divendres, 24 de maig de 2013

La banca, el fraude fiscal y el New York Times


(Acabem de rebre en aquests moment una interessant nota de premsa del nostre company i amic :

Julio Aspitia


AQUÍ LO TENEÍS CON NOMBRES Y TODO. 
NO SE SALVA NADIE. ( y el gobierno lo sabe ..)



El New York Times publica los nombres de los grandes defraudadores españoles:"LA BANCA, EL FRAUDE FISCAL Y EL NEW YORK TIMES" articulo de Vicenç Navarro


El New York Times ha ido publicando una serie de artículos sobre Emilio Botín, presentado por tal rotativo como el banquero más influyente de España, y Presidente del Banco de Santander, que tiene inversiones financieras de gran peso en Brasil, en Gran Bretaña y en Estados Unidos, además de en España. En EE..UU. El Banco de Santander es propietario de Sovereign Bank. Lo que le interesa al rotativo estadounidense no es, sin embargo, el comportamiento bancario del Santander, sino el de su Presidente y el de su familia, así como su enorme influencia política y mediática en España.

 Un indicador de esto último es que ninguno de los cinco rotativos más importantes del país ha citado o hecho comentarios sobre esta serie de artículos en el diario más influyente de EE.UU. y uno delos más influyentes del mundo. Una discusión importante de tales artículos es el ocultamiento por parte de Emilio Botín y de su familia, de unas cuentas secretas establecidas desde la Guerra Civil en la banca suiza HSBC.

 Por lo visto, en las cuentas de tal banco había 2.000 millones de euros que nunca se habían declarado a las autoridades tributarias del Estado español. Pero, un empleado de tal banco suizo, despechado por el maltrato recibido por tal banco, decidió publicar los nombres de las personas que depositaban su dinero en dicha banca suiza, sin nunca declararlo en sus propios países. Entre ellos había nada menos que 569 españoles, incluyendo a Emilio Botín y su familia, con grandes nombres de la vida política y empresarial: José María Aznar, Dolores Cospedal, Rodrigo Rato, Narcís Serra,  Eduardo Zaplana, Miguel Boyer,  José Folgado, Carlos Solchaga, Josep Piqué, Rafael Arias-Salgado,  PíoCabanillas, Isabel Tocino, Jordi Sevilla, Josu Jon Imaz, José María Michavila, Juan Miguel Villar Mir, Anna Birulés, Abel Matutes, Julián García Vargas, Ángel Acebes, Eduardo Serra; Marcelino Oreja...). 

Según el New York Times, esta práctica es muy común entre las grandes familias, las grandes empresas y la gran banca. El fraude fiscal en estos sectores es enorme. Según la propia Agencia Tributaria española, el 74% del fraude fiscal se centra en estos grupos, con un total de 44.000 millones de euros que el Estado español (incluido el central y los autonómicos) no ingresa. Esta cantidad, por cierto, casi alcanza la cifra del déficit de gasto público social de España respecto la media de la UE-15 (66.000 millones de euros), es decir, el gasto que España debería hacer para mantener su Estado del Bienestar (sanidad, educación, escuelas de infancia, servicios a personas con dependencia, y otros) por el nivel de desarrollo económico que tiene y que no se gasta porque el Estado no recoge tales fondos. Y una de las causas de que no se recojan, es precisamente el fraude fiscal realizado por estos defraudadores citados en el New York Times.

 El resultado de su influencia es que el Estado no se atreve a reconocerlos. En realidad, la gran mayoría de investigaciones de fraude fiscal de la Agencia Tributaria se centra en los autónomos y profesionales liberales, cuyo fraude fiscal representa -según los técnicos de la Agencia Tributaria del Estado español- sólo el 8% del fraude fiscal total. Es también conocida la intervención de autoridades públicas para proteger al Sr.Emilio Botín de las pesquisas de la propia Agencia Tributaria. El caso más conocido es la gestión realizada por la ex Vicepresidenta del Gobierno español,  Sra. De la Vega, para interrumpir una de tales investigaciones. Pero el Sr. Botín no es el único. Como señala el New York Times. Hace dos años, César Alierta, presidente deTelefónica, que estaba siendo investigado, dejó de estarlo. 

Como escribe el New York Times con cierta ironía, "el Tribunal desistió de continuar estudiando el caso porque, según el juez, ya había pasado demasiado tiempo entre el momento de los hechos y su presentación al tribunal".

 Una medida que juega a favor de los fraudulentos es la ineficacia del Estado así como su temor a realizar la investigación. Fue nada menos que el Presidente del Gobierno español, el Sr. José MªAznar, que en un momento de franqueza admitió que "los ricos no pagan impuestos en España". Tal tolerancia por parte del Estado con el fraude fiscal de los "super-ricos" se justifica con el argumento de que, aún cuando no pagan impuestos, las consecuencias de ello son limitadas porque son pocos.

 El fraude alcanza niveles de frivolidad. Se Ignora la enorme concentración de las rentas y de la propiedad existente en España, uno de los países donde las desigualdades sociales son mayores y el impacto redistributivo del Estado es menor. Los 44.000 millones de euros al año que no se recaudan de los "super-ricos" por parte del Estado hubieran evitado los enormes recortes del gasto público social que el Estado español está hoy realizando. Pero otra observación que hace el New York Times sobre el fraude fiscal y la banca, es el silencio que existe en los medios de información sobre tal fraude fiscal. Tal rotativo cita a Salvador Arancibia, un periodista de temas financieros en Madrid, que trabajó para el Banco Santander, que señala como causas de este silencio el hecho de que el Banco Santander gasta mucho dinero en anuncios comerciales, siendo la banca uno de los sectores más importantes en la financiación de los medios, no sólo comprando espacio de anuncios comerciales, sino también proveyendo créditos -aclara el Sr. SalvadorArancibia- "...medidas de enorme importancia en un momento como el actual, donde los medios están en una situación financiera muy delicada". De ahí que tenga que agradecer al diario que se atreva a publicarlo, porque hoy, artículos como los que publica el New York Times y el mío propio, no tienen fácil publicación en nuestro país. Es lo que llaman "libertad de prensa". Vicenç Navarro, Catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University“ 

Sé el cambio que quieres ver en el mundo”SE RUEGA LA MÁXIMA DIFUSIÓN: POR FAVOR, COMPARTIR ESTA INFORMACIÓN ATRAVÉS DE TODOS LOS MEDIOS POSIBLES LOS RICOS controlan los periódicos españoles Y NO LES PERMITEN PUBLICAR ESTO….

Que todo el mundo lo sepa.... y que no se libren de que se sepa a gran escala.....

!!!! VAMOS A POR LAS GRANDES FORTUNAS QUE NO PAGAN IMPUESTOS, YA' ..¡¡¡

dijous, 23 de maig de 2013

Atenas, Vía Sur!








foto: Marcos González Sedano
 Recuerdo un artículo del compañero Pedro Montes, cuestionando nuestra pertenencia al euro. Lo comenté con mi amigo Juan Torres, y ambos economistas militantes de la izquierda social, con diferentes sensibilidades, coincidían en el diagnóstico. Han pasado desde entonces varios años y si se hiciera una encuesta sin trampas, la mayoría de los ciudadanos estaría en contra de nuestra permanencia en el euro. Pero a estas alturas del partido, y a la vista de los hechos, eso ya es insuficiente. La UE ha demostrado ser un camino antidemocrático, utilizado por las élites para la expropiación de los recursos  públicos y comunes, materiales e inmateriales de los ciudadanos/as, en beneficio propio.

Hoy, la salida de la Unión Europea es una condición indispensable para la toma de medidas vitales para la mayoría social. Esa posición que planteo, aunque suene traumática, es liberadora de la agresión que estamos sufriendo, especialmente los países del Sur o de la periferia alemana: Grecia, Chipre, Italia, España, Portugal, Irlanda, Hungría, Rumania…Los países llamados “PIIGS” por Bruselas o Berlín. Millones de parados, cierre de hospitales públicos y escuelas, malnutrición, aumento de los suicidios, cientos de miles de desahucios, precariedad laboral y ecológica…es la expresión de la Europa de los mercados.

En estas circunstancias, y tras las movilizaciones sostenidas en los últimos tres años por millones de ciudadanas/os europeos, plantear una estrategia común de los pueblos y países de Europa agredidos por las élites, es una responsabilidad de todos/as los que estábamos indignados y hemos madurado en el camino.
Mediterráneo (Marcos G. Sedano)


           Llueve, sobre el desierto llueve, y cada gota del líquido preciado, es una palabra en las semillas que, debajo de las piedras esperan despertar su ADN.
            Mañana, cuando salga el Sol, este paisaje plomizo se convertirá en una pradera verde llena de matices y tonalidades. Así somos nosotros/as, cuando ya nada esperábamos, una lluvia de primavera nos ofreció la oportunidad de ser una brizna de hierba.



La Vía Sur, no como concepto geográfico sino político, basada en las experiencias sudamericanas contra el neoliberalismo, en las respuestas de los ciudadanos/as del norte de África a sus gobernantes, y en el Sur de Europa a partir del 15M contra el desmantelamiento del estado de bienestar, nos han dado respuestas para abrir una puerta de esperanza a los de abajo.

 La Vía Sur, es algo que ya estamos construyendo, y hemos sentado las bases sobre las que levantar el edificio que nosotros queramos. Si las élites han internacionalizado el despojo de la ciudadanía europea y de la periferia, nosotros/as los de abajo, estamos en condiciones de globalizar nuestras aspiraciones. Ponerlas en común, en la línea de una sociedad basada en la solidaridad, la justicia social, la igualdad y una democracia plena. La salida de la UE y del Euro, la eliminación unilateral de la deuda, la apertura desde abajo de procesos constituyentes, la toma de la democracia en manos de los ciudadanos/as, unas relaciones justas Norte/Sur…podrían ser algunas de las propuestas inmediatas de esa Vía Sur.

En todo caso los amigos/as griegos han convocado un encuentro internacional para los próximos días 25 y 26 de mayo, en Atenas, y habrá que ver qué es lo que nace de ahí.

( Si tenéis interés en asistir os podéis dirigir a Flora Papadede,
(Tel.: 0030 6980 211 411  e-mail : florapapadede@yahoo.gr)
            

Queridos amigos/as os pido que veáis esta nueva carta mía, como una humilde aportación al debate que estamos viviendo.

Un saludo desde Andalucía.

dimecres, 22 de maig de 2013



Legitimidad


En España cinco jóvenes han sido detenidos por ser administradores de una página anarquista en internet. Sin embargo, también en las redes, otros seres (¿humanos?) afirman que “hay que matar y tirar a fosas comunes a los rojos hijos de puta” o “gasear a los perros flauta”, sin que la Fiscalía o la Audiencia Nacional estimen oportuno actuar. En España, la delegada del Gobierno en Cataluña homenajea en las calles, sin que esto se considere apología del nazismo, a los combatientes de la División Azul enviados por Franco a la Alemania de Hitler, al tiempo que la policía reprime y golpea a los estudiantes que piden la retirada de la LOMCE, a las feministas contrarias a la regresiva reforma del aborto, a los desahuciados que hacen escraches a los diputados.

Pero nos asiste el derecho a defendernos y a remover del poder a quienes hoy lo detentan por tratarse de un gobierno ilegítimo, y tomo como referente a un teórico que para nada puede ser acusado de radicalismo, el liberal John Locke, quien en el siglo XVII señaló que el poder se convertía en tiranía si era utilizado para empobrecer, intimidar o someter a los súbditos a mandatos abusivos. ¿Y acaso no nos están empobreciendo, cuando reducen los salarios, los subsidios, las ayudas?; ¿cuándo abaratan el despido?; ¿cuándo permiten los abusos de la banca y los desahucios?; ¿cuándo sirven a los intereses de los poderosos y no a los de la mayorías sociales? ¿Acaso no están incumpliendo el pacto firmado con los ciudadanos cuando en las urnas fueron elegidos para cumplir un programa y acto seguido hacen lo contrario?

También Locke advertía que era justo rebelarse cuando se entregaba el pueblo a la “sujeción de un poder extranjero, pues el fin que perseguía el pueblo (…) era el de conservarse como un entero, libre e independiente cuerpo social, gobernado por sus propias leyes”. ¿Y acaso ahora mismo no estamos más que nunca en manos de un poder extranjero, gobernados por instituciones económicas europeas a las que nadie ha elegido, quienes junto al Fondo Monetario Internacional (FMI), conforman la asfixiante y tirana Troika?


Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

dimarts, 21 de maig de 2013

El poeta…"i brillaran com les estrelles per tota l'eternitat"








Subject: Texto de Federico García Lorca, asesinado por el franquismo.


Contundente texto de Federico García Lorca sobre los amaños del Poder y el carácter inconsciente y demasiado superficial, gregario y despreocupado del pueblo
http://www.profesionalespcm.org/litera/LorcaPatriotismo.html

(Potser siga el moment de reflexionar sobre una sèrie de falses premisses i un raonament corrupte de mentides i convencions. Potser mai no es tard per escoltar la veu del poeta, que va saber discernir la veritat de entre el fem que empudegava de corruptes doctrines la ignorancia d'un poble, que no va tenir l'oportunitat de rebre de l'escola els fonaments d'un món que albergués la llavor del conèixement i l'amor indextricables.)

  "El Patriotismo" - por Federico García Lorca (asesinado por el franquismo) 


¡Cuántas veces nos han hablado del patriotismo...! Siempre hemos entendido desde niños al patriotismo por un sentimiento que tiene por espíritu a un trapo de colores, por voz una corneta desafinada y por fin defender las tumbas, las casas etc., de nuestras familias. Los encargados de danzar ante el sacro fuego de sus ideas son unos señores muy ordinarios con bigotes tiesos y voces campanudas que nos hacen a los jóvenes besar una cruz infame formada por la bandera y una espada; es decir la cruz de las tinieblas y de la fuerza.

 Hay que pensar para que sirve toda esa multitud de muñecos grotescos que son sacerdotes del patriotismo y que van arrollando a la dulzura y al amor. No se puede concebir por qué todo un pueblo se lanza contra otro únicamente por esta pasión... En España nos la damos de muy patriotas. En la escuela nos dicen: "España es nuestra segunda madre y el Rey su representante" , es decir, su maniquí... y nosotros mirábamos al maestro que, encendido el pecho de entusiasmo, nos decía :"Es nuestra segunda madre. Vosotros como buenos hijos debéis dar hasta la última gota de vuestra sangre" (ésta es la frase de cajón...). 

Paseábamos por la calle y al fondo de ella aparecía el ejército brioso, marcial, marchando elegante al son de una sinfonía bélica... y nos daban escalofríos, autosugestionados por el medio ambiente y nos descubríamos ante la bandera con un no sé qué. Indudablemente los tramoyistas de la vida nacional preparan admirablemente los efectos. Producen emociones involuntarias valiéndose del aparato y de la música. Hay que confesar que la fastuosidad y la etiqueta mezclada con sones apabullantes de músicas produce en las muchedumbres el vértigo. Primero el gran aparato de las armas les produce el miedo y el asombro y luego las músicas les sugieren los sentimientos amables... porque nada como la música comprendida por muchas almas a la vez para formar una sola en una sola voluntad. Es el efecto que recibe la multitud sin darse cuenta.

 Hay que ir contra esas exhibiciones llenas de lástima y con los oídos del alma tapados como Ulises se tapó los suyos para no caer en la tentación de las hadas del mar... ¿De qué se valen las congregaciones religiosas sino de la fastuosidad y de la riqueza para atraer a la multitud?. Saben muy bien que la masa es muy impresionable y le hacen postrarse ante el brillo del oro. Y se da el caso raro de gentes que comprendiendo lo ridículo e imbécil de dichos actos asisten a ellos para recrearse en su solemnidad y teatralidad. 

En la idea de patriotismo se supeditan las pasiones, el amor, la caridad y la dulzura a la flor áspera y punzante del deber... Es la idea fin del patriotismo convertir muchas almas en cuerpos... Las creencias individuales, sus apasionamientos, sus amores quedan supeditados a la voz de un hombre que grita muy grave: "Ordeno y mando", y lanza los cuerpos unos contra otros porque las almas volaron al comenzar la tragedia. Es necesario, preciso que las multitudes se despierten llenas de amor y caridad. Es preciso acabar con lo inútil de las ideas patrióticas. El patriotismo es uno de los grandes crímenes de la humanidad porque de sus senos podridos por el mal surgen los monstruos de la guerra. Por patriotismo los hombres han caído en las negruras de la muerte. Por patriotismo la verdadera patria fue deshecha y escarnecida. Por patriotismo nacieron los males de la tierra. Por patriotismo fueron los hombres odiosos y crueles… 

Las banderas son los símbolos de la oscuridad y la negación de Dios... Al hallarse los hombres divididos pusieron el ideal de su bienestar [?] sobre esos trapos de colores que flotan como orgullos con forma sobre todo el mundo. Desde la escuela, en vez de enseñarnos a amarnos y ayudarnos en nuestras miserias, nos enseñan la deplorable historia de nuestros países salpicados de sangres, de odios, y nos dicen: "Aprended a matar a vuestros enemigos. Mirad. ¿Véis este retrato? Pues es Felipe II, que quemó 8.000 herejes. ¡Admirad este otro! Es el Cid Campeador, que luchó contra la cruel morisma y que en Valencia asesinó a muchos hombres... Y éste es Santiago, patrón de España, que luchó contra los moros y los exterminó."

 Las almas de los niños se educan en ese ambiente de fuerza y de crueldad y llegan a considerar muy afligidos, aunque sin darse cuenta, al Dios de las batallas... "ya lo sabéis, niños – exclama el maestro -. Dios crió a los hombres para amparar exclusivamente a nosotros, a los cristianos...". Y todos los niños se acostumbran a ver en las demás razas una humanidad inferior y digna de ser exterminada. En las escuelas en vez de enseñar el triunfo de la verdad sobre la fuerza enseñan la apoteosis de la crueldad y la razón espantosa de la fuerza… 

Todas las historias de los pueblos tan llenas de horrores sirven de guía a la juventud en vez de ampararse en la inefable luminosidad del Evangelio de Jesús. Desde nuestros primeros años nos predican la guerra como cosa necesaria para la gloria de la patria. El patriotismo borró de la historia a los espíritus débiles pero llenos de amor... Cuando en la historia nos quieren hablar de Dios, aparece la espantosa Inquisición. Cuando de formas de pedir misericordia, aparece aquel formidable espíritu del mal llamado Domingo de Guzmán. Cuando nos hablan de la fe en el más allá, nos enseñan la execrable figura del rey Carlos, el encantado por Barrabás. El maestro se levanta y dice: "¡Amar a España! En sus dominios no se ponía nunca el sol". ¡Ay, nuestras gloriosas tradiciones!. Todas incubadas en la maldad y amparadas cobardemente a la sombra augusta de la cruz… 

España tomó para encubrir sus maldades a Cristo crucificado. Por eso aún vemos su ultrajada imagen por todos los rincones. Con el nombre de Jesús se tostaban hombres. En el nombre de Jesús se echó a la ciencia de nuestro suelo. Con el nombre de Jesús ampararon infamias de la guerra. Con el nombre de Jesús inventaron la leyenda de Santiago guerrero. Toman la luz y la hacen oscuridad. Toman la paz y la hacen luchas. Toman la gloria del amor eterno y crean la fuerza para amordazar conciencias. Éstos son crímenes de lo que llaman patriotismo. Éstas son aureolas de la bandera española. Todas las banderas de todas las naciones están nimbadas de sangre mártir que no dio la fuerza que según los reyes debió dar. ¡Ay, Dios mío! ¿Hasta cuándo hemos de invocar a nuestras tradiciones...? Porque aquí en España pocas veces se nombran en las escuelas aquellos hombres suaves y plácidos que predicaron la paz por las mesetas castellanas y no los mientan por considerarlos malos españoles indignos de pertenecer a este desventurado país.

 Nuestra tradición guerrera no significa nada, puesto que el presente no dio su utilidad. ¿Qué oscurecer la conciencia con los recuerdos de sangre? Debemos de formar en las escuelas ciudadanos amantes de la paz y conocedores del Evangelio. Debemos de crear hombres que no sepa que existió el desdichado de Fernando el santo ni Isabel la fanática ni Carlos el inflexible ni Pedros ni Felipes ni Alfonsos ni Ramiros. Debemos de resucitar las almas niñas contándoles que España fue la cuna de Teresa la admirable, de Juan el maravilloso, de don quijote divino y de todos nuestros poetas y cantores. Ocultar a los niños que tuvimos reyes fraticidas y sanguinarios. Borrar de las conciencias el admirado gran capitán y echar el velo del olvido sobre el pasado.

 Que en las escuelas en vez de decir cantando "a Felipe I sucedió Felipe II", que griten los niños "Y nació Cervantes y Fray Luis". Inculcar el amor a toda la humanidad en los niños y el odio a las espadas y a los escudos.. y que una mañana, mañana con arreboles de sol glorioso y perfumes de verdad y justicia, vayan todos los niños en procesión a los campos con las manos llenas de rosa y claveles y que se detengan frente a un gran monte de libros de nuestra historia que esté ardiendo con gran furia... y los niños cantarán el amor de la humanidad. Luego que sea el monte ceniza, que arrojen sobre él las flores y de ellas surgirá el milagro. 

Un evangelio gigante se abrirá y los niños leerán el consuelo para la vida... y del horizonte brotará la aurora de una paz infinita. Hay que arrancar las nefastas ideas patrióticas de la juventud como hay que arrancar a los patrioteros por honor a nuestras madres el concepto de la patria madre. ¡Nunca puede ser madre nuestra la que según decís tenemos que dar hasta la última gota de nuestra sangre por ella ¡ Ella nos lo manda y eso no lo ordena ninguna madre. Vosotros los que empuñáis eternamente las armas en vez de empuñar el arado o alguna cosa santa y útil no sabéis lo que es una madre. Las vuestras al permitir que fuerais fratricidas ya dieron prueba de que no os sintieron en sus entrañas.

 ¡No, señores luchadores de oficio! ¡No! ¡No! Y ¡No! Las madre que poseemos son la que nos dio el ser y la de todos los hombres. La humanidad. ¡No, caballeros de bufido y la espuela ¡ La madre es el amor gigante, la piedad, el sacrificio. El único amor verdadero que posemos en la vida. La madre es la compasión, la luz, el beso de Dios. La madre es el cuerpo del cual somos alma y corazón. ¡No, patriotas oscuros, la patria no es nuestra segunda madre! En todo caso una madrastra como la de Cenicienta. Lo que nos envía a matar hombres contra la razón no puede ser madre. Hay que ser hijos de la verdadera patria. La patria de amor y de la igualdad... 


INVOCACIÓN 

¡Ay, desdichada España! País de negruras, de fuego y horror. Apoteosis de la imbecilidad dirigida por curas lujuriosos, toreros, chulos, prostitutas sin alma, ladrones de frac e ignorantes de fe. ¡Ay, divino país de colores, de apasionamientos, de sonidos y religiosidad campestre! ¡Ay! ¡Ay, tierra mártir de unos cuantos espectros del mal que manan en tus ricos senos tu pureza y tu hermosura!  ¡Ay, pueblo débil y durmiente que has asesinado a Alonso Quijano el Buelo! ¡Ay, multitud fría y sin alma que abandonas a los Cristos que salen salen a redimirte...! ¡Ay, moribunda España! Hombres sin sangre y sin bríos amordazados por los vampiros de la noche de la razón.. Desdichado país cubierto de cipreses de muerte... Estabas hundido en los ponzoñosos lagos de los crímenes políticos y unos caballeros andantes del bien te quisieron salvar ... ¡Ay, y no pudieron porque tu corazón no se despertó del todo y volcaron sobre él la fuerza eternamente injusta! ¡Ay, mártires de las ideas de la fraternidad calumniados por los eternos comediantes del mal! 

Nubes de apasionamiento y romanticismo que os disolvieron antes de que escanciarais vuestros perfumes. Hombres de todo corazón que pasasteis un calvario de dolor entre los que se llaman patriotas. Espíritus de amistad y de bienestar, que os cortaron las alas en el primer vuelo gigante. Caballeros pregones del humilde que quisisteis escribir la salvación sobre el cadáver de España... Amaneceres de juventud que cubrió con su manto ignomioso la vejez desastrosa. Sacrificados de vuestros sentimientos que abandonasteis vuestro bienestar del hogar por amor a vuestro pueblo. ¡Admirables valientes de la verdad! 

Ya lo veis, los que ordenan las cosas de vuestro país os arrojan tonsurados y disfrazados con el traje afrentoso sobre un lago de horror para toda vuestra vida. ¡No! ¡No! ¡Mártires! ¡Cristo! ¡Quijotes!  Imposible. Vuestro pueblo rugirá: aún es león. ¿Dónde están los poetas para que lloren? ¿Por qué senda se perdieron los ecos del español todo pasión? ¡Admirables caballeros de la igualdad, el divino poeta Hugo está llorando por vosotros en el infinito!

Federico García Lorca - 29 de octubre, 1917 

diumenge, 19 de maig de 2013

Apuntes para una estrategia de cambio








Público.es


Obra de Henri Matisse
Como he indicado en varias ocasiones, estamos viendo el final de la Primera Transición de la dictadura a la democracia, Transición que se realizó con un enorme dominio de las fuerzas conservadoras (en realidad, ultraconservadoras) que controlaban los aparatos del Estado y la mayoría de los mayores medios de difusión y persuasión. Este dominio quedó reflejado en el sistema político que se estableció durante aquel proceso de Transición, el cual, aún cuando se define como democrático, se caracteriza por su escasísima sensibilidad y calidad democrática. Varios indicadores, entre otros muchos, reflejan tales limitaciones. Uno de ellos es el diseño y composición del Estado y sus políticas públicas, en las cuales las fuerzas conservadoras (de varios signos políticos) tienen gran protagonismo. Otro indicador de la baja calidad democrática es la ley electoral, la cual está profundamente sesgada en contra de amplios sectores de las izquierdas.

Esta situación ha generado un sistema representativo que es distante de la opinión popular, siendo esta última, por lo general, más progresista que las políticas públicas llevadas a cabo por la clase política gobernante. La distancia entre gobernantes y gobernados es enorme en España. La democracia en este sistema llamado representativo se limita a votar cada cuatro años dentro de un contexto sesgado en el que el voto útil y las leyes electorales reproducen un bipartidismo que se considera por la población gobernada como insuficiente y conservador, pues limita las posibilidades de participación en el proceso de decisión. Este conservadurismo explica el enorme retraso social de España (con uno de los gastos públicos sociales por habitante más bajos de la UE-15) y su inhabilidad de admitir que el Estado español es un Estado plurinacional. Estos grandes déficits democráticos se han acentuado con las crisis financieras y económicas actuales, donde las enormes limitaciones de la democracia española aparecen con toda intensidad. La crisis de legitimidad del sistema político hoy existente en España es enorme.

¿Qué puede hacerse?
La mayor causa de esta crisis de legitimidad es la amplia percepción de que el Estado español (sea central o autonómico) no está realizando las políticas que la mayoría de la ciudadanía desea. De ahí el amplio apoyo al eslogan del 15-M de que “no nos representan”. ¿Qué puede hacerse ante esta realidad?
Una medida muy urgente es romper con el fatalismo que parece haberse adueñado de amplios sectores de la población de que no hay nada que pueda hacerse para cambiar tales políticas. El abusivo control de los medios de mayor difusión del país (controlados por la estructura del poder, y muy en especial del financiero) hace que el mensaje procedente del establishment de que “no hay alternativas”, esté calando en la percepción popular. A esta percepción está contribuyendo el mensaje extendido en algunos sectores de las izquierdas radicales de que, a no ser que todo el capitalismo desaparezca y se establezca el socialismo, no hay nada que hacer. Todo lo demás es, como decía una de estas voces, “humanizar el capitalismo”. Y puesto que no se ve que el capitalismo vaya a desaparecer pronto, el mensaje que se transmite es que no hay nada que, mientras tanto, se pueda hacer.

Lo peor de tal postura, sin embargo, es que no entiende como el cambio ocurre. Si el proyecto transformador es ir hacia un proyecto en el que cada persona reciba los recursos según su necesidad, y que éstos se financien según las habilidades y posibilidades de cada persona (lo que solía llamarse socialismo), entonces hay que darse cuenta de que el socialismo se construye y/o destruye cada día en el seno de las sociedades capitalistas. Cuando se crea o refuerza un servicio público de salud universal financiado progresivamente, por ejemplo, se está construyendo el socialismo. Cuando se privatiza su financiación, se está destruyendo. Pues bien, bajo este criterio, e independientemente de cómo se defina el proyecto, hay un enorme potencial de movilización. En realidad, varias encuestas han mostrado que la mayoría de la población en España está de acuerdo con tal principio.
De esta observación deriva la gran importancia de que las fuerzas progresistas utilicen un lenguaje y unos ejemplos de intervenciones públicas con las cuales las clases populares puedan identificarse. Y también es importante referirse a casos concretos dentro y fuera de España de experiencias exitosas (como múltiples ejemplos de cooperativismo, por ejemplo). Hay que mostrar que, en contra de lo que se nos dice, sí que hay alternativas en cada caso y en cada momento. Adoptar posturas totalizantes indicando que los cambios no son posibles a no ser que haya un cambio total del sistema (el fin del capitalismo) es paralizante. No es por casualidad que tales propuestas aparezcan entre intelectuales académicos que tienen sus necesidades inmediatas cubiertas. Las personas con necesidades exigen, con razón, que se les resuelva su problema, no en un futuro lejano, sino ahora. Y las izquierdas tienen que darles una solución ahora, y no sólo en el futuro.

La necesidad de un movimiento político
Hoy la sociedad civil está enormemente agitada. Pero las derechas continúan fuertes, y las izquierdas débiles. ¿Por qué? Una de las razones es la excesiva centralidad de la vida política en la lucha parlamentaria dentro de las instituciones del Estado donde dominan las fuerzas conservadoras. Se necesita que la riqueza de acciones reivindicativas se traduzca en un movimiento político, que no tiene porqué significar un nuevo partido político. En realidad, ya hay demasiados partidos políticos de izquierda. Las izquierdas están atomizadas en España. Lo que se necesita es una movilización de protesta y de promoción de propuestas factibles y reales para cada uno de los problemas que la ciudadanía presenta. La PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca) es un ejemplo de ello. Hay que cambiar el centro de la actividad política, sin sustituirla. Es necesario crear la presión para que los partidos realicen lo que la ciudadanía desea, presión que debe ser continua y no limitarse a la esfera legislativa. El movimiento 15-M es un buen ejemplo de ello. Ha tenido un enorme impacto en cambiar la temática y narrativa política del país .

Este movimiento político debería ser la coalición de fuerzas y movimientos sociales, incluyendo también sindicatos e incluso miembros y simpatizantes de los partidos políticos (aún cuando éstos, los partidos políticos, no deberían ni instrumentalizar ni liderar tal movimiento político). Y la movilización debería crear un programa real, factible (que, por definición, la estructura de poder definirá como “utópico”, es decir, irrealizable), siendo responsabilidad de tal movimiento documentar y mostrar que sí, que es realizable. Por ejemplo, tiene que mostrarse que es factible, incluso hoy, en la situación actual, crear agencias públicas de crédito que lo ofrezcan a bajos intereses a las pequeñas y medianas empresas y a las familias, o que es factible garantizar la vivienda en un país con cuatro millones de viviendas vacías, y así un largo etcétera.

Este movimiento debería ser político, es decir, debería presionar para cambiar el sistema político (desde los aparatos del Estado hasta los propios partidos políticos) para hacerlo auténticamente democrático, con unas leyes electorales proporcionales, con una representatividad mayor y no única, complementada y en ocasiones sustituida por otras formas de democracia que incluyan desde referéndums vinculantes a fórums asamblearios de decisión. Y con cambios de los sistemas de información públicos y privados, condicionando la utilización de un recurso público (las ondas radiotelevisivas en el aire) a su diversidad ideológica, puesto que la escasez de tal diversidad es uno de los mayores problemas que tiene la democracia española.

Ni que decir tiene que existirá una enorme resistencia a estos cambios. Pero estos cambios son posibles. Y la propia experiencia española así lo muestra. El problema de la Primera Transición es que los partidos de izquierda abandonaron la movilización popular (en realidad, la desmovilizaron), adaptándose rápidamente a las instituciones del Estado dominadas por las fuerzas conservadoras. Pero hay que ser conscientes de que lo que forzó el fin de la dictadura fueron las movilizaciones populares, lideradas por el movimiento obrero. Y la estructura de poder favoreció su desmovilización dando excesivo protagonismo a los partidos, y dentro de ellos a las élites gobernantes de tales partidos. Esta Segunda Transición no debería caer en el mismo problema. Los partidos políticos son importantes y fundamentales en una democracia. Pero su función (muy acentuada en los partidos auténticamente democráticos y progresistas) es la de transmitir en el lenguaje legislativo lo que exija el movimiento político avalado por la participación popular, en lugar de ser instrumentos de poderes fácticos (tanto religiosos como financieros y económicos) que violan y corrompen el proceso democrático.

Por ello seria aconsejable que se establecieran asambleas en las que se denunciaran las enormes limitaciones de la democracia existente en España y en sus CCAA, con presentación de alternativas factibles y reales que, sin lugar a dudas, crearan una enorme resistencia, hostilidad y represión, como está ocurriendo ya. Pero los jóvenes de todas las edades tienen que ser conscientes de que son los herederos de las movilizaciones de las generaciones anteriores que consiguieron establecer y expandir los derechos políticos, sociales y laborales que ahora nos están sustrayendo.

Este movimiento debería ser muy amplio, abarcando un gran abanico de sensibilidades políticas y sociales, que tuviera como objetivo realizar una segunda Transición que nos llevara de una democracia tan incompleta y de un bienestar tan insuficiente como existe hoy en España a una democracia más desarrollada, que tuviera componentes de representatividad (basada en la proporcionalidad), así como componentes de democracia directa, como referéndums vinculantes (incluyendo derechos a decidir a nivel estatal central, autonómico y local), y formas asamblearias de decisión, expuestas a un amplio abanico de medios de información abierto a todas las sensibilidades. Tal democracia facilitaría la resolución de los enormes problemas sociales y económicos que la mayoría de la población experimenta, pues tales problemas –por difícil que parezca- son de fácil solución científica, aunque de imposible resolución dentro de las estructuras políticas hoy existentes. Así de claro.

Vicenç Navarro. Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter