dissabte, 12 d’octubre de 2013

España, el país de los 200.000 desaparecidos


España, el país de los 200.000 desaparecidos




Periodismo Humano




foto: blog de Charo López
Representantes de la ONU califican de crímenes contra la humanidad tanto los enterramientos en fosas comunes de la guerra civil y el franquismo como el robo de niños prolongado hasta la democracia. Censuran al Gobierno español por poner obstáculos a las investigaciones y le conminan a buscar a los desaparecidos. Rocío Borrego sólo quiere recuperar los restos de su madre, puesto que sabe bien que fue asesinada en 1936. Eduardo Raya sólo desea saber el paradero de su hija, puesto que está completamente seguro que sigue viva, desde que fue presuntamente robada en 1990. Entre ambos sucesos ha pasado medio siglo, pero los cubre el mismo manto de silencio e “impunidad”, según los representantes del grupo de trabajo sobre desapariciones forzadas de Naciones Unidas que este mes de septiembre ha visitado diversas ciudades de España. Los afectados repiten insistentemente, con casi 200.000 víctimas, entre enterramientos ilegales en fosas comunes y niños robados, hoy son adultos con identidad falsa, España es, tras Camboya, el país del mundo donde permanecen más personas desaparecidas.

En 1940 la Causa General iniciada por el Ministerio de Justicia sobre el denominado terror rojo facilitó la recuperación de los cadáveres de casi la totalidad de las 38.000 víctimas de la represión en la retaguardia republicana durante la Guerra Civil. Sus familiares, salvo excepciones de falta de interés o deficiente localización, pudieron darles una sepultura digna, fueron honrados, su memoria recuperada y sus verdugos perseguidos o procesados. El Estado se implicó fuertemente en la labor de búsqueda e identificación, sirviéndose en muchos casos de las fotografías tomadas a tal efecto por el propio Gobierno republicano, que nunca llegó a legitimar la barbarie desatada durante parte de esos tres años por facciones de sindicatos y partidos de izquierda.

Setenta años después, todavía no ha ocurrido lo mismo con el franquismo, cuya represión fue cinco veces mayor en número debido a ser planificada por sus mandos y ejecutada sistemáticamente a partir de las órdenes de fusilamiento de cualquier desafecto al Movimiento decretadas por la Junta de Gobierno y la Junta Suprema Militar de Defensa de España en 1936. Desde entonces hasta ahora, de los 143.000 desaparecidos estimados por el ex juez Baltasar Garzón en 2008 sólo se han recuperado los cuerpos de unos 8.000. Pero cada vez que se abre una fosa se encuentran más cadáveres de los previstos, motivo por el que las estimaciones se acercan ya a los 180.000 desaparecidos, cifra que coincide con la aportada hace años por el historiador Paul Preston.

A ello hay que sumar unos 30.000 niños apartados forzosamente de presas y familias republicanas entre 1944 y 1954, como medida de “higiene” ideológica, y al menos otros 6.000 casos documentados por las asociaciones de bebés robados por motivos económicos durante el tardofranquismo y la primera mitad de la actual democracia. Casi todos siguen sin localizar, salvo varias decenas de reencuentros, facilitados por análisis de ADN practicados por los propios familiares, nunca por el Estado.

Rocío Borrego no pudo acudir a Sevilla el pasado mes para explicarle su caso a los representantes de la ONU, debido a su delicada salud. Lo hizo en su lugar su hija Florentina, quien relató que Ana Ricarda, de ideología socialista, regentaba una tienda de comestibles y ejercía como maestra particular y escribiente en la aldea cordobesa de Jauja. En noviembre de 1936 fue detenida por cuatro falangistas y un guardia civil al que ella misma había denunciado por amenazas unos años antes, y ya no se ha vuelto a saber de ella. A través de diversos testimonios han llegado a saber que permaneció varios días en un chalet, donde fue violada y torturada hasta que, ya moribunda y desfigurada, le dieron el tiro de gracia. Parece que un vecino encontró el cadáver junto al arroyo de La Coja y, al verle los pechos arrancados y el cuerpo destrozado, decidió enterrarla.

Su tienda y sus tierras fueron confiscadas, su madre rapada y purgada, su marido enloqueció y murió a los pocos años y sus cuatro hijos fueron presa del hambre y la miseria. Rocío ha acudido infructuosamente a los tribunales para buscar alguna reparación y la recuperación de los restos de su madre. En su auto, el ex juez Garzón lo señala como uno de los casos más “clamorosos” de “inseguridad jurídica para las víctimas”. Sin embargo, hasta el propio Tribunal Constitucional español ha desestimados sus recursos. “Yo no quiero juzgar a nadie, pero que nos dejen recuperar los restos”, clamaba Florentina en Sevilla, a la vez que se preguntaba: “¿Hasta cuándo? ¿Hasta que los tengan que sacar como a los íberos o los tartessos? ¿En qué país democrático se encarga la labor de hacer cumplir los derechos humanos a las víctimas, teniendo que trabajar en contra de la Administración? Es un desgaste emocional tremendo”, se lamenta.

Efectivamente, el grupo de trabajo de la ONU ha constatado que la Ley de Memoria Histórica de 2007 ha tenido un efecto muy escaso. Salvo algunas excepciones, como el Ayuntamiento de Málaga, que ha financiado la exhumación de la fosa común de su cementerio, recuperando los restos de 2.800 personas, en el resto del país prácticamente ningún municipio ha dado permiso siquiera a las familias para hacerlo y ningún juzgado ha ordenado la apertura de fosas. Ariel Duritzky, unos de los representantes de Naciones Unidas que ha visitado España, considera que el Gobierno español debe derogar la Ley de Aministía de 1997, por ser preconstitucional y constituir una “barrera a la investigación de graves violaciones de los derechos humanos”.

Así, en lugar de poner los “obstáculos” actuales, el Estado español debe ofrecer en su opinión mayor apoyo a las víctimas, crear una entidad para estudiar los casos, investigar las desapariciones forzadas a través de la judicatura, juzgarlas, retirar los símbolos del franquismo de los lugares públicos y “asumir un rol de liderazgo en la búsqueda de la verdad”. A juicio del experto de la ONU, “en el contexto de ataques generalizados a la población civil, como los que ocurrieron durante la guerra y la dictadura, las desapariciones forzadas adquieren carácter de crimen internacional, y por lo tanto deben considerarse imprescriptibles”.

Dulitzky y su compañera Jasminka Dzumhur no se sorprendieron cuando en su visita a Sevilla se les planteó que este crimen contra la humanidad también se habría prolongado hasta bien entrada la democracia. Hasta los años noventa en concreto, debido a que el robo de bebés por motivos económicos, tras haberlo practicado en un principio como represión política, también se habría realizado de forma “sistemática, generalizada y con aquiescencia de los poderes públicos” como un “ataque” por parte de un grupo de funcionarios del Estado contra parte de la población civil. Así lo expusieron el abogado granadino y también afectado Eduardo Raya junto a su esposa Gloria Rodríguez. Ellos siguen buscando a su hija, dada por muerta al nacer en el Hospital Clínico de Granada en 1990. Hasta siete análisis de laboratorios públicos y privados han dictaminado que el cadáver enterrado entonces no puede pertenecer a una hija suya, así como tampoco los restos de hígado aportados como prueba por los médicos para cerrar el caso. La Justicia hasta ahora no les ha ofrecido respuesta, pendiente de reabrir la investigación “a regañadientes”.

Raya tiene no obstante esperanza en el dictamen del grupo de trabajo de la ONU, que deberá ser elevado al Consejo de Derechos Humanos para su aprobación, así como que la Justicia argentina incluya también entre sus investigaciones el robo de niños por motivos políticos o económicos, tanto en la dictadura como en la democracia, al tratarse de una misma trama criminal. “Esto no es cosa de una monja aislada, como nos quieren hacer creer. Sor María sólo fue un instrumento de los que se llevaron el dinero”, asegura Raya.

Los métodos aplicados ilegalmente para el rapto y venta de bebés hasta los años noventa fueron en realidad ensayados de forma legal en los años cuarenta y cincuenta. El engaño, diciendo a las familias que el niño había muerto, la inscripción en el Registro Civil con distinto nombre y apellido y darla en adopción en una provincia distinta a la que nació, para dejar el menor rastro posible. Las hermanas María y Florencia Calvo, por ejemplo, fueron enviadas por sus padres a Francia para salvaguardarlas de la contienda en España, pero tras terminar la guerra las secuestró allí el servicio exterior de Falange Española y las devolvió a nuestro país. Al llegar en tren a Toledo, Florencia preguntó por su hermana, pero una monja le informó que María había muerto de unas fiebres, como tantos otros niños en el camino, y que su cuerpo lo habrían tirado por la ventanilla. En realidad no fue así, sino que fue dada en adopción. Sesenta años después, las dos hermanas se reencontraron gracias a un programa de televisión.

La Orden del Ministerio de Justicia de 30 de marzo de 1940 establecía que los hijos de presos políticos podían quedarse con sus madres sólo hasta los tres años, cumplidos los cuales debían ser excarcelados y adoptados por familias adeptas al Régimen, siguiendo las doctrinas del psiquiatra Antonio Vallejo-Nágera. La Ley de 4 de diciembre de 1941 facilitaba a su vez su inscripción en el Registro Civil con nuevos apellidos. Vicenta Flores Ruiz, hija de un militar republicano de Valencia, fue adoptada y devuelta al colegio de monjas donde permanecía interna hasta cuatro veces en un mismo año, cambiando en todas las ocasiones de apellidos. Y siempre lejos de Valencia, por familias de Zaragoza, Alemania, Madrid y Ciudad Real.

El paso del robo de niños legal al ilegal se habría dado ya en la siguiente década, aprovechando esta estructura. Además de las entidades religiosas que tutelaban a los menores y los registros civiles de toda España, fue necesaria también la implicación de profesionales sanitarios, médicos y matronas que asistían los partos en las cárceles y, cada vez en mayor medida, en clínicas y hospitales. En 1950 Emilia Girón fue a dar a luz al hospital de Salamanca. Nada más nacer, le arrebataron al niño a la fuerza y nunca más supo de él. Emilia era hermana del maqui Manuel Girón, jefe de los guerrilleros del Bierzo. Era analfabeta y tenía mucho miedo. Quizás pensaron que nunca lo buscaría, pero sí lo hizo, aunque infructuosamente. “Con esa angustia estaré toda la vida, porque sé que lo parí y lo llevé dentro nueve meses, y no lo conocí siquiera”, declaraba Emilia cuarenta años después.

De esa misma época es una carta del capellán de la casa cuna de Sevilla en la que daba instrucciones para cambiar las partidas de bautismo de forma discreta en caso de adopciones irregulares, más allá de las forzosas a presos republicanos que sí permitía la ley. En muchas ocasiones, religiosos, médicos y registradores recibían regalos o donativos por parte de los padres adoptivos. Así, en los años cincuenta se habría producido la transición del robo por motivos políticos al móvil económico, práctica que se habría prolongado de forma sistemática has la década de los noventa y que hoy día, según la ONU, permanece impune.

Fuente:http://periodismohumano.com/sociedad/memoria/espana-el-pais-de-los-200-000-desaparecidos.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

divendres, 11 d’octubre de 2013

Rafa Nadal avergüenza a los políticos tras el ridículo olímpico


Rafa Nadal avergüenza a los políticos tras el ridículo olímpico





Día 9.9.

El tenista Rafa Nadal se ha negado a utilizar un avión privado que le ponía la federación española de tenis para disputar la Copa Davis: “Tal y como está el país no creo que sea el momento de hacerle pagar un viaje al Estado”. 

Sin embargo, numerosos políticos regresaron a España desde Argentina en el “jet” de Florentino Pérez y en el avión de Mariano Rajoy, incluida Ana Botella, que dejó tirada a la delegación española que venía en el más incómodo vuelo regular, también pagado con dinero público. Y es que en Buenos Aires, independientemente del ridículo final, se vivió una larga “fiesta” con cargo al contribuyente español: estancias en hoteles de cinco estrellas, opíparas comidas en el Hotel Hilton y ministros, asesores, alcaldes y hasta concejales que se apuntaron a la fiesta autoinvitándose, entre ellos incluso varios políticos de pueblos de Madrid. 

La conexión de televisión falló, Ana Botella hizo sonrojar a millones de españoles con su inglés chapucero, una pregunta sobre la destrucción de pruebas (bolsas de sangre) por orden de la jueza Julia Patricia Santamaría que investigaba el dopaje (y no fue sancionada por el CGPJ) aireó la situación de la justicia en España, la delegación española no prestó atención a los discursos… 

Si a ello sumamos la masiva corrupción política, la ruina económica, el paro descomunal, la falsificación de encuestas y datos que habitualmente practican nuestras élites, el despilfarro en el gasto público frente a la extrema crueldad extractiva hacia los ciudadanos, era previsible que la pregonada y anunciada victoria de Madrid como sede de los Juegos Olímpicos fuera tan solo la última mentira que la clase política y mediática española quiso hacer tragar a los ciudadanos. 

Y como era de esperar, cuando se consumó la derrota, al menos dos aviones privados recogieron a políticos y empresarios en su regreso a Madrid, mientras la delegación olímpica española se quedaba tirada en Buenos Aires para volver en vuelo regular.

Los dos aviones privados que huyeron rápidamente de Buenos Aires tras la semana de fiesta con cargo al contribuyente pero con amargo final fueron el del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez y el del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. 

En el primero viajó el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, acusado de corrupción por el sindicato policial SUP, que investigó una casa suya en Marbella como pago por un cohecho, asunto también frenado en instancias judiciales. Allí tan solo pudo subir el jugador de baloncesto Felipe Reyes.

Al segundo avión se encaramó Ana Botella, que tras su desastroso y cómico discurso en Buenos Aires, dejó tirada a la delegación olímpica y regresó con los otros políticos en su avión privado, concretamente con Mariano Rajoy, García Margallo, José Ignacio Wert, José Manuel Soria y el jefe de la Oficina del presidente de Gobierno, Jorge Moragas. 

Este avión realizó el vuelo de ida procedente de Moscú e hizo escala en Las Palmas, donde se bajó el ministro de Economía, Luis de Guindos, que a su vez regresó a Madrid en otro vuelo. Por contra, el tenista Rafael Nadal, en un gesto ejemplar, rechazó el ofrecimiento de la federación española de tenis para que con dinero público viajase en un avión privado desde Nueva York para disputar en Madrid la Copa Davis frente a Ucrania: “Tal y como está el país no creo que sea el momento de hacerle pagar un viaje al Estado”.


Rita Barberá
Y es que nuestros cargos públicos gastan a manos llenas y no pueden evitarlo. Ana Botella fue vista en Patio Bullrich, uno de los centros comerciales más lujosos de la capital argentina, donde tiró de tarjeta de lo lindo. 

La periodista Beatriz Candel, desde Buenos Aires, fue testigo de las opíparas comidas que se dieron los políticos españoles: “el resto de la delegación de Madrid 2020 está almorzando en una zona anexa al hotel Hilton de la capital argentina, donde se celebra la asamblea del movimiento olímpico” o “La delegación de Madrid en Buenos Aires se ha retirado a reponer fuerzas después de la presentación“… 

Otro periodista, Juan Jiménez, tomó nota de como a nuestros políticos les gustan solo los hoteles de cinco estrellas: mientras la delegación olímpica se alojaba en un hotel NH City Tower, otros lo hacían “en el Hotel Hilton, donde Alejandro Blanco y Ana Botella hacen lobby noche y día” junto a Teresa Zabell, ex-eurodiputada del PP “y Samaranch junior”, el hijo del presidente del COI que heredó la canonjía de su padre.

A la “fiesta” del viaje a Argentina se apuntaron también alcaldes y concejales de las ciudades subsedes de Madrid: Rita Barberá (Valencia) -que lo hizo en pleno proceso de imputación por el “caso Urgangarín”-, Córdoba (José Antonio Nieto (PP), Málaga (Francisco de la Torre, PP, con una extensa delegación), Getafe (Juan Soler, PP), así como representantes de Barcelona, Zaragoza, Valladolid y hasta de Paracuellos del Jarama, pues se vio también a su alcalde, Fernando Zurita (PP). 

En el segundo viaje a Buenos Aires, dos días antes del acto, embarcaron en la T1 de Barajas en un vuelo de Air Europa otros 180 invitados, entre ellos la actriz Amaia Salamanca y Javier Hidalgo, el hijo del dueño de “Air Europa”. 

Lo poco que le importaba la puesta en escena a nuestros políticos y lo mucho que disfrutaron en el viaje lo revela una anécdota: el asesor de Rajoy, Jorge Moragas, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, no paraban de hablar a la espalda de Letizia Ortiz cuando hablaba Felipe de Borbón en la tribuna. 

Esta falta de educación provocó que Letizia se girara hacia la fila trasera y con el dedo índice de la mano derecha en los labios, les pidiera a ambos que se callasen. La reacción de Moragas fue volver la cara hacia la princesa y devolverle un gesto similar al suyo.



dijous, 10 d’octubre de 2013

Diaris de ficció- (continuació)


                                 



               Diaris de ficció originals de Llum Sánchez




(continuació)

Una fugida de la realitat és, sempre, un encarament de l'escriptor amb la seva realitat més profunda.

Mercè Rodoreda (Barcelona 1908-Girona 1983) 



Els quatre anys de col·legi forem un infern. Supose que en eixa etapa se'm va acabar d'estructurar la neurosi. Si recorde aquell període m'embarga un sentiment d'indefensió.

Tot al llarg d'aquells anys no recorde res que mitigués les tensions insoportables, aquella sensació d'esforç constant i innútil. Jo volia fer les coses bé i posava tanta atenció com podia. Però és clar que no n'era molta, atès que havia d'estar reprimint els intensos sentiment de cólera, d'ira, de por...Em sentia totalment una merda. Ningú se'n cuidava de mi. Aquells anys foren d'un fosc abandonament. Malgrat els meus esforços tot m'eixia desastrós tan al col·legi, com a casa. Les humiliacions eren constants, fins i tot a ca l'agüela, tots tenien motius per pegar-me a la cresta.

Fins ara no m'havia adonat de la importància i la devastadora profunditat del sofriment que vaig haver de suportar. Va ser aleshores que vaig arribar a pensar que em perseguia el dimoni, que hi portava al meu darrere, empaitant-me per tot arreu, sobretot si m'enviaven de nit al taller, tancat i solitari. No m'acabe d'explicar com no vaig acabar més guillada encara. Sobre aquest desastre de persona n'estava clar que no es podia estructurar res de bo. Recorde que va ser aleshores quan vaig arribar a dir a les meues companyes que m'estimava més quedar-me cega que suspendre el curs. Sentia que no valia res, encara així, però, no volia disgustar més als meus pares. També va ser aleshores quan vaig començar a adonar-me'n de que no m'importava morir.

Ara comprenc el que va passar posteriorment. La Dolors va seguir espiant-me, controlava tots els meus moviments i em torturava fent-me veure a mi i a tothom que jo no valia per a res més que per fer més despeses a casa. Supose que es referia als costos dels estudis, perquè de roba en vaig gastat ben poca, dos uniformes en quatre anys, i dos parells de sabates.

Ara ho comprenc. Ella va seguir espiant-me, semblava un membre de la "Gestapo". Ha estat una figura nefasta per a mi. Sense ella la meua vida hagués estat molt diferent, molt millor, menys penosa...més sana. Em va ensenyar i involucrar en tot tipus de manipulacions. Atès que ella era la major va ser un exemple negatiu.
Ha hagut de passar trenta anys per a que haja pogut comprendre que parle d'una persona que té una estructura psicopàtica de caràcter, malgrat que jo ja ho sospitava. Que es tracta d'un ésser mentalment desequilibrat.
Fins al día de hui encara no he pogut lliurar-me ni guardar-me d'ella.






Activistas a pecho descubierto


Activistas de Femen interrumpen a pecho descubierto el Pleno del Congreso reivindicando el aborto

Tres activistas de la organización feminista Femen, desnudas de cintura para arriba, interrumpieron este miércoles el Pleno del Congreso gritando desde la tribuna de invitados "Aborto es sagrado", lo que obligó a parar la sesión mientras el presidente de la Cámara, Jesús Posada, ordenaba su desalojo.
 | 09 Octubre 2013 - 10:22 h.
Foto: Europapress
Foto: Europapress
Tres activistas de la organización feminista Femen, desnudas de cintura para arriba, interrumpieron este miércoles el Pleno del Congreso gritando desde la tribuna de invitados "Aborto es sagrado", lo que obligó a parar la sesión mientras el presidente de la Cámara, Jesús Posada, ordenaba su  desalojo.
Cuando intervenía el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, las tres mujeres, que habían sido invitadas al Congreso por algún grupo parlamentario, se despojaron de sus camisetas y comenzaron a gritar "Aborto es sagrado", aunque el acento extranjero de alguna de las activistas dificultaba que su mensaje se entendiera claramente.
Posada, con cara de auténtico asombro, instó a ujieres y policías a desalojar la tribuna y, ante la resistencia de una de las activistas, que se agarró a una de las columnas que dan al hemiciclo, pidió templanza: "Procedan con cuidado".
MÁS PERPLEJIDAD QUE APOYOS
Los diputados mostraban perplejidad desde sus escaños y de hecho apenas hubo escasos aplausos aislados mientras las tres mujeres seguían gritando a pecho descubierto, con la misma leyenda escrita en su torso desnudo.
A los funcionarios de la Cámara les costó varios minutos lograr que las mujeres abandonaran se desanclaran de la barandilla y las columnas de la tribuna de invitados, pero finalmente las desalojaron, sin que las activistas dejaran de gritar el mismo lema. Desde la bancada del Grupo Popular se oyó gritos de "Fuera de aquí" mientras algunos diputados de la izquierda aplaudían.
Las tres mujeres, entre las que figuraba la líder de Femen en España, la asturiana Lara Alcázar, fueron detenidas por alterar la sesión plenaria y llevadas a la comisaría del distrito madrileño de Moratalaz.
Con su lema "Aborto es sagrado" las activistas de Femen pretendían protestar por la anunciada reforma de la legislación del aborto que el Ministerio de Justicia piensa remitir este mes al Parlamento.  
PROTESTA DE GALLARDÓN
El ministro de Justicia, cuando se reanudó la sesión, ha reprochado que algunos diputados de la oposición aplaudieran el acto reivindicativo.
Según ha dicho después en los pasillos del Congreso, esta protesta es "una manifestación de falta de respeto a la soberanía popular" y ha expresado su extrañeza porque se califique como "sagrado" algo como el aborto, que siempre es un drama para una mujer.
Sin embargo, la acción reivindicativa fue vista con buenos ojos por el diputado de Esquerra (ERC) Joan Tardá y por el portavoz de Izquierda Plural José Luis Centella, que en los pasillos del Congreso tachó de cínico que el Gobierno se queje de que se aplauda esta iniciativa cuando el Grupo Popular ha ovacionado "dramáticas" medidas de recorte para la población española. "No se pueden criminalizar protestas siempre que sean pacíficas y que no atenten contra nadie, como en este caso", ha dicho.

dimecres, 9 d’octubre de 2013

“El capitalismo es un muerto viviente que se mantiene con transfusiones”



Entrevista a Marie Françoise Rotter, activista social y miembro de “Iaioflautes” Valencia
“El capitalismo es un muerto viviente que se mantiene con transfusiones”







Como todos los lunes a las 18.00 horas, el colectivo de “Iaioflautes”, los mayores “indignados” del 15-M, se concentran con sus pancartas y chalecos reflectantes en la plaza del Ayuntamiento de Valencia. Una de las primeras en llegar es Marie Françoise Rotter, una docente francesa de 67 años, ya jubilada, que vive en Valencia desde hace algo más de un año. Lejos de academicismos y ortodoxias, su lenguaje e ideas aportan frescura y savia nueva. Se define como libertaria (“toda la vida lo he sido aunque sin saberlo”) y valora especialmente de los “Iaioflautes” su generosidad: “Luchamos por conservar los derechos fundamentales para que los disfruten nuestros hijos y nietos”. Opina, además, que es muy importante la formación, “porque hay una mayoría silenciosa que no se moviliza porque no sabe”. Marie Françoise transmite una vitalidad y juventud muy necesarias para la renovación de la lucha.

¿Cómo empezó tu implicación en el colectivo de “Iaioflautes”?
Tuve noticia de los “Iaioflautes” a través de las redes sociales e Internet y me acerqué, entonces, a una de las concentraciones. Personalmente, me llamaba la atención el movimiento 15-M y los “indignados”. Antes había leído ya el famoso libro de Stephane Hessel. Pues bien, los “Iaioflautes” son los abuelos del 15-M. Empezó a interesarme su funcionamiento y decidí implicarme en septiembre del año pasado. Actualmente, participo en la Comisión de los “Iaioflautes” de Valencia. En la convocatoria de asambleas, manifestaciones, carteles y organización de “travesuras”.

¿Por qué te inclinaste por este colectivo de mayores?
En principio, por sus ideas. También me influyó, como te decía, el libro “Indignados”, de Stephane Hessel. Y hay otro factor, a mis 67 años entre los abuelos y abuelas me siento más a gusto. Aunque no únicamente participo en los “Iaioflautes”. En la medida que puedo, colaboro asimismo con el Frente Cívico.

¿Qué experiencia recuerdas especialmente de tu trabajo en los “Iaioflautes”?
Te diría que en mayo de 2013, cuando celebramos el primer aniversario del movimiento en Valencia. Tuvo lugar entonces una concentración de 200 mayores del colectivo, que llegaron de Madrid, Barcelona, Murcia y otras ciudades. Y también destacaría nuestras acciones, que denominamos “travesuras”.

¿En qué consisten?
La “travesura” consiste en entrar sin violencia en un lugar público y pedir que se nos reciba para leer un manifiesto, que previamente hemos redactado. En Valencia hemos entrado en bancos, consejerías del gobierno autonómico, la Ciudad de la Justicia… También intentamos ingresar en la sede del Obispado. Este tipo de acciones son algo que nunca antes había visto, y me parecen un modo muy original de llamar la atención.

¿Consideras que las “travesuras” responden a un modo diferente de lucha social?
Sí, y también porque es una vía pacifista de lucha. Creo que somos muy pro-Gandhi. De hecho, las acciones que se realizan sin violencia me parece que siempre son más duraderas. Mira lo que ocurrió con la Revolución Francesa: tras sólo 30 años, Luis XVIII estaba otra vez en el trono. Por eso es tan importante la desobediencia civil no violenta.

¿Cuál sería, en tu opinión, la principal aportación del movimiento de “Iaioflautes”?
Muchos de mis compañeros han sido luchadores toda la vida, por ejemplo, en los sindicatos y otras organizaciones contra el franquismo. Tienen en eso mucha más experiencia que yo. Por eso hemos de valorarlos como un referente en la lucha. Pueden aportar su gran experiencia. ¿De qué manera? Por ejemplo, con su tranquilidad y sosiego ante la gente que pretende hacer la revolución en dos días. Es cierto que las cosas han de cambiar, pero con sus fases, ritmos y pausas. Por eso, una de las principales consignas de los “Iaioflautes”, casi desde su nacimiento, es “caminamos despacio porque vamos lejos”.

¿Qué te aporta la implicación en este colectivo de mayores?
Sobre todo, compartir ideas y divulgarlas entre la gente. Como antigua docente (trabajé diez años como profesora de lengua en un colegio de la región de Lorena) intento educar a las personas. Esa es mi vocación. Porque hay mucha gente, dentro de la llamada “mayoría silenciosa”, que no se movilizan porque no saben. Y para eso estamos los “Iaioflatutes”…

¿Qué destacarías de los “Iaioflautes” respecto a otros movimientos sociales?
En el resto de organizaciones la lucha es más lógica y natural. Es gente más joven, y podrán beneficiarse de lo que conquisten. Pero los “Iaioflautes” defienden los intereses de sus hijos y nietos. Con una pequeña pensión, que ahora se nos recorta, mantienen en muchos casos a sus familias. Te diría que es lo que más me agrada de los “Iaioflautes”, su falta de egoísmo. Nos movemos para que los derechos conquistados puedan disfrutarlos nuestros hijos y nuestros nietos.

Por otra parte, ¿cómo están afectando los “recortes” a las personas mayores?
Son inicuos, porque hablamos de pensiones muy bajas. Hay una cosa muy clara: estamos volviendo al siglo XIX. Ahora bien, en España ocurre algo especialmente duro. Así como en Francia hay una izquierda, una derecha y una extrema derecha política, en España es el PP el partido que integra a la ultraderecha. A veces, cuando escuchas a los portavoces del PP, parece que sea el mismo Hitler quien habla.

Personalmente, ¿qué te mueve a la lucha?
Este mundo no puede continuar así. El capitalismo es hoy un muerto viviente que los de “arriba” mantienen en estado vegetativo bajo transfusión. Particularmente, pienso que cualquier forma de capitalismo resulta inviable: no es sino dinero en circulación para producir más dinero. Por esa razón lucho, porque creo que otro mundo es posible aunque puede que los mayores no lo veamos.
¿Cómo te definirías ideológicamente?

Soy libertaria. Y lo he sido toda la vida sin saberlo. He educado a mi hijo, José Luis, de manera que me ha salido un anarquista convencido. Él ha hecho cosas que no he podido hacer yo a lo largo de mi vida. Además, gracias a él, militante anarcosindicalista, y a un hermano, he ido adquiriendo conciencia política. Por otra parte, soy hija de padre socialista y madre gaullista. Cuando vivía en Francia votaba a De Gaulle, aunque me consideraba una gaullista de izquierdas. Actualmente voto al Frente de Izquierda de Melenchon.
¿Cómo entiendes el ideal libertario?

Creo que tiene que ver con mi naturaleza profunda. Pienso que las cosas valen si se parte del acuerdo libre entre la gente, no por el mandato de los de “arriba” ni por lo que se afirme en los libros. Por eso fue para mí un detonante, como una “chispa” para la toma de conciencia, la llamada “primavera valenciana” y la represión estudiantil de hace más de un año. La imagen fue terrible. Me encontré en la calle con un grupo de jóvenes que corrían delante de la policía antidisturbios, de negro y con la porra en alto. Yo estaba cerca y llegaron a empujarme.

Por último, ¿cómo valoras la relación entre partidos de izquierda y movimientos sociales?
Me parece que son más bien contradictorios. En ese sentido soy también bastante libertaria. Los aparatos de los partidos imponen sus mandatos desde “arriba” para que las bases los apliquen. Por el contrario, en los movimientos sociales –el 15-M, la PAH, el Frente Cívico o los “Iaioflautes”- decidimos las cosas entre nosotros. Mediante la asamblea. Las cosas funcionarán el día que todas las organizaciones sociales vayamos juntos en la misma dirección.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter 

dimarts, 8 d’octubre de 2013

Diaris de ficció - Finals Juliol (continuació)




                                      Diaris de ficció


Com podrien els tirans regnar segurs dins un país, si no es procuraven
grans aliances part defora?

William Shakespeare, escriptor anglès (1564-1616)

Finals de juliol 1994 (continuació i final)


Bueno, así que hablas la lengua del imperio, por el color de tu piel y tus ojos oscuros al principio pensé que podias ser griego. Sí, ya lo sé, para nada, soy vasco, y tú, ¿de dónde eres?. No, yo no soy ni griega ni vasca. Tu que dices?. Podias ser...Qué?. No sé, no tengo ni idea. Sí lo adivinas te invito a una ronda. No me hagas pensar a estas horas i como està la mar. Qué passa te mareas?. No, però no me plantees adivinanzas a estás horas. ¿Vale?. Puedes decir qualquier sitio, es como un juego, cada vez que te equivoques te daré un pelizco. ¿A dónde? No, mejor, te arrancaré un pelo de esos que se te asoman por la camisa. Eres perversa... y todavía te ries. Es que me hace mucha gracia, la cara de jodido que pones. Encima cachondeo, mira que eres mala. No lo sabes bien. Lástima que no tengas tiempo de comprobarlo. Claro, llegamos mañana, así que lo que no ocurra está noche, no ocurrirá. No puedo retirarme muy tarde. Yo sí, nadie me controla. Antes te he visto acompañada...Sí suelo ir con malas compañias.

( Se m'havia acabat la pinya i al fons del got quedava un beuratge insipit. Si me'n demanava un altre podia ser compromés.)

Oye, nos hemos quedao solos. Sí, eso parece. Toda la sala para nosotros i el barman, en medio de una tormenta en el mar Egeo. Es sorprendente. Eso no me lo predijo mi horóscopo. Oye tu sabes interpretar...la mano?. Pues claro, es mi especialidad, me dedico a decirle la buena ventura a los turistas. No me digas que te tienen aquí para eso. Cómo lo sabes?. Y tú me leerías la mano?. Palabrita del niño Jesús que te lo iba a adivinar todo. Entonces no me interesa. Bueno, casi todo. No. Bueno, un poquito. Vale, pero poco, eh?. A ver, venga esa mano...Uy! tienes mano de señorito, tu debes trabajar poco, con estas manos... no, no me lo digas. A ver, a ver...En el amor no te fue bien, bien... del todo. Por lo que veo ahora no estás casado. Si nos ponemos así no juego. Espera, trae esa mano que termine la faena si no no me la vas a pagar. No si no te la iba a pagar. Por qué?. Porque no quiero. Bueno, pues traeme un vaso de agua.

Sube conmigo, Carmen. ¿A dónde?. Sígueme y no hagas preguntas. Subir escaleras a estas horas no es mi deporte favorito. Venga. No quiero. Pero si no es nada, te quiero dar una sorpresa. Hummm! Creo que me quieres tirar al mar. Que va!, ahora vamos a ver la tormenta. Las tormentas se aguantan, no se contemplan. Mira, nos estiramos en una tumbona i miramos el cielo. Pero si llueve a cántaros. I a todo esto tú cómo te llamas?. Doroteo. Encantada. ¿y Tú? dejémoslo en Carmen, pero ¡jo! sueltame la mano, ¿a dónde me llevas?. Que te digo que me sueltes, so pesao!

Em vaig veure pujant l'últim tram de l'escala. En obrir la porta de coberta el vent bufava amb força i per poc no ens caem de tots dos escales avall. Jo m'havia vestit amb una falda negra drapejada, una camisa blanca de seda, calces negres, amb lligues i sabates de xarol negres de taló alt. El xal em va venir molt bé per abrigar-me. Feia un vent terrible i la veritat és que jo no sabia ni per què em veia de coprotagonista en aqueslla absurda estravagància. Em va fer seure en una gandula i ell amb altra al costat. Va començar a acoronar-me. Pero a mi, amb aquella tempesta no em feia profit, i em vaig maleïr mil voltes per fiar-me d'un desconegut que a més n'estava boig. I jo tenia fret, i ell pudia a conyac. Em va agafar de sobte i em dir, sígueme i va i s'hi enfila per sobre una frontissa al capdamunt del vaixell de no més de quaranta centímetres d'ampla, per on anaven, a mode de barana, uns pals de ferro lligats amb una coda grossa que vorejava la frontissa. Ell va tirar endavant y jo de sobte hi seguí. Quan me'n adone ens trobaven a la part superior del buc enmig d'una tormenta dels dimonis, i sense saber cap on tirar, si cap avant, seguint al cap de suro aquell, o cap enrrere...Em viag mossegar els llavis, convençuda de que era l'últim gest que faria en la vida. Vaig pensar que havia arribat la fi dels meus dies. I posant tota la meua atenció en no rellisgar amb l'aigua de la plutja i anar al fons del mar a divertir als peixos, vaig posar els cinc sentits en arribar a l'altre extrem sense morir amb l'intent. El vent era ferestec i la pluja m'esborrava la visió. Anem a pamps, vaig pensar.

Quan vaig arribar a l'altra punta del vaixell, cara al vent ell somreia mefistotèlicament. Em vaig apropar i plaf! li vaig pegar una galtada que li van fer palmes les orelles. El soroll s'imposà al bram del vent i al rugit del mar. Tot seguit em vaig adreçar a la porta, amb penes i treballs acosseguí obrirla y vaig baixar com una axalació amb els talons a les mans cap al camarot.





dilluns, 7 d’octubre de 2013

¿Qué pasa con la educación?


07-10-2013



   ¿Qué pasa con la educación?



                                          La educación se transmite con conocimientos y también con  valores                                           


Entrevista con Rosa Cañadell sobre ¿Qué pasa con la educación? Preguntas (y respuestas) más frecuentes (I)

“La mayoría de padres y madres sí valoran la educación que reciben sus hijos en las escuelas públicas”


El Viejo Topo



Activista incansable, psicóloga, profesora, delegada sindical y ex portavoz de USTEC-STES, Rosa Cañadell es autora de numerosos libros y de un gran numero de artículos publicados en revistas nacionales e internacionales.

Nuestra conversación se ha centrado en su última obra, editada por El Viejo Topo en su colección “Preguntas (y respuestas) más frecuentes”.

***
Claro, informado, excelentemente argumentado, mejor escrito… Una joya. Felicidades Rosa. Empiezo por el preámbulo. Señalas en él que la educación, por definición, ideológica. ¿Qué significa eso de que la educación es ideológica? ¿Por qué es así y debe ser así?

La educación transmite conocimientos pero también valores. La selección de estos contenidos, la metodología utilizada, los valores que se pretende transmitir, la organización de los centros… todo ello define una opción ideológica.
De hecho esto es algo que saben todos los gobiernos, tanto de derechas como de izquierdas, y la prueba es que cuando hay un cambio social y político importante, lo primero que se cambia es la educación. Esto sucedió durante nuestra última República y lo mismo con la dictadura franquista. Esto sucedió en la dictadura de Pinochet y en la revolución de Nicaragua.

En la sandinista, en el primer sandinismo, allí nos conocimos y allí empecé a admirarte.
Partes, señalas, de que la educación es fundamental para “el desarrollo integral de nuestros chicos y chicas”. ¿Qué es eso del desarrollo integral de nuestros niños y jóvenes?

Implica que el objetivo de la educación no es solamente transmitir conocimientos “útiles para trabajar”, sino también útiles para una vida en sociedad. Que la educación trata de hacer personas cultas, sensibles, creativas, solidarias… y no sólo “buenos trabajadores”. Para ello es importante, no sólo los contenidos instrumentales, sino todo aquello que pueda desarrollar el espíritu crítico, la capacidad de intervenir en la mejora de la sociedad, la capacidad de ordenar la propia vida, de disfrutar con la música, el arte, etc.

Afirmas que la educación es esencial para la “cohesión social de nuestra comunidad”. ¿Por qué? ¿Cómo se alcanza esa cohesión social?

La educación pública tiene (o debería tener) como objetivo dar las mismas posibilidades de desarrollo personal e intelectual a todos los niños y niñas, independientemente de su origen social, económico o cultural. Es lo que se llama, lo que llamamos igualdad de oportunidades. Cuando esto no es así, la división y segregación social a partir de los recursos económicos y culturales de las familias, se consolidan y se aumentan las desigualdades, con lo que la sociedad está cada vez más dividida y segregada.

Señalas en el libro que la educación debe servir para conseguir un trabajo digno y tener una vida plena. Pero ¿cómo puede ser eso posible si los trabajos que se ofrecen aquí y allí tienen muy poco que ver con la dignidad y con la posibilidad de tener una vida mínimamente digna?

Varias cosas. Por un lado, incluso en momentos de crisis y paro desorbitado, los y las jóvenes con estudios tienen un porcentaje mayor de encontrar un puesto de trabajo. Así, según datos del INE, en 2011, un 43% de los jóvenes entre 25 y 30 años que no habían aprobado la ESO estaban en paro, mientras que este porcentaje se reduce hasta el 17 % en el caso de los jóvenes que terminaron la universidad. Y por otro lado, la vida va más allá del trabajo, y una educación global, que estimule la lectura, la imaginación, el placer por el arte, la música, la capacidad de relacionarse, de implicarse socialmente, etc. ayudan a tener una vida más digna y más satisfactoria.

La crisis, señalas en el primer apartado del libro, ha sido la excusa perfecta para implementar un modelo neoliberal en el ámbito de la educación. ¿Nos explicas brevemente las características de ese modelo? ¿Por qué lo aceptamos si lo aceptamos?

El modelo neoliberal parte de la base que la educación es un bien individual y su valor es básicamente económico y, por lo tanto, debe estar sujeto a las leyes del mercado como cualquier otra mercancía. La educación, así entendida, pasa a estar al servicio de la economía en su doble vertiente: por un lado, debe estar “adaptada” a las necesidades de las empresas y del mundo laboral y, por otro, debe ser “rentable”, o sea, gestionada con criterios empresariales y ser susceptible de negocio privado. Este modelo educativo no considera ya que es el Estado el que garantiza el derecho a la cultura y a la formación, sino que son los individuos los que deben “invertir” en educación, con lo que los “educandos” o sus familias, se convierten en los nuevos “clientes”, con derecho a elegir y a exigir resultados satisfactorios que rentabilicen su “inversión”. Y los educadores, a su vez, pasan a ser meros trabajadores al servicio de las demandas del mercado, que se limitan a implementar currículos y metodologías que los “expertos” decidieron y que los nuevos gestores de los centros educativos llevan a la práctica de forma “eficaz”: más resultados con menos recursos.
Se trata, en definitiva, de desmantelar la educación como servicio público. Pero, además, esta estrategia neoliberal, no trata sólo de disminuir el dinero público destinado a sanidad, educación, servicios sociales, etc. sino que responde, también, a otros objetivos que forman parte igualmente de la doctrina neoliberal, como es el desmantelamiento de nuestro incipiente estado del bienestar y la privatización de todos los servicios.
En este sentido los laboratorios de ideas financiados por entramados financieros, empresariales e instituciones políticas contemplan los servicios públicos como un obstáculo para sus intereses. Cualquier instrumento susceptible de compensar desigualdades, que sea gratuito, universal, con garantías laborales y que resulte, a la vez, fuente de ocupación pública es acusado, contra toda evidencia, de poco productivo, oneroso, escasamente dinámico y obsoleto. Esta creencia ha sido vehiculizada por los medios de comunicación controlados por el empresariado o las fundaciones privadas, y ha influido enormemente en la opinión pública, lo que está dificultando una oposición masiva.

Apuntas una paradoja en tu ensayo: el profesorado de la enseñanza pública es uno de los colectivos más valorados por la ciudadanía, sin embargo la educación pública ha sido reiteradamente criticada y desvalorizada. ¿Por qué, por quiénes, con qué objetivo?

Las razones son las mismas. Los medios de comunicación y una gran mayoría de políticos se han dedicado a desprestigiar la educación pública, con datos y estadísticas que no siempre se corresponden con la realidad, y que están muy lejos de la experiencia real que tienen la mayoría de padres y madres que sí valoran la educación que reciben sus hijos en las escuelas públicas.
El objetivo, evidentemente, es desprestigiar lo público para poder privatizar sin demasiada oposición.


¿Por qué crees que tantos alumnos españoles no tienen estudios post-obligatorios? ¿Es sistema público fracasa en este nudo?

No es el sistema público el que fracasa en este sentido sino el sistema educativo en general. En este país tenemos un problema con la formación profesional, que está desprestigiada y poco promocionada. Por un lado, no ofrece ni suficientes plazas gratuitas ni suficientes incentivos para que los jóvenes cursen estos estudios, y, por el otro lado, durante los últimos 10 años, el mercado de trabajo ofrecía ocupación bien remunerada (sobre todo, en la construcción y turismo) a muchos jóvenes sin preparación, lo que desincentivaba enormemente el continuar estudiando.
El fracaso escolar y el abandono prematuro son dos de los males más importantes en nuestro sistema educativo, que, además, se concentran generalmente en las clases sociales menos favorecidas. Pero no es sólo un problema educativo sino también de mercado de trabajo.

Cuando se habla de la doble o triple red, uno se queda más que sorprendido. ¿Por qué España es campeona mundial, sin apenas competidores, en asuntos de escuela concertada? ¿Por qué es tan importante la privada concertada en el País Vasco, en Navarra, en Cataluña, y más concretamente, en la ciudad de Barcelona?

Los conciertos en el Estado español son consecuencia de los 40 años de abandono de la educación pública por parte de la dictadura. De hecho, la educación en este país, durante todo el franquismo, se dejó en manos de la Iglesia y sólo para aquellos que se la pudieran pagar.
Con la democracia, con la nueva situación, se hizo un gran esfuerzo en construcciones y profesorado para cubrir una educación pública y gratuita de calidad.
Pero ante la dificultad de construir suficientes centros públicos, frente a la gran demanda de plazas escolares, el PSOE aprueba una ley en el año 1985, la LODE (Ley Orgánica del Derecho a la Educación), en la que se establece que allí donde no lleguen los centros públicos, el estado podrá “concertar” (subvencionar con dinero público) los centros privados que cumplan una función social y que funcionen bajo los criterios de gratuidad y no segregación en la admisión de alumnos.

Allí donde no lleguen y mientras no lleguen.

Exacto. Sin embargo, el objetivo inicial de estos conciertos se ha desvirtuado con el paso del tiempo y, finalmente, los centros concertados (salvo algunas honrosas excepciones) acaban siendo centros privados que funcionan como tales, que cobran cuotas a los padres y madres y que seleccionan al alumnado, sin que por ello dejen de estar subvencionados con dinero público (unos 3.900 millones de euros al año).

¡Casi 4 mil millones!

Exacto, no me he equivocado. En Cataluña, los 23 años de gobierno de la derecha nacionalista (CiU) sirvieron para aumentar progresivamente el número de estos conciertos. Y, últimamente, otras comunidades autónomas con gobiernos de derecha, como Madrid y Valencia, están aumentando también los conciertos. No es más que una cuestión de ideología política de aquellos sectores más directamente vinculados con los poderes de la Conferencia Episcopal y de las patronales religiosas. Algo del todo infrecuente en los demás países de la Unión Europea.

Por cierto: ¿la privada concertada no es una contradicción en sus términos desde un punto de vista incluso neoliberal? ¿Dinero público para financiar un negocio privado frente a otros negocios sin apoyos públicos? ¿No va en contra de la sagrada ley de la competencia? Por cierto, ¿cuánto dinero público llega a las escuelas privadas?

Sería una contradicción si nuestra derecha política fuera realmente "liberal". El problema es que el neoliberalismo, de hecho, no defiende prescindir del estado, sino construir un estado que esté al servicio de sus intereses.
En este país, cuando se habla de privatización, sea de la educación o de la sanidad, nunca se habla de empresas privadas, sino de "gestión privada" del dinero público, o sea, enriquecimiento de las empresas a partir del dinero de todas y todos. De la misma manera que se están "salvando" los bancos y no las personas, se están financiando empresas privadas (de salud y de educación) con el dinero público. Solamente en educación, como antes señalaba, se destinan unos 3.900 millones de euros públicos anualmente a financiar centros privados.

Hablas de escuela privadas sin concierto. El president Mas y sus hijos fueron a una de ella. Aula concretamente. ¿Cuánto cuesta una de estas escuelas privadas? Por cierto, ¿se practica la denominada inmersión lingüística en esas escuelas privadas?

Siento mucho no poder contestar a esta pregunta. La verdad es que no tengo ni idea de lo que puede costar la escolarización en un centro privado no concertado, es algo que está muy lejos de mi entorno. Este tipo de centro acostumbra a ser muy elitista y no religioso. Y normalmente se estudia en varios idiomas. Desconozco si hay inmersión lingüística, pero imagino que no.

No, no la hay o no la había, yo fui profesor de teoría de la argumentación durante dos cursos en los años noventa. Afirmas que en Finlandia el 97% de los estudiantes acuden al sistema público. ¡El 97%! ¿No estás equivocada? ¡No puede ser! ¿Pero no dicen que está demostrado que la privada forma mejor y luego se dice también que Finlandia es el país del mundo con mejores resultados escolares?

No estoy equivocada, es un dato muy relevante que normalmente se les "olvida" a los "especialistas" en educación. La verdad es que, no solamente Finlandia, sino la mayoría de países europeos tienen un sistema público que llega a casi toda la población. Como no existen los conciertos, los centros privados son muy caros y muy minoritarios.
En todo caso, no hay ningún estudio que demuestre que la educación privada es mejor que la pública, de hecho todos los informes demuestran que si bien en algunos indicadores los resultados escolares en los centros privados concertados son mejores, ello no se debe a una mayor calidad en la educación que imparten sino a que concentran el alumnado que proviene de familias con mejores condiciones económicas y culturales, pero todos los indicadores (PISA incluido) demuestran que, a igualdad de condiciones socioeconómicas, el alumnado obtiene resultados similares en centros públicos o privados.

¿Por qué, como creo que defiendes, el derecho a elegir no debería existir en un servicio público como la educación?

En realidad, no sólo lo defiendo yo, sino que incluso desde la misma OCDE se alerta: "la introducción de mecanismos de elección en las escuelas puede dar lugar a la segregación y a más desventajas para los que están en peor situación" De hecho, en la mayoría de países europeos, el lugar de residencia de la familia y su cercanía a la escuela es el elemento fundamental para asignar el centro, tanto en primaria como en secundaria.
El derecho a elegir, cuando hablamos de servicios públicos, no debería existir por varias razones: primero porque no es posible que la Administración pueda garantizar todas las preferencias individuales; segundo, porque el dinero público no puede utilizarse para satisfacer los intereses personales, sino que debe servir para garantizar la igualdad del servicio para todos los ciudadanos y ciudadanas; y tercero, porque el derecho a elegir no es más que el privilegio de unos pocos que tienen la posibilidad de hacerlo, bien porque su dinero se lo permite (y pueden pagar un centro privado o privado concertado) o bien porque su situación social les permite tener acceso a mayor información, con lo que pueden buscar las estrategias adecuadas para matricular a sus hijos en el centro que deseen.

Es muy pertinente lo que señalas y argumentas.

La libertad de elección no es más que una estrategia para situar a la educación dentro del mercado y, como todo lo que funciona según las leyes del mercado, los efectos negativos recaen siempre sobre las clases con menos recursos.

Te pregunto a continuación por la heterogeneidad de la educación pública...
Un bien en sí mismo. Cuando quieras.

Salvador López Arnal es miembro del Frente Cívico Somos Mayoría y del CEMS (Centre d’Estudis sobre els Movimients Socials de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona; director Jordi Mir Garcia)

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Compartir esta noticia: