diumenge, 9 de febrer de 2014


Entrevista con Fernando Magán, abogado de familiares de desaparecidos y asociaciones de la memoria
"La presencia del Relator Especial de la ONU, un hecho positivo"

Crónica Popular



El día 23 de enero, familiares de desaparecidos, represaliados, y las Asociaciones de la Memoria se reunieron en Madrid con el Relator Especial de la ONU para la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, Pablo de Greiff, que visita España en misión especial desde el mes de enero, para exponerle la situación de las víctimas causadas por el fascismo, así como hacerle saber la lucha de familias y asociaciones para la recuperación de su dignidad.
Los abogados de Derechos Humanos se reunieron con él señor de Greiff el día antes.
Sobre todo ello, hablamos con Fernando Magán, abogado presente en esta reunión. Fernando Magán es defensor privado y voluntario en conocidas causas públicas y presta apoyo a asociaciones y familiares. 

¿Quién es el relator de la ONU y qué función cumple en España?
Pablo de Greiff visita España, como país firmante de la Carta de Naciones Unidas, Declaración Universal y otras normas de la máxima institución internacional, trayendo una misión de vigilancia y comprobación del grado de cumplimiento de los derechos humanos por razón de las víctimas causadas por la Dictadura. Greiff es alto funcionario de Naciones Unidas nombrado por un periodo de tres años que le obliga a emitir un informe anual ante el Consejo de Derechos Humanos y la Asamblea General, lo que en esta ocasión habrá de hacerse para el próximo mes de Septiembre. Es una figura que interviene y presta asistencia en todos aquellos países y conflictos donde han existido violaciones masivas, promoviendo la justicia transaccional.

Se ha empleado el término “transaccional” para referirse a la justicia ¿Qué es la “justicia transaccional”?
Es el conjunto de medidas de las que un país ha de dotarse para superar graves y grandes conflictos sociales y políticos y obtener para todas las víctimas el reconocimiento de sus derechos. Derechos que el relator especial expresaba que quedaban configurado bajo cuatro pilares básicos: el derecho a la verdad, a la justicia, a la reparación y las garantías de no repetición.

¿Cómo ha transcurrido la reunión? ¿Puedes reseñarnos algo especialmente?
La reunión transcurrió durante dos horas y a ella asistió un equipo de los compañeros que promueven y sostienen la querella planteada en Buenos Aires, así como yo mismo como una de las personas que ha intervenido ante los tribunales internos en reclamación de justicia para las víctimas del franquismo.
Por mi parte, dada la nula eficacia práctica obtenida de los tribunales de justicia para las víctimas hice hincapié en llegar a otras medidas normativas y complementarias que superen la denominada ley de Memoria Histórica.
Desde el día 22 de enero se está reuniendo con familiares de los demócratas fusilados y desaparecidos, con sus abogados, más con otras personas que han participado en el descubrimiento de fosas comunes

¿Nos puedes hablar de los “cuatro pilares” que menciona el señor De Greiff, de su significado y aplicación?
El pilar de la Verdad lleva a fijar de forma oficial cuales son los hechos y quienes son todas aquellas personas que sufrieron padecimientos por razón del golpe militar y su posterior dictadura.
El pilar de la Justicia en nuestro caso sería una legislación que proporcione reales, correctos y proporcionados derechos a las víctimas. El pilar de la Reparación conduciría a que el reconocimiento legal de derechos sea auténticamente efectivo y, en nuestro caso, supere todo trato discriminatorio. Y las garantías de no repetición seria otro conjunto de medidas que prevenga a la sociedad y a todas las generaciones futuras contra las consecuencias y contra los hechos que causaron esa tragedia humana. Obviamente, nada de ello está recogido en la ley de Memoria Histórica y lo que quedó esbozado no tiene eficacia reparatoria ni siquiera buen cumplimiento.

¿Cómo se puede salir de este conflicto si ningún gobierno cumple las disposiciones de las comisiones de Derechos Humanos de la ONU?.
En principio, la presencia del relator especial es un punto positivo y puede acentuar el poner a España en el punto de mira internacional sobre el grado de cumplimiento y la adecuada legislación para reparar dignamente a las víctimas de la Dictadura. Pero, como dice una máxima, los derechos no se otorgan sino que se conquistan y se ejercen. Y en ello ha de estar el objetivo básico, común y realista, por parte de las víctimas y las asociaciones que actúan en su favor.

¿Se hace imprescindible una Comisión de la Verdad y un Estatuto de Víctimas del franquismo? ¿De qué ha de auxiliarse esa Comisión y el Estatuto?.
Sin duda alguna, si realmente esos pilares de Verdad y Reparación queremos que sean definitivamente una realidad. De ellos deben resultar los hechos y las víctimas y como se ha de reparar a éstas. A mi modo de entender, ha de ir acompañado de un órgano estatal que profundice en la búsqueda, localización, identificación de personas y de los lugares donde puedan hallarse paraderos hasta ahora desconocidos.
La Ley de Memoria Histórica no ha cumplido mínimamente con este objetivo, que se contempla bajo colaboración administrativa, pero que realmente sus distintas instancias se evaden de forma generalizada de este problema. Por tanto, es necesario ese órgano estatal que lleve la iniciativa, incluso bajo los datos proporcionados por las asociaciones ante la Audiencia Nacional y que después de varios años no ha avanzado. Son cuestiones que expresamente resalté ante el Relator Especial.

La ley de Memoria Histórica prevé la supresión de símbolos fascistas, ¿es así?, ¿qué otras medidas harían falta?

Así es, la LMH dejaba prevista la supresión de los símbolos fascistas y la exaltación de nombres que promovieron la tragedia golpista y dictatorial, la reconversión del Valle de los Caídos, etc., pero poco se ha avanzado en ello, entre otras razones, porque tampoco existe un órgano estatal que asuma este objetivo. Las garantías de no repetición no quedan cumplidas mientras estas medidas no se hagan realidad. Para garantizar la no repetición de los crímenes fascistas se ha de educar en la democracia, volcarse en los medios de enseñanza y reprobar en los libros de texto la celebración y exaltación del fascismo y sus personajes

Después de tantos años de lucha, ¿crees que está cerca la solución democrática?, ¿qué dificultades se encuentran a la vista y qué puede resolver el problema del franquismo heredado?
La democracia española que nace de un pacto entre los representantes de la Dictadura y los representantes de los tradicionales partidos democráticos tenía como finalidad pasar página sobre los hechos que buscamos tengan debida y adecuada reparación. Por tanto, la solución democrática pasa por superar el periodo nacido de la Transición y adentrarnos en un nuevo periodo constituye donde el franquismo quede expresamente rechazado por ilegal.
Si atendemos a muchas, aunque tímidas, manifestaciones que desde el poder político se expresan ese momento de ruptura pudiera estar cercano.

¿Hay alguna otra actuación ante la Justicia aparte de la misión del señor De Greiff?
Aparte de la dimensión política de la que hablamos, incluso para mantenerla, es preciso seguir con las iniciativas judiciales pues, en lo que subyace, también sirven para sostenerlas. Hay que precisar que, en fechas recientes, se ha presentado una nueva demanda ante el Tribunal de Estrasburgo, procedente de hechos y actuaciones efectuadas en La Rioja. Mantener estas iniciativas ante este Tribunal es de importancia por cuanto sirve para seguir recordando la recomendación a España por parte del Consejo de Europa.

En relación con la Ley de Amnistía, la fiscalía general del Estado ha ordenado retirar un recurso ante el Tribunal Constitucional sobre este concreto tema; también ha quedado expresado un voto particular en una resolución de la Audiencia Nacional que reiteraba la misma necesidad; por tanto, el grupo inicial que acudió ante dicho órgano central hará efectiva estas pautas que quedan en minoría y llevará en los próximos días ante el Tribunal Constitucional para que haga pronunciamiento expreso sobre la Ley de Amnistía.

También queda previsto y, en tanto la Audiencia Provincial de Madrid resuelve definitivamente sobre la competencia para investigar el robo de niños durante la Dictadura, se irá preparando otra demanda para que también el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre este asunto. Todo ello sin perjuicio de las adhesiones que puedan añadirse a la querella argentina.

¿Cuál es la valoración que haces sobre esta misión del Relator Especial de la ONU?
Hace poco tiempo que estuvo en España una delegación del Grupo de Trabajo para investigación sobre las desapariciones forzadas, ahora nos visita el Relator Especial para los Derechos Humanos, pues, entonces, existe un evidente interés al máximo nivel sobre el problema español derivado de la Dictadura; pero, sin embargo, por el contrario, las víctimas y las asociaciones no han venido explorando suficientemente esta vía.
Lo cual me lleva a hacer una recomendación que es la de hacer denuncias mediante formularios que pueden ser hallados en las páginas de internet de estos sitios. Estoy dispuesto a prestar colaboración tan pronto como ello comenzara a tomar cuerpo.




Compartir esta noticia:       
Publica un comentari a l'entrada