divendres, 31 d’agost de 2012

La banca ética. ¿A quién sirve mi dinero?




¿A quién sirve mi dinero? ¿Te lo has preguntado alguna vez?
 Conferencia sobre "Dinero y Conciencia".




Marinaleda. El sueño de la tierra









La situación española continua agravándose a tal grado que los expertos en economía temen que pueda hacer tambalear la zona euro. Un pequeño pueblo andaluz, sin embargo, se enfrenta valerosamente a la crisis. Con apenas 2.700 habitantes, el pueblo de Marinaleda parece inmune a los gigantescos problemas que agobian a las demás localidades españolas. Desde 1979, Marinaleda es gobernada por el carismático Juan Manuel Sánchez Gordillo quien otrora tuvieran el honor de haber sido el alcalde más joven del país, y en los pasados años ha sido reelegido siempre con gran mayoría de votos.
El pueblo no tiene policía los costes de la propiedad de una vivienda suman quince euros al mes, por los servicios de una guardería se paga doce, y por los de un gimnasio sólo dos.

Cooperativa:

El territorio que ocupa la localidad, con una superficie total de 1200 hectáreas, era inicialmente propiedad de un duque, uno de los principales terratenientes de España, pero ahora pertenece a una cooperativa de cuyo funcionamiento son responsables todos los habitantes. 

Al contrario de muchísimos municipios españoles que dependen de apoyo para sobrevivir la actual crisis, Marinaleda, cuya principal fuente de ingresos es la agricultura, tiene su presupuesto en orden y una bajísima cifra de desempleo (3 por ciento), es decir una parte del promedio de la región.

dijous, 30 d’agost de 2012

Marinaleda :pueblo español inmune a la crisis

dimarts, 28 d’agost de 2012

L'estaca Lluis LLach


L'estaca - Lluis Llach (Democràcia Real Ya)




L'estaca
Text i música: Lluis Llach

L'avi Ciset em parlava
de bon matí al portal
mentres el sol esperàvem 
i els carros vèiem passar.
Ciset que no veus l'estaca
a on estem tots lligats?
Si no podem desfer-se'n
mai no podrem caminar!

Si estirem tots ella caurà 
i molt de temps no pot durar
segur que tomba, tomba tomba,
ben corcada deu ser ja!

Si jo l'estiro fort per aquí
i tu l'estires fort per allà
segur que tomba, tomba , tomba
i ens podrem alliberar!

Però Ciset fa molt temps ja
les mans se'm van escorxant!
I quan la força se me'n va
ella és més ampla i més gran.
Ben cert sé que està podrida,
però és que, Ciset, pesa tant!
que a cops la força m'oblida.
Torna'm a dir el teu cant:

Si estirem tots…

L'avi Ciset ja no diu res 
mal vent que se l'emportà
ell, qui sap cap a quin indret
i jo a sota el portal.
I mentres passen els nous vailets
estiro el coll per cantar
el darrer cant d'en Ciset
el darrer que em va ensenyar:

Si estirem tots...