diumenge, 9 de febrer de 2014

Las devoluciones ilegales en la valla, una práctica sistemática


   
08-02-2014


Las devoluciones ilegales en la valla, una práctica sistemática




La muerte de 13 personas que fueron "repelidas" con botes de humo y balas de goma muestra la política de fronteras del Ministerio de Interior, denunciada por ONG andaluzas y de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.



El pasado 4 de febrero la ONG Prodein hacía público un vídeo en el que se demuestra la devolución ilegal de personas en la frontera entre Melilla y Marruecos correspondientes al mes de enero. Tres días después, el Ministerio de Interior ha confirmado la muerte de 13 personas en las costas de Ceuta. 

Migreurop, un observatorio de las políticas de fronteras, denunciaba unas horas antes la acción de las fuerzas de seguridad del Estado y la gendarmería marroquí durante el intento de alrededor de 200 personas de acceder a Europa a través de la frontera en el paso del puente de Tarajal en la ciudad de Ceuta. Según esta organización, tanto la autoridad española como la gendarmería marroquí actuaron con material antidisturbios para impedir la entrada de las personas migradas. Interior, que ha anunciado el hallazgo de cuatro cuerpos esta mañana --lo que ha elevado a 13 el número de víctimas-- reconocía en la tarde del jueves el uso de balas de goma y botes de humo por parte de la Guardia Civil para "repeler" a las personas que intentaban entrar en la "Europa fortaleza", en una información que fue publicada por el blog de Eldiario.es Desalambre.

Una práctica sistematizada
Según el comunicado emitido por APDHA, Andalucía Acoge y SOS Racismo la situación se repite de manera continuada, la guardia civil expulsa en las fronteras de Ceuta y Melilla a las personas que entran de manera irregular por la valla. Este tipo de devoluciones vulneran de manera sistemática la legislación vigente a nivel estatal y europea en relación a las devoluciones y acogida (LO 4/2000, “Ley de Extranjería”, Ley de Asilo 2/2009 y Directiva 2008/115/CE, “Directiva retorno” respectivamente) que estipulan los derechos al acceso a asilo, a la presencia de un intérprete o a asistencia jurídica, entre otros.

En esta ocasión, según denuncian en el comunicado, estas devoluciones resultan, si cabe, aún más llamativas, por dos circunstancias principalmente. Tal como muestra el vídeo algunas de las personas a las que se les ha negado la entrada se encontraban heridas en el momento de la expulsión, vulnerando de esa manera el derecho de asistencia médica. Del mismo modo, según explicitan las ONG citadas la relevancia en esta ocasión reside también en que el propio Ministerio de Interior ha reconocido la existencia de dichas devoluciones irregulares sin que se hayan realizado ningún tipo de medidas disciplinarias al respecto. "Entendemos que un reconocimiento de tales características debe conllevar la apertura inmediata por parte del Ministerio del Interior de los procedimientos encaminados a depurar las responsabilidades disciplinarias y penales que pudieran derivarse de esos 'casos puntuales'" argumentan desde la APDHA. Esgrimen también que este tipo de medidas deben conllevar irremediablemente algún tipo de asunción de responsabilidad política.

La red de organizaciones que denuncian estos hechos los relaciona con el rescate de unas 1200 personas la semana pasada en Lampedusa, defendiendo "el absoluto fracaso de las políticas migratorias españolas y europeas obsesionadas por el blindaje de las fronteras y por medidas que ni tienen en cuenta la realidad de los países de origen, ni cualquier consideración de tipo humanitario y que impiden, en muchos casos, el acceso a la protección internacional a potenciales personas refugiadas" .




Compartir esta noticia:       
Publica un comentari a l'entrada