellos que les eran adictos negando la evidencia. Afortunadamente hubo medios que rompieron el muro y las imágenes que mostraron eran tan impresionantes que atrajeron a la costa a decenas, luego cientos, luego miles de personas, mayoritariamente jóvenes, que negaban la versión oficial y que enviaban fotos con sus teléfonos móviles. Cada foto era una denuncia del engaño del Gobierno. Hasta que no les quedó más remedio que enviar medios y ayuda.

También descubrimos entonces la utilidad de una nueva herramienta para la movilización, Internet. Para buscar en las páginas webs oficiales de otros países información sobre la evolución de la mancha día a día, para enviar el manifiesto Nunca máis a personas de todo el mundo que lo firmaron, para mantenernos en contacto... Fue una experiencia de fusión entre los creadores de cultura y las personas de otros oficios bien distintos. Y fue el comienzo de una movilización ciudadana contra un modo de ejercer el poder que se continuó inmediatamente contra la guerra de Irak. Todo eso y mucho más fue real, no fue una pesadilla.

También es real que Aznar, que entonces no se molestó en interrumpir sus viajes entre Europa y EE UU haciendo de portavoz de Bush con los europeos y prefirió ignorar y negar aquella molestia, sigue impune de esta y otras fechorías. Y que Rajoy, que acudió a administrar el desastre y las mentiras, está ahí en algún lugar. Y que Álvarez Cascos, del que ignoramos a qué se dedicó durante los seis días en que pasearon el barco arriba y abajo pero que finalmente dictaminó que lo mandasen "al quinto pino", disfruta de medallas y prebendas. Todo eso también es real.

Como que aquella fue la oportunidad para que la nueva generación que mandaba en el PP desde la calle Génova de Madrid apartase al fin a un incómodo Fraga, echase a un díscolo Cuíña y colocase en su lugar en la Xunta a quien ahora la preside, Núñez Feijóo. Aquella fue su hora.

El agua del océano es amarga; con petróleo, más. Esta sentencia son otras dos tazas de ese caldo amargo. 



Compartir esta noticia:       

7 de Noviembre, Defensa de la Memoria Democrática


7 de Noviembre, Defensa de la Memoria Democrática









Ahora la monarquía sucesora lleva a cabo la formalidad de promocionar el juego de la elección de quienes van a hacer los papeles de actores a favor y en contra, el uno del otro, -tanden psoe-pp, en caso de peligro anuncian síntesis- actores creados por ella misma para que jueguen y distraigan, y siempre esculpen y cuiden la figura monárquica envuelta de miedo traído del pasado ominoso.

Lo curioso de ese juego de cinta infinita es que no tiene final y si tiene fin, por eso ante el peligro de caerse se sujetan uno a otro, la monarquía lo puso en marcha sobre las cenizas del único momento histórico que en España ganaron las elecciones las clases trabajadoras, que entonces despidieron a los abuelos monarcas de los actuales borbones, e instauraron la República.
La guerra dibujada- 2- tv a la carta- molt i molt bo!!!

El rey aquél bajado del trono a la condición de ser humano y expulsado -Valle Inclán, en homenaje público a Álvarez del Vayo, declara en voz alta al auditorio que le echan por ladrón- buscó generales degenerados y apoyó sus crímenes con intención de que éstos hiciesen de puente por el que volver. Por eso ahora se nos impone la monarquía, hereditaria de antes, hereditaria ahora. Una monarquía hereditaria férrea, dura, dictatorial, arbitraria como ninguna, resalta su poder que no esta sujeto a ninguna ley, no tiene restricciones, la Constitución que impone esta al dictado de sus intereses, por eso la exculpa de todo deber y de toda responsabilidad.

Contra lo que representa se defendió en España la República desde su triunfo en 1931 y en 1936. El 18 de Julio de este último año dieron el golpe de estado los seguidores del monarca. En el caso de Madrid la consigna del Frente Popular era ¡Defended Madrid!, y el 7 de Noviembre ha quedado en la Historia como el Día de la Defensa de Madrid.

En los cuatro puntos cardinales se defendía la República.

El día 9 de Noviembre gentes solidarias de todo el mundo acudían a defender Madrid contra los golpistas. Los primeros internacionalistas salieron de los atletas que habían venido a participar en las Olimpiadas Populares Antifascistas de Barcelona, que se inauguraban el mismo día 18 de Julio, pero eso es otra historia.

Hay que conmemorar el 7 de Noviembre, si no lo ha hecho, aunque hayan pasado unos días, recuérdelo con los suyos.

Sobre la monarquía nos ilustran las palabras que Mark Twain, el gran escritor estadounidense, escribió bajo el título “La monarquía es así”: “El oficio de rey no merece respeto alguno. Originariamente se ganaba por los métodos del bandolero; sigue siendo un crimen perpetuado y jamás puede ser otra cosa que símbolo de un crimen. No merece más respeto que la bandera de un pirata. … Todas las monarquías se han erigido así; jamás existió un trono que no representara un crimen; hoy no existe ninguno que no lo represente. Una monarquía es una piratería perpetuada. En su escudo de armas deberían figurar siempre la calavera y las tibias cruzadas.”

No en vano se ha reunido estos días, tanto su gerente actual Rajoy como él mismo, con los 180 sionazis más ricos del mundo, afianzadores de la monarquía. Entre ellos se encontraba Sheldon Adelson, el capo de Eurovegas que financia como los restantes, la ocupación de Palestina, para el que se hacen leyes a medida aquí, el mismo que ha animado a Obama a bombardear Irán con bombas atómicas. En el escudo de la monarquía y sus mercenarios “deberían figurar siempre la calavera y las tibias cruzadas”, dice el escritor.

Contra ellos conmemoramos el 7 de Noviembre, Día de la Defensa de Madrid.

Ramón Pedregal Casanova es autor de “Dietario de crisis”, puedes bajártelo de Libros libres, de rebelion.org, y es autor de “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”, edita Fundación Domingo Malagón.


Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

dimecres, 13 de novembre de 2013

fotos de Llum





                                                          Un día d'excursió a la Serreta
Mª Isabel Abad, Mª José Sáchez, Mª Dolores Cantó, Mª José Quiles



Dedicat a tots els/les @lumnes del col·legi (l'innominable), en
 particular per als que em vau tenir uns cursos com a tutora.

Vau ser un equip innoblidable. Són nombroses les vivències que vam compartir, en un sentit i en l'altre. Podríem dir, ara que ja no ens controla ningú, que va ser tot un procés experimental del qual, a banda de moments molt especials, també podríem parlar del caràcter eminenment creatiu que tenia el nostre aprenentatge. I dic nostre perquè, com sabeu, la mestra també va inciar el seu aprenentatge amb vosaltres. ( la Donya) com deia algú, es va veure de cop i volta immersa en un aula, amb més de quaranta alumnes. El col·legi, sense acabar encara
 començà a funcionar sense calefacció, amb un fred que pelava. Més de quaranta alumnes, dels quals totes n'ereu xiques menys un grup d'uns sis o set xics. No sé si vau arribar a saber el motiu d'aquesta desproporció. Doncs en aquells temps corrien aires de renovació pedagògica. Acabava de morir-se el dictador i el professorat, o, si més no, una part dels mestres, estàvem ansios@s d'introduir canvis que llavors ja tocaven. I començàrem per la coeducació. Fins aleshores un ala del col·legi albergava als alumnes, i l'altra a les alumnes. Però aquella distribució aleshores ja hi havia quedat més que obsoleta. Així que, amb penes i treballs, vam aconseguir del director, que donara suport a allò que a la resta d'Europa duia fent-se des de feia prou temps. Com es faria? ficant una mostra de sis o set xics a un aula de xiques.
Invents del TBO





                                         

dimarts, 12 de novembre de 2013

La falta de autocrítica del PSOE



12-11-2013

La falta de autocrítica del PSOE




Público.es


Existe una visión bastante generalizada entre dirigentes del PSOE de que el descenso electoral del PSC se debe a que este partido en Catalunya se ha “contaminado de nacionalismo”, tal como me indicó en una ocasión un “dirigente histórico” del PSOE. Ahora es este mismo dirigente el que está pidiendo que se rompa la relación del PSOE con el PSC, pues este último partido “se ha convertido en un partido nacionalista, abandonando la orientación social que debería caracterizar a un partido socialista”. Según este “dirigente histórico”, lo que el PSC debería haber hecho durante todos estos años hubiera sido acentuar las reivindicaciones sociales, tal como hizo el PSOE, y dejar aparte su nacionalismo, causa de su descenso electoral.

Lo que encuentro sorprendente en esta interpretación (ampliamente extendida también en la dirección del PSOE) de lo que les está ocurriendo a ambos partidos es la extraordinaria autocomplacencia y falta de autocrítica que tal interpretación implica. Veamos los datos. Creo que es fácil mostrar que el declive del apoyo electoral al PSC en Catalunya se debe a que, una vez iniciada la crisis en el 2007, se identificó completamente con las políticas públicas del gobierno Zapatero, apoyando sin ningún atisbo de crítica sus políticas neoliberales, que incluyeron toda una serie de medidas antisociales que iban desde la congelación de las pensiones de la vejez hasta una reforma laboral que tenía como objetivo –dijérase lo que se dijera- bajar los salarios. La evidencia muestra que fue el gobierno PSOE el que inició en España estas políticas sumamente impopulares (más tarde extendidas por el gobierno del PP) que afectaron muy negativamente el bienestar y calidad de vida de las clases populares. La respuesta del gobierno Zapatero a la crisis –tal como he documentado extensamente- fue claramente neoliberal. (Véanse las páginas económicas de mi blog www.vnavarro.org)

Y como también he documentado con gran detalle, fueron precisamente tales políticas las que causaron el enorme desastre electoral del PSOE. A la luz de toda esta evidencia, encuentro de una extraordinaria autocomplacencia que las mismas voces (como la del “dirigente histórico” del PSOE) que permanecieron calladas (con un silencio ensordecedor) frente a aquellas políticas neoliberales, ahora critiquen al PSC por no haber seguido al PSOE en su énfasis en políticas sociales, exigiendo ahora que se separen y que al PSC se le expulse del PSOE. La causa de su declive (del PSC) fue precisamente lo contrario, es decir, fue debido a su defensa de las políticas públicas de Zapatero y a su identidad con el PSOE en su respuesta a la crisis.

En realidad, las encuestas muestran que los dos gobiernos tripartitos de izquierda tuvieron en Catalunya un apoyo popular (hasta el 2008) mucho más elevado que el que tuvo el gobierno Zapatero y el que ha tenido el gobierno CiU durante su mandato. Ahora bien, perdió popularidad cuando la crisis empezó, y ello no se debió a que se hiciera más nacionalista. En realidad, tanto en la época Maragall como en la época Montilla, el Tripartito desarrolló políticas públicas de carácter claramente progresista, con mucho más acento social que el PSOE. El Conseller de Economía del Tripartito, el Sr. Antoni Castells, fue, por cierto, el único dirigente socialista en España que criticó la famosa postura del Presidente Zapatero de que “bajar impuestos es de izquierdas”, bajada que contribuyó a un agujero en las arcas del Estado de nada menos que de 27.000 millones de euros en los años 2007-2008, que más tarde Zapatero intentó reducir, en parte, mediante la congelación de las pensiones (para conseguir 1.200 millones). En realidad, podría haber obtenido 2.100 millones anulando la rebaja del impuesto de propiedad, o el de sucesiones (más de 2.500 millones), entre muchas otras alternativas, como Juan Torres, Alberto Garzón y yo mostramos en el libro Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar social en España.

El PSC, bajo enormes presiones del PSOE, perdió los valores socialistas, como los había ya perdido el PSOE, y hasta el día de hoy esos “dirigentes históricos” han permanecido callados frente al enorme desastre del PSOE, atribuyendo ahora el declive del PSC en Catalunya al abandono del socialismo. Todavía hoy, las propuestas económicas del PSC son casi idénticas a las del PSOE. De socialistas tienen muy poco. Y los dos partidos son nacionalistas, aunque de signo contrario.

¿Quiénes son los nacionalistas?
Para responder a esta pregunta tenemos que ver los datos. La misma carencia de autocrítica que he citado en la sección anterior aparece también en la utilización del término “partido nacionalista”. Los “barones históricos” continúan ignorando un hecho que es obvio. Los partidos nacionalistas más fundamentalistas en este país son el PP, el PSOE y UPyD. Tienen una visión de España profundamente semejante, característica del nacionalismo españolista, excluyente de cualquier otra visión de España que no sea la suya, negando la plurinacionalidad del Estado español (ver mi artículo “El nacionalismo españolista”, Público. 22.07.13). Todos ellos tratan la Constitución como un documento sagrado, resistiéndose a su cambio o modificación. Consideran ese documento como resultado de un consenso alcanzado en el proceso de Transición (proceso al cual consideran como modélico) entre las derechas herederas de la dictadura y las izquierdas que lideraron las fuerzas democráticas. Esta idealización de aquel proceso (del cual algunos fueron protagonistas) es una constante en su versión de lo que ha ocurrido en España. Parecen olvidar que fueron el Ejército y la Monarquía los que dictaron “la indivisibilidad de la nación española”, asignando al Ejército la labor de garantizarla. Con ello se negaba el carácter plurinacional de España, impidiendo el establecimiento de un Estado plurinacional, en el que varias naciones pudieran expresarse libremente en su deseo de permanencia en el Estado. Y las izquierdas españolas abandonaron su compromiso con tal demanda, resultado de la presión del Ejército, continuador del Ejército golpista del 1936. El desequilibrio de fuerzas en aquel momento, en una Transición vigilada y supervisada por la Monarquía y por el Ejército, niega cualquier carácter modélico a aquella Transición. Y el establecimiento del Estado de las autonomías era el mejor indicador de la negación del carácter plurinacional del Estado español. Y ello pasó a ser doctrina oficial del PSOE. Y más tarde, cuando el fallido golpe militar ocurrió, la misma presión militar forzó que el PSC perdiera su grupo parlamentario propio en las Cortes Españolas. Pasó entonces a ser un apéndice del PSOE.

Pero esta versión de España impuesta en la Constitución no resolvió la articulación de Catalunya con España. Y en el PSC apareció otra versión de España, la federalista, liderada por Pasqual Maragall, a la cual el PSOE definía como “nacionalista”, que veía una España plurinacional y policéntrica, no centrada, como hoy, en Madrid. Esta versión contó, desde el principio, con la hostilidad del PSOE, que se había adaptado oportunísticamente al Estado heredado del régimen anterior. La combinación en el socialismo catalán de una visión federal con lo social, que tuvo lugar en Catalunya bajo el mandato de los gobiernos Maragall y Montilla, no fue impopular en Catalunya. Antes al contrario, el Tripartito fue popular hasta el 2008 en que perdieron apoyo, precisamente por su seguidismo del PSOE en sus políticas económicas y en su respuesta a la crisis. Durante todos los años del Tripartito, las encuestas mostraron que los porcentajes favorables al Tripartito fueron mayores que los desfavorables. Su compromiso con lo social (el gasto público social por habitante aumentó considerablemente), combinado con el apoyo a redefinir España con un modelo federal, fueron medidas populares en Catalunya. El gran problema para el PSC en su compromiso con el federalismo era que, en España, el PSOE no quería ni oír hablar de federalismo, estancado en su visión post-franquista de España.

El radicalismo de la población catalana con incremento del apoyo al independentismo es la respuesta lógica a este hecho. Pero esto parece ser demasiado complejo para que lo entiendan los establishments españolistas (incluyendo la dirección del PSOE), basados en Madrid. Prefieren pensar que todo es una manipulación de la población catalana, por parte del gobierno Mas (el cual, por cierto, tiene una valoración como Presidente menor de la que tuvieron Maragall y Montilla), sin entender que aun cuando dicho intento de manipulación existe, la mayor causa de esa movilización es el hartazgo de la población, no con los distintos pueblosy naciones que constituyen España, sino con el Estado español sucesor del que ganó la Guerra Civil (los vencedores de aquella Guerra se autodefinieron como los “nacionales” e impusieron su nacionalismo excluyente y asfixiante al resto de España). Sus herederos continúan dominando el Estado central español con la complicidad del PSOE.

Últimas reflexiones
A raíz de la preparación de la Conferencia que el PSOE está preparando para este próximo fin de semana, he podido ver algunas declaraciones de dirigentes del PSOE, y he leído algunos documentos preparatorios de tal Conferencia. Y me continúa sorprendiendo la incapacidad de la dirección de tal Partido de hacer una autocrítica del gobierno Zapatero y de su comportamiento en el periodo en que ha estado en la oposición. Una muestra de ello es que atribuyen el desencanto popular con las políticas neoliberales llevadas a cabo por Zapatero (que alcanzaron su máxima expresión en la modificación de la Constitución para acomodar la exigencia del establishment financiero europeo e incorporar en ella el Pacto Fiscal, que es un ataque frontal al ya escasamente financiado Estado del Bienestar español) a falta de comunicación, es decir, a que el gobierno Zapatero no se explicara bien. Tal explicación del enorme desastre del PSOE carece de credibilidad. Y este es el mayor problema de la dirección del PSOE. En realidad, la gran insuficiencia de las políticas de oposición del PSOE y del PSC a los gobiernos Rajoy en España y Mas en Catalunya, es precisamente la escasa credibilidad que tienen sus propuestas alternativas a las que estos gobiernos realizan, pues han sido ellos los que iniciaron gran número de tales políticas. Ni que decir tiene que tanto el gobierno PP como el de CiU acentuaron mucho más estas políticas neoliberales. Pero todavía hoy, ambos partidos, el PSOE y el PSC, estancados en su pensamiento neoliberal, y sin haber hecho una autocrítica, están limitados en las propuestas alternativas, que no se perciben como resolutivas de los enormes problemas del país.

Su ausencia de crítica hacia las políticas del gobierno Zapatero, contrasta con la crítica casi unánime de la dirección del PSOE hacia Zapatero en su política territorial. Todos coinciden en que Zapatero cometió un error al indicar que aceptaría el Estatuto que saliera del Parlament de Catalunya. Según la dirección del PSOE, ahí fue donde se inició el “problema catalán” de nuevo. Repitiendo su compromiso con el nacionalismo excluyente que tipifica el nacionalismo españolista, no se dan cuenta de que si se hubiera aceptado aquel Estatuto, no habría hoy un movimiento tan fuerte hacia la independencia en Catalunya. Y España se habría enriquecido con una pluralidad hoy negada con su visión asfixiante nacionalista, que se reproduce en un Estado injusto, corrupto, y que está generando un gran rechazo, no sólo en Catalunya, sino a lo largo de todo el territorio español. Y el aparato del PSOE parece ni captarlo. Y sus propuestas para democratizar el Estado español son enormemente limitadas. No sólo se oponen al derecho a decidir en Catalunya, sino que no lo incluyen como forma de expresión democrática. El referéndum vinculante a todos los niveles del Estado no está en sus propuestas ni se le espera. Su oposición a tal forma de participación democrática expresa un miedo a no poder controlar el proceso democrático por las élites del partido. La misma limitación aparece en sus propuestas económicas extremadamente moderadas que apenas tocan las bases del poder financiero en España.

Lo que el PSOE hubiera necesitado era una revolución de abajo hacia arriba con un cambio de casi 180º, con un mayor radicalismo para ayudar a una segunda Transición de una España con un bienestar claramente insuficiente y una democracia extraordinariamente limitada a una España con un Estado que priorizara el bienestar y calidad de vida de la población, y muy en particular de las clases populares, con un reconocimiento y promoción de un Estado plurinacional. Pero ello no va a ocurrir. Y esto abre un enorme espacio incierto en el futuro de España. Parece obvio que hemos llegado al final de la primera Transición inmodélica. No está claro qué pasará en esta segunda Transición. Lo que está claro es que la mayoría de la población esta harta de los establishments políticos de este país, y que tales establishments son insensibles a este hartazgo. Es una situación cada vez más semejante a lo que está ocurriendo en EEUU, resultado de la americanización de la vida política de España. La narrativa y filosofía de los documentos preparatorios de la Conferencia del PSOE son semejantes a las seguidas por el Partido Demócrata.

El término clase trabajadora ha sido sustituido por clase media, y se intenta por todos los medios evitar un discurso que fuera amenazante a la estructura de poder. Sus medidas a favor de la redistribución se basan, además de medidas (bastante moderadas) de reforma fiscal, en potenciar las oportunidades de las nuevas generaciones a través de ofrecer mayor igualdad de oportunidades, centrándose en aumentar la educación, medidas necesarias, pero dramáticamente insuficientes.

Ahora bien, donde se da la mayor semejanza entre los papeles del PSOE y los del Partido Demócrata es en el reconocimiento de sus líderes de que las conclusiones de la Conferencia serán solamente orientativas, pues el que definirá el programa del partido será el/la candidata/a elegido/a resultado de las primarias, dando un protagonismo a los líderes carismáticos que tipifica la democracia mediática estadounidense, causa de su escasa calidad. Lamento que ello esté ocurriendo en España también. A mi entender, en España hay excesivas personalidades políticas a las cuales los medios los posicionan como figuras históricas o lo que fuera, convirtiendo la política en un politiqueo entre tales personajes, mientras la población se distancia más y más de esta visión de la política, exigiendo, con razón, que sea la gente normal y corriente la que configure la gobernanza del país, no indirectamente a través de tales personajes, sino a través de su poder directo de decisión. Sólo en caso de que ello ocurra podrá tener lugar esta necesaria Segunda Transición.

Vicenç Navarro. Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter